El itinerario jurídico del
Opus Dei (2)
Parte 2/3 R. Reynaud 41
Provida Mater Ecclesia
• Constitución apostólica
Provida Mater Ecclesia
promulgada el 2 de
febrero de 1947, creó la
nueva figura de los
Institutos seculares,
dependientes de la
Sagrada Congregación
de Religiosos. Con ello
se buscaba una
secularidad
consagrada,
terminología a la que
llegaron m ás tarde.
Conceder sin ceder
con ánimo de recuperar
• La imposibilidad de
encontrar la fórmula
jurídica conveniente
en las normas
vigentes en 1947, y la
necesidad de
conservar el derecho
de incardinación de
los sacerdotes,
obligaron a nuestro
• Padre a pedir a la Santa
Sede la aprobación de la
Obra como Instituto
Secular, solamente así se
consiguió, más tarde, la
aprobación definitiva el
16 de junio de 1950. O se
aceptaba así o
seguíamos sin sendero
que caminar (cfr. Carta de
Don Álvaro, 28 XI 1982).
Algunas características de los
Institutos seculares
• Condición secular de sus
miembros.
• Profesión de los consejos
evangélicos (pobreza,
castidad y obediencia)
• Ejercicio pleno del
apostolado
• Importancia, para cada
instituto, de sus propias
Constituciones
• Posibilidad de otorgarles un
régimen interdiocesano y
universal de derecho pontificio.
Una contradicción jurídica
• La fórmula de
Instituto Secular nació
de una ampliación del
concepto de status
perfectionis o estado
de vida consagrada,
mediante la profesión
de los consejos
evangélicos o votos
(28 XI 82).
¿Inconvenientes?…
• El documento afirmaba la
posibilidad de la
búsqueda de la santidad
en el mundo, pero el
enfoque era más en
términos de
acercamiento al mundo,
que de afirmación del
sentido cristiano de la
condición secular o laical.
El Opus Dei, Instituto Secular de Derecho
pontificio.
• El 24 de febrero de 1947,
se aprueba el Opus Dei
con la Sociedad
Sacerdotal de la Santa
Cruz como Instituto
Secular de derecho
pontificio, así como sus
Constituciones.
• La decisión de Pío XII se
formaliza en el Decretum
laudis, que lleva por título
Primum Institutum.
Decretum laudis: 1947
• Con la Provida Mater
Ecclesia se hizo posible
la aprobación pontificia
de la Obra mediante el
Decreto Primum
Institutum.
• Esto mereció el Decretum
laudis.
• Resultaba impensable
una entrega plena a Dios
que no se reflejara en
unos votos.
• Sin embargo, en el propio
decreto Primum
Institutum, n. 10, se
afirmaba tajantemente
que “los socios de la
Sociedad Sacerdotal de
la Santa Cruz y Opus Dei
no son religiosos”.
Aprobación definitiva: 1950
• La Obra recibió la aprobación definitiva de la
Santa Sede el 16 de junio de 1950, por el
Decreto Primum inter.
• Las mujeres llegaron a México en 1950.
El Decreto Primum inter
• Entre otras cosas, habla
de la unidad de vida y de
filiación divina. Dice que
el fundamento sólido
sobre el que se apoyan
todas las cosas en el
Opus Dei, y la fecunda
raíz que todo lo vivifica,
es el sentimiento humilde
y sincero de la filiación
divina en Cristo Jesús,
que es fruto del don de
piedad, con el que
dulcemente se cree en la
caridad paterna que Dios
tiene con nosotros...
•
Cfr. El itinerario jurídico del Opus
Dei, p. 240.
El Codex de 1950
• Se refiere a la existencia
de una pluralidad de
miembros, con diversas
posibilidades de
disponibilidad según sus
personales situaciones,
pero todos con un mismo
ideal, un mismo espíritu y
un mismo fin y régimen:
Numerarios, Oblatos (así
se llamaba a los
Agregados) y
Supernumerarios.
Secularidad
• En el decreto Primum
inter aparece la
secularidad como
rasgo configurador de
la fisonomía espiritual
de la Obra.
Pregunta a los participantes:
¿Qué es la secularidad?
• Es un modo de ser y
de actuar coherente
con la condición
laical, que supone
vivir en el mundo,
sin ser mundanos,
con libertad y
responsabilidad.
La vocación a la Obra es
llamada divina
• La adscripción al Opus
Dei es un fenómeno
vocacional, del
reconocerse situado
ante un Dios que invita
a responder con
plenitud
• Hay una unidad de
vocación compatible
con una diversidad de
situaciones.
Un dilata providencial
Pocas semanas después de la
aprobación definitiva se
produjo un dilata, injustificado,
que resultó providencial, ya
que en las semanas siguientes
el Señor le hizo ver a nuestro
Padre que, dentro del
fenómeno pastoral propio de la
Obra, cabían también los
sacerdotes incardinados en las
diócesis, que podrían ser
admitidos como socios de la
Sociedad Sacerdotal de la
Santa Cruz.
• No era, pues, necesaria una
nueva fundación, ni Dios le
reclamaba el sacrificio de dejar
el Opus Dei.
La Provida Mater Ecclesia consiguió una
aprobación canónica
• La Provida Mater
Ecclesia trajo ventajas
(se aprobaron los
Estatutos) e
inconvenientes
(seguimos dependiendo
de la S. Congregación de
Religiosos); pero hizo
posible la aprobación
definitiva. Nuestro Padre
concede sin ceder, con
ánimo de recuperar.
No somos un eslabón
• Nuestro Padre siguió
defendiendo la peculiar
naturaleza de los
Institutos Seculares,
tratando de evitar todo lo
que, pudiera llevar a
considerarlos como un
último eslabón en la
evolución del estado
religioso.
• Un sector doctrinal no
compartía su
interpretación de esa
figura.
En 1951 San Josemaría llevaba varios
meses inquieto, desasosegado.
• En enero de 1952 el
Cardenal Schuster le
mandó decir con unos
de la Obra de Milán:
Se prepara algo
grave; acuérdese de
su paisano San José
de Calasanz,
muévase.
Ante el peligro de dividir a la Obra,
acudir al Corazón de la Virgen
• Era un intento de alejar a
nuestro Padre del Opus
Dei y de dividirlo en dos
institutos diferentes, uno
de hombres y otro de
mujeres. Por este motivo,
acudió a Loreto, el 15 de
agosto de 1951, para
poner la unidad de la
Obra bajo el amparo de
la Virgen.
1951 y 1952: intento fracasado
• Este intento - fracasado
por la intervención
personal del Romano
Pontífice- vino a poner de
relieve una insuficiencia
grave de la configuración
del Opus Dei como
Instituto Secular: tal
figura aparecía
inadecuada para
defender eficazmente su
unidad institucional.
Juan XXIII
• El 25 de octubre de 1958 fue
elegido Papa el Cardenal Angelo
Roncalli, y tomó el nombre de
Juan XXIII.
Tres meses después, el 25 de enero de 1959, Juan XXIII
manifestó públicamente su propósito de convocar un
Concilio Ecuménico. En este contexto, el Fundador
estimó llegado el momento para plantear ante la Santa
Sede el problema institucional del Opus Dei y solicitar la
revisión de su estatuto jurídico.
Con el cardenal Tardini
• El 9 de abril de 1960, nuestro
Padre envió al Cardenal
DomenicoTardini, Secretario
de Estado y Cardenal
Protector del Opus Dei, una
consulta sobre la viabilidad de
proponer al Papa una revisión
del estatuto jurídico de la
Obra, para conservar intacta la
fisonomía espiritual del Opus
Dei. El Cardenal contestó que
no lo miraría, que iría al
archivo: reponatur in archivio.
• Tardini murió al año siguiente,
en 1961.
Mons. Tardini
Solicitud en 1962, de revisión
del estatuto jurídico
• Al fallecimiento de Tardini,
tomó posesión del cargo de
Protector del Opus Dei el
Cardenal Ciriaci, quien
aconsejó a Mons. Escrivá
plantear de modo formal la
cuestión ante el Romano
Pontífice. Nuestro Padre,
experto canonista, veía difícil
salida a esa petición.
• Nuestro Fundador fue recibido
por el Papa Juan XXIII.
El Papa Juan XXIII, “el Papa Bueno”
• En 1962 se puso la
petición en manos del
Papa Juan XXIII,
quien contestó que
había obstáculos
insuperables, en base
al derecho vigente.
• El Papa falleció antes
de concluir el Concilio
Vaticano II, en junio
de 1963.
Papa Paulo VI
• En el Cónclave celebrado
a los pocos días, resultó
elegido el hasta entonces
Cardenal Arzobispo de
Milán, Giovanni Battista
Montini, que tomó el
nombre de Pablo VI
(1963-1978)
• Ante la petición dio un
“dilata”. Nuestro Padre
traducía el dilata así:
“Tienes razón, pero no te
lo podemos dar todavía”.
Con un cardenal muy bueno
• Cuando eligieron a
Paulo VI, don Álvaro
fue a llevar los
documentos al
Cardenal Carlo
Confalonieri. Al
exponerle de qué se
trataba dijo: Esto ni lo
miro, reponatur in
archivio
• Y los papeles
pasaron al archivo
para dormir el sueño
de los justos
El Concilio Vaticano II:
nuevas perspectivas
• Especialmente con la
Constitución
Dogmática Lumen
Gentium, que
proclama la llamada
universal a la
santidad.
Posibilidad
• El decreto Presbyterorum
ordinis del CV II (1965) y el
Motu proprio de Pablo VI
Ecclesiae Sanctae (1966)
establecieron la posibilidad
de crear Prelaturas
personales.
En octubre de 1966 dijo nuestro Padre
• “Os tengo que decir
que lo del camino
jurídico ya está
resuelto, pero no nos
pondremos aún el
traje.”
• Transcurrieron 16
años antes de
ponernos el traje
adecuado.
A) El decreto Presbyterorum Ordinis
• De fecha 7 de diciembre
de 1965, recomienda la
creación de nuevas
estructuras jurídicas
para la atención
pastoral de peculiares
grupos de fieles, entre
otras: diócesis
personales y prelaturas
personales.
B) El Motu proprio Ecclesiae Sanctae
• El Motu proprio,
emanado para aplicar
algunos decretos
conciliares,
determinaba con más
precisión la figura
jurídica de las
Prelaturas personales
(6 de agosto de 1966).
•
Motu proprio es una decisión del
Papa, sin que intervenga ningún
organismo. Tiene menos entidad
que una encíclica. (Motu es
movimiento)
El Congreso General Especial
(1969-1970)
• El Motu proprio Ecclesiae
Sanctae: Recomienda
que los Institutos
Religiosos iniciaran
procesos de
renovación.
• Nuestro Padre, de
acuerdo con Pablo VI,
decidió convocar un
Congreso General
Especial, para hacer eso
mismo y para revisar el
Derecho particular del
Opus Dei.
La decisión de hacer un Congreso
General Especial fue providencial…
• 25-VI-1969: Convocatoria. 1-IX-1969: Inauguración.
• Nuestro Padre tuvo la extraordinaria delicadeza de
querer escuchar el parecer de todos sus hijos e
hijas. Fue una muestra de humildad de nuestro
Padre, porque la Santa Sede le había concedido en
1950 la facultad de modificar los Estatutos
directamente, sin consultar con nadie.
Ut sit!
Hay esperanzas
• En marzo de1976 y en
junio de 1978 el Papa le
concedió audiencias a
Don Álvaro. El Papa dio a
entender que ante los
nuevos documentos del
Concilio Vaticano II,
podrían abrirse nuevas
vías y lo animó a
prepararse. En la 2ª lo
animó a presentar la
solicitud; pero Paulo VI
murió en agosto, dos
meses después de la 2ª
audiencia.
El Papa Paulo VI percibió que dentro del
Vaticano había enemigos de Dios, dijo
• En una alocución, el 29
de junio de 1972: “Por
algún resquicio ha
entrado el humo de
Satanás al templo de
Dios” (J. Herranz, En las
afueras de Jericó, p.
172).
• Nuestro Padre también
comentó que, en la
Iglesia, el mal estaba
dentro y muy arriba.
Resumen de Aprobaciones
• Pía Unión: 1941. Dejaba fuera a los
sacerdotes.
• Sociedad de vida en común sin votos:
1943. Para que pudiera haber sacerdotes
que no pertenecieran a la diócesis.
• Instituto Secular: 1947 (Decretum Laudis)
y 1950. No podía haber supernumerarios
porque no debían hacer voto de castidad.
• La aprobación de
1950 significa la
aprobación
definitiva del Opus
Dei. ¿Sí o no?
• Sí.
• ¿Para qué queremos,
entonces, ser
Prelatura personal?
• No confundir la aprobación con
la configuración jurídica
definitiva.
• La doble función de la
configuración jurídica definitiva
implica:
• a) La secularidad de sus
miembros: sacerdotes y laicos
• b) Asegurar la unidad de la
Obra: forma una unidad
jurisdiccional con su Prelado
Iter jurídico
• 19 III 41: Pía Unión.
• 11 X 43: nihil obstat
• 24 II 47: Decretum
Laudis (Pío XII)
• 16 VI 50: Aprobación
definitiva de la Santa
Sede.
• 20 XI 82: Prelatura
personal (JP II).
• Fueron necesarias
muchas cosas, entre
ellas:
• C. Vaticano II (Juan
XXIII y Paulo VI)
• Nuevo CDC
• Erección de la Obra
como Prelatura
personal.
fi
Descargar

Diapositiva 1 - Autores Catolicos