El ministerio de los…
“Creced y
multiplicaos”
Énfasis de esta unidad
I. Motivación misionera
II. Entrenamiento del
grupo para la acción
misionera
III. Organización del grupo
para alcanzar sus
objetivos misioneros
Un célula (G.P.) con
objetivos trascendentes
Satisfacción emocional y
espiritual
–
–
–
Jesús fue sociable y cultivó un
ambiente de apoyo dentro de
su pequeño grupo
Parece ser que él tenía una
especie de núcleo dentro de la
célula de doce apóstoles:
Pedro, Santiago, Juan
Jesús visitaba a las personas
en sus hogares
Una célula con objetivos
trascendentes
Satisfacción emocional y espiritual
Un claro sentido de misión
–
el sentido de misión de Jesús le llevó a fijarse dos
objetivos claros
•
•
Salvar a tantos cuanto pudiese: Lc. 5: 29 - 32
Establecer un grupo pequeño
“Para que estuviesen con él (él sería el
modelo multiplicador reproducible), y para
enviarlos a predicar”
Jn 15: 16; 20: 21
Una célula con objetivos
trascendentes
Satisfacción emocional y espiritual
Un claro sentido de misión
¿Cómo introducir el sentido de misión en la
célula?
–
–
–
–
“primero, el tallito”: ¿Para qué existe la iglesia? Estudiar
cuál es la razón de ser de la iglesia, Mat. 28: 18 - 20
“luego, las espigas”: Entrenar al grupo para que
desarrollen la habilidad de descubrir interesados
“Después, el grano lleno en espigas”: Ayudarles a
desarrollar satisfactoriamente sus reuniones en los G.P.
“Mete la hoz”
“Un alma ganada para Cristo,
contribuirá a ganar a otras y la
cosecha de bendición y salvación irá
siempre en aumento”
Obreros Evangélicos, 143
Todo comienza con la
visión
¡Sueña tu propio
sueño!
–
–
–
Sueña con lo que podría
ocurrir cuando comiences
a trabajar en tu proyecto
Sueña con lo que Dios
puede hacer
Sigue soñando
Todo comienza con la
visión
Sueña tu propio
sueño
Construye tu realidad
–
–
–
–
Identifica los mejores laicos
que estén disponibles
¿Qué puedes hacer si los
capaces no colaboran o no
tienen tiempo para hacerlo?
Contacta a los líderes
potenciales y motívalos
Incorpóralos a tu equipo de
futuros líderes de G.P.
Establece tu estrategia de
crecimiento
Crecimiento por suma
–
Cuando el pastor es el único que
da estudios bíblicos, la iglesia tan
sólo suma algunos conversos
cada año.
Crecimiento por
multiplicación
–
Multiplicación. Cuando son
muchos los que dan estudios
bíblicos, son muchos los
conversos cada año.
Jesús y la multiplicación
del modelo reproductor
Jesús descubrió quiénes
podrían integrar su
equipo misionero (Mt. 4:
17-22)
Jesús los entrenó
mediante el modelo
reproductor (Jn 13: 12-15)
Periódicamente el
Maestro evaluaba, junto
con sus discípulos, lo que
habían hecho (Mt. 9: 3738)
Después de un cierto
período de
entrenamiento, decidió
quiénes integrarían su
equipo
Practicaban lo que les
había enseñado (Lc. 9:
1-6)
Cuando volvieron de
su primera misión,
evaluaron los
resultados (Lc. 9:37 50)
Jesús y la multiplicación
del modelo reproductor
Poco después, envió
70 laicos (Lc. 10)
A medida que los
discípulos ganaban
experiencia,
trabajaban junto a
Jesús como parte de
su equipo (Mt. 13: 1-3)
Incluyó en sus
diálogos de equipo
principios de liderazgo
cristiano (Lc. 22: 2430)
Jesús y la multiplicación
del modelo reproductor
Finalmente Jesús se
fue, pero antes les
dijo: “Como el Padre
me envió, así también
yo os envió” (Jn. 20:
21)
Había llegado el
momento en el cual
ellos estaban
capacitados para
reproducirse…
Hasta la segunda
venida de Cristo
Mat. 28: 18 - 20
Establece tu estrategia de
crecimiento
Pablo y la
multiplicación del
modelo reproductor
–
–
–
“Lo que has oído de mí ante
muchos testigos”
“Esto encarga a hombres
fieles”
“Que sean idóneos para
enseñar también a otros”
“lo que aprendiste
de mí”
¿En nuestro
proyecto quién es
“Pablo”?
Elíjase
colaboradores
Establescace un
compromiso
razonable
El modelo
reproductor
El “Pablo” podría tener su propia
célula evangelizadora
Podría invitar a los líderes de las
otras células a la suya
El “Pablo” podría visitar las
diversas células evangelizadoras
Organizar un encuentro con los
“Timoteo” (líderes en formación) de
las demás células
El establecimiento de
objetivos
Los objetivos: Que sean alcanzables,
mensurables y evaluables periódicamente,
Ej.:
En los próximos dos meses nos proponemos completar el
proceso de integración de los hermanos que formarán
parte de nuestro grupo pequeño, y su entrenamiento
Una vez completado el proceso de entrenamiento
comenzaremos a invitar a nuestros amigos y conocidos
para que participen de nuestros encuentros
Vamos a orar y a trabajar para llevar a la conversión a por
lo menos dos almas durante los próximos doce meses
El establecimiento de
objetivos
Los objetivos: Que sean alcanzables,
mensurables y evaluables periódicamente,
Ej.:
La organización de las diversas
células
La ejecución
“Esto encarga a hombres
fieles”
Fieles bien motivados
Fieles comprometidos
con la misión
Fieles bien organizados
–
–
–
Nuestro oikós
Un barrio de nuestra ciudad
en el cual todavía no
tenemos creyentes
“Plantar”
“Que sean idóneos para
enseñar también a otros”
Fieles en visitar
–
–
–
Visitar para descubrir interesados
Visitar a los asistentes a los encuentros de las
células misioneras
Don del evangelismo personal
Fieles en dar estudios bíblicos
Fieles en pedir decisiones
Fieles en testificar
“Creced y multiplicaos”
¿Cómo dividir para multiplicar?
Establecer unos objetivos
de largo alcance
“Con la ayuda de Dios
estableceremos una nueva
iglesia en el barrio o la ciudad
X”
“Creced y multiplicaos”
¿Cómo dividir para multiplicar?
Establecer unos objetivos de
largo alcance
Establecer unos objetivos a
mediano alcance
“Con la ayuda de Dios,
estableceremos ocho grupos
pequeños en el mencionado barrio o
ciudad, con los cuales originaríamos
una nueva iglesia”
“Creced y multiplicaos”
¿Cómo dividir para multiplicar?
Establecer entre todos unos
objetivos de largo alcance
Establecer entre todos unos
objetivos a mediano alcance
Establecer unos objetivos de
corto alcance
“Con la ayuda de Dios,
comenzaremos una nueva célula, la
cual se dividirá en dos, para
multiplicarse en cuatro, etc.”
En visiones de la noche pasó delante de mí un gran
movimiento de reforma en el seno del pueblo de Dios.
Muchos alababan a Dios… Se advertía un espíritu de
adoración como lo hubo antes del gran día del
Pentecostés. Veíase a centenares y miles de personas
visitando las familias y explicándoles la Palabra de
Dios. Los corazones eran convencidos por el poder del
Espíritu Santo, y se manifestaba un espíritu de sincera
conversión. En todas partes las puertas se abrían de par
en par para la proclamación de la verdad. El mundo
parecía iluminado por la influencia divina. Los
verdaderos y sinceros hijos de Dios recibían grandes
bendiciones
Obreros Evangélicos, 143
Descargar

Diapositiva 1 - Ministerio Personal y Grupos Pequeños