Domingo 34A: Cristo Rey
¡Qué alegría cuando me
dijeron: “Vamos a la casa
del Señor”!
Ya están pisando nuestros
pies tus umbrales,
Jerusalén.
Gloria a Dios en el cielo,
Y en la tierra paz a los hombres,
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te
alabamos, te bendecimos, te
adoramos, te glorificamos, te
damos gracias, Señor Dios,
Rey celestial, Dios Padre
todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios,
Hijo del Padre.
Tú que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica.
Tú que estás sentado a la derecha
del Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú, Señor, sólo Tú Altísimo,
Jesucristo, con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre. Amén.
Procesión de la Biblia
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Dichoso el que con vida
intachable
camina en la ley del Señor.
Dichoso el que guardando sus
preceptos
lo busca de todo corazón.
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Liturgia de la Palabra
Dos valles, a la derecha y a la izquierda, como dice el
evangelio de hoy, delimitaban la antigua Jerusalén
Lo que ahora hacemos, prepara el mañana eterno
Mt 25,31-46 En aquel tiempo, dijo Jesús a
sus discípulos:
"Cuando venga en su gloria el Hijo del
hombre, y todos los ángeles con él, se
sentará en el trono de su gloria, y serán
reunidas ante él todas las naciones. Él
separará a unos de otros, como un pastor
separa las ovejas de las cabras. Y pondrá
las ovejas a su derecha y las cabras a su
izquierda.
Dios se
sentará en el
trono de su
gloria
y separará a
unos de
otros.
El REY
PASTOR
separará, lleno
de amor, las
cabras de las
ovejas
Con su poder, Él
quiere salvar a
todos
Entonces dirá el rey a los de su derecha:
"Vengan ustedes, benditos de mi Padre;
hereden el reino preparado para ustedes
desde la creación del mundo. Porque tuve
hambre y ustedes me dieron de comer, tuve
sed y me dieron de beber, fui forastero y me
hospedaron, estuve desnudo y me vistieron,
enfermo y me visitaron, en la cárcel y
vinieron a verme."
Jesús es el Pastor,
identificado con el
pobre, el desnudo...
que lleva al cuello
¿Ayudamos al
pobre,
o pasamos de
largo?
No clic
Entonces los justos le contestarán:
"Señor, ¿cuándo te vimos con hambre
y te alimentamos, o con sed y te dimos
de beber?; ¿cuándo te vimos forastero
y te hospedamos, o desnudo y te
vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo
o en la cárcel y fuimos a verte?"
¿Estamos atentos
cuando el Cristo
del pobre tiene
hambre?
Esta niña de 8 años cumple el evangelio de
hoy pidiendo para los pobres:
http://youtu.be/X7vyLD1_b34 clic
Hacer, entre todos,
un país con unas
nuevas leyes más
JUSTAS, está a
nuestro alcance.
Y el rey les dirá:
“Les aseguro que cada vez
que lo hicieron con uno de
éstos,
mis
humildes
hermanos,
conmigo
lo
hicieron."
Lo que hacemos a cada uno de los hermanos, es
lo que nos acerca al pecho de Jesús
Aunque no
podamos
solucionar
todo el
hambre del
mundo
Y entonces dirá a los de su izquierda:
"Apártense de mí, malditos, vayan al fuego
eterno preparado para el diablo y sus
ángeles. Porque tuve hambre y ustedes no
me dieron de comer, tuve sed y no me
dieron de beber, fui forastero y no me
hospedaron, estuve desnudo y no me
vistieron, enfermo y en la cárcel y no me
visitaron."
Los propios
problemas, mal
soportados, son
la esclavitud que
no nos deja
ayudar a los que
lo necesitan
Entonces también éstos contestarán:
"Señor, ¿cuándo te vimos con hambre
o con sed, o forastero o desnudo, o
enfermo o en la cárcel, y no te
asistimos?" Y él replicará: “Les
aseguro que cada vez que no lo
hicieron con uno de éstos, los
humildes,
tampoco
lo
hicieron
conmigo."
Perder la vida es
- no pensar en
los demás,
- dejar de darles
lo que les falta.
No vivamos como de comedia,
dejando pasar las oportunidades.
Y éstos irán al
castigo eterno, y los
justos a la vida
eterna.
Escalera de la vida
(S. Juan Clímaco, s. VII)
La muerte y la
Vida están en
nuestras manos
Para subir, primero
debemos bajar
poniéndonos al
servicio de los
necesitados.
El examen del Juicio Final, ¿es fácil
o difícil?
¿Cuál es el criterio último en el
Juicio Final?
R/ La compasión.
“En el atardecer de la vida nos
examinarán del amor” (S. J. Cruz)
-”Sean compasivos, como su Padre
Celestial es compasivo”
-”Cada vez que ayuden a uno de
estos mis pequeños hermanos, lo
hicieron conmigo”.
Ante el pobre:
o nos compadecemos
o nos desentendemos.
¿Qué elegimos?
-“Te hemos visto muchas veces”,
diremos a Jesús.
-”Ya voy, Señor”
(S. Alonso Rodríguez, S.J.).
¿Cuántas obras de misericordia se
mencionan en el Juicio Final?
-Comida, bebida,
bienvenida a inmigrantes, ropa,
visita a enfermos y a presos.
“Si alguien que
posee bienes en
este mundo ve a
su hermano que
pasa necesidad y
le cierra las
entrañas, Dios no
puede habitar en
él”
(1Jn 3:17)
Tuve sed
y me diste de beber
Estuve enfermo y me visitaste
El tiempo que
cuenta es el
que das.
Acompañando a
un moribundo
Si han
compartido
dolor y
soledad,
han dado vida
al necesitadoS
e
n
Pedro Arrupe, SJ
¿Otras obras de misericordia?
-Una palabra amable a un desesperado
-Dar gasolina en la carretera
-El taxista que lleva a discapacitado
-Ayudar a sacar la rueda de la
alcantarilla.
“Vengan,
benditos de mi
Padre”
¿Pudo Jesús ser rey?
- Lo quisieron aclamar después de la
Multiplicación de los panes, pero Él
se escondió en el monte.
-En las Tentaciones el diablo le da
esa oportunidad, pero Él la rechaza.
“¡Tú lo
dices:
SOY REY!
pero
Mi Reino no
es de este
mundo”
El Reino de Dios es el
Reino de paz,
de justicia, y
de amor.
50 Años del Vaticano II
Celebramos el inicio de los 50
años de la clausura del Vaticano
II, que se desarrolló desde el 11
de octubre de 1962 hasta el 8 de
diciembre de 1965.
Señor Jesús,
ayúdanos a servir a
los pequeños en las
ocasiones que nos
da la vida.
Señor Jesús,
Rey de TODOS,
ayúdanos a seguirte
por el camino del
SERVICIO
hasta el extremo.
Creo en Dios PADRE todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
Padeció bajo el poder de
Poncio Pilato, fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado
a la derecha de Dios Padre
Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
LITURGIA DE LA EUCARISTÍA
José Martínez de Toda, S.J.
([email protected])
“En todo amar y servir”
Descargar

Señor - Qumran