Hacia el Domingo del Bautismo de Jesús
HACIA EL DOMINGO DEL BAUTISMO DE JESÚS
Para Orar Cada Día
el Evangelio del Domingo Próximo
Del Lunes 6 al Domingo 12 de enero
Hacia el Domingo del Bautismo de Jesús
Orar en el Corazón del Mundo: Por la unidad de todos los
cristianos.
 Una manera de vivir el bautismo (1/3)
Orar en la Casa: Podemos seguir en una fiesta interior.
Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo
[email protected]
Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche
editado por Christ Source de Vie, Toulouse
1
Evangelio de Jesucristo según san Mateo
Capítulo 3, versículos 13 al 1
“Entonces Jesús fue desde Galilea hasta el Jordán y se
presentó a Juan para ser bautizado por él. Juan se resistía,
diciéndole: «Soy yo el que tiene necesidad de ser bautizado
por ti, ¡y eres tú el que viene a mi encuentro!». Pero Jesús
le respondió: «Ahora déjame hacer esto, porque conviene
que así cumplamos todo lo que es justo».
2
Y Juan se lo permitió. Apenas fue bautizado, Jesús
salió del agua. En ese momento se abrieron los cielos,
y vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y
dirigirse hacia él. Y se oyó una voz del cielo que decía:
«Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta
toda mi predilección».
3
LUN 6
MAR 7
Venir
Impedirlo
Un desierto, un río – el Jordán- , un hombre –Juan-, un
gesto –sumergir en el agua-, una finalidad –convertirse.
Nada verdaderamente atractivo o espectacular. Sin
embargo, una multitud viene, y tal vez proveniente de
lejos, de Jerusalén o de Galilea. Contemplo en mi oración
a estas personas, tan diferentes unas de otras por su
origen, oficio, motivación personal. Incluso Jesús, al llegar
a Galilea, no resiste la atracción que Juan, su mensaje y
su gesto, ejercen sobre las multitudes. Y yo, ¿vengo? Al
caminar por la calle, pido a mis pies que me ayuden a
venir a Juan.
Juan se da perfectamente cuenta de lo que sucede
cuando ve a Jesús que viene a que lo bautice. En mi
oración, contemplo su rostro estupefacto y oigo cómo
sus palabras expresan lo inconveniente que hay en la
escena. Y yo, ¿estoy listo para aceptar el hecho de ver al
Señor que viene a mí, o bien creo que siempre soy
primero yo el que debe venir a él? Al estrechar la mano
de la gente al saludarla el día de hoy, pido a mis manos
que me ayuden a no impedir que el Señor venga a mí a
su manera, siempre desconcertante.
4
5
MIÉ 8
JUE 9
Lo que es justo
La respuesta de Jesús es clara: no pide un trato
preferencial, ni de excepción. Quiere hacer como todo el
mundo, pues él es como todo el mundo. En mi oración,
contemplo el rostro de Jesús y oigo su respuesta a Juan.
Dice algo nuevo: con Juan, Jesús quiere inaugurar una
nueva manera de ser “Dios entre los hombres”. El día de
hoy, dejo que mis amigos o las personas con quienes
estoy me introduzcan a la novedad de Dios.
6
Abrirse
Juan cede: hace con Jesús lo mismo que con los demás.
Cuando Jesús sale del agua, se abren los cielos. En mi
oración, medito el inicio de “Padre Nuestro que estás en el
cielo” y contemplo cómo se realiza la apertura. El día de
hoy, levantaré varias veces los ojos para ver el cielo y los
bajaré para ver la tierra. Y pediré a mis ojos que me hagan
ver lo que se abre como nuevo en mi vida.
7
VIE 10
SÁB 11
Descender
Cuando se realiza la apertura, el Espíritu va a posarse sobre Jesús
que todavía está mojado por el agua del Jordán. La redacción del
evangelio no deja dudas: Jesús ve “al Espíritu de Dios descender
como una paloma y dirigirse hacia él”. ¿Qué ven los demás? ¿Qué ve
Juan? El evangelio de Mateo no dice nada al respecto. También, en
mi oración, contemplo primero lo que ve Jesús, y luego trato de ver
lo que han podido ver los demás… según lo que el Espíritu de Dios
me conceda ver. El día de hoy, dejaré que las aves (o los aviones) me
hablen de lo que desciende de Dios y transforma a la gente - ¡entre
ellos a mí! – desde el interior, sin ser necesariamente visible al
exterior.
“Mi Hijo muy querido”
La voz que se hace oír proveniente de los cielos ciertamente fue
escuchada por Jesús pero también por las demás personas
presentes a orillas del Jordán. En esta ocasión, la redacción del
evangelio así lo da a entender. Mateo no escribe que sea Dios quien
habla, sino “una voz del cielo que decía”. Como si, finalmente, Dios
fuera una voz, una palabra. En mi oración, escucho esta voz y lo que
dice. Medito cada una de las palabras: es un reconocimiento de
paternidad. El día de hoy, escucharé con atención todas las palabras
de amor que pueda oír y pediré a mis oídos que me vuelvan hacia
este Dios que se vuelve Padre.
9
8
DOM 12
La más hermosa historia de amor
Cuando Jesús viene a Juan, en el desierto, para hacerse bautizar en
las aguas del Jordán, el mundo entero cambia en una nueva relación
con Dios. Parece que la cortina que separaba definitivamente el cielo
de la tierra al fin se abre. Y un lazo nuevo, frágil y en movimiento, el
Espíritu de Dios, viene a unir a la carne humana, su historia, sus
dramas y esperanzas con la vida misma de Dios. Con este hombre
que llega de Galilea, Jesús, comienza una historia de amor que no
tendrá fin. Caminando en seguimiento de Cristo, el día de hoy nos
habita el mismo Espíritu de Dios, se nos invita a la misma alianza con
el Padre. El bautismo de Jesús nos sumerge en una historia increíble.
La misa de este domingo nos lo repetirá con fuerza.
10
Orar en el Corazón del Mundo
con el Papa Francisco
Oremos para que los cristianos
de las diversas confesiones
puedan caminar hacia la unidad
deseada por Cristo.
11
Una manera de
vivir el bautismo
(1/3)
ORAR EN LA CASA
Llamemos a Dios “Nuestro Padre”, dándonos cuenta de lo
inusitado de esta denominación. Murmuremos este
nombre de Dios que pone en comunión con todos los
cristianos de todas las confesiones. Balbuceémoslo
pensando en aquellos que, en la tierra, nunca han
imaginado, sabido o creído que el Creador del cielo y de la
tierra pudiera ser también su Padre, haciéndolos así
hermanos y hermanas de todos los demás.
Acabamos de vivir la Epifanía y de recordar a los reyes
cuya rosca comimos. Con frecuencia vamos por todas
partes, de rosca en rosca, como si este tiempo de Navidad
no pudiera detenerse. Sin embargo, para muchos es el
tiempo en que quitamos el pesebre y las decoraciones de
Navidad. Algo se termina. Decimos “se acabaron las
fiestas”.
12
13
ORAR EN LA CASA
Alivio para algunos, nostalgia para otros. ¿Y si abriéramos
nuestro corazón a la novedad del año? Quizá podríamos
comenzar por organizar o renovar el rincón, la pieza en
que nos gustaría orar solos o todos juntos. ¿Cómo hacerla
más agradable, hermosa, cálida y cómoda para recibir
cada día a aquel que viene a nosotros? A nuestra manera,
tratemos de hacer de este lugar de encuentro un lugar de
fiesta.
14
“¡Y eres tú el que viene a mi
encuentro!”
San Mateo 3, 14
15
Para Juan Bautista, ¡qué sorpresa! Desea que Jesús lo bautice y es
Jesús quien viene a él para pedirle lo mismo. ¡Incomprensible! Es la
Buena Noticia: Dios viene a nosotros, es él quien nos elige y no al
revés. Ciertamente siempre creemos que vamos hacia Dios al orar,
al hacer el bien, al respetar la ley de la Iglesia, al observar sus
mandamientos… Y es verdad. Pero si lo hacemos estando siempre
al mando, sin dejar el volante, sin deseo de mirar verdaderamente
lo que sucede a nuestro alrededor…, sin duda es porque así nos
sentimos seguros o porque tenemos miedo de relajarnos para
contemplar a aquel que viene hacia nosotros.
En efecto, puede darnos vértigo, hacer que perdamos nuestros
hábitos, nuestros pequeños o grandes poderes, cambiar nuestras
decisiones o contravenir nuestra voluntad. Sin embargo, ¡tenemos
este deseo de ver venir a Jesús hacia nosotros! Dejémoslo que suba
a la superficie, sin preocuparnos de lo demás. Dejémonos
deslumbrar por aquel que viene a nosotros y reconozcamos como
Juan Bautista: “Soy yo el que tiene necesidad de ser bautizado por
ti, ¡y eres tú el que viene a mi encuentro!”
16
17
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
18
________________________________
________________________________
________________________________
________________________________
19
Descargar

Descargar PowerPoint - Centro de Espiritualidad Apostólica San