Presentado por Sermons4Kids.com
Presentando el arte de
Henry Martin
Un día, hace mucho
tiempo, la Palabra de
Dios llegó a Jonás.
“Anda, ve a la ciudad de
Nínive y predícales. He
visto la maldad del pueblo
y no puedo ignorarla
más.”
Compró un boleto y subió al barco, esperando escapar
del Señor al navegar a Tarsis.
Pero Dios envió una tormenta sobre el mar. Vientos fuertes
y olas violentas amenazaban con destruir el barco.
Temiendo por sus vidas, los marineros desesperadamente
clamaban a sus dioses para que les ayudaran y echaron
toda la carga del barco al mar para aligerarlo. .
Durante todo este tiempo Jonás dormía profundamente en la
bodega del barco, así que el capitán fue a buscarlo. “¿Cómo
puedes dormir en un momento así?”, le gritó. “¡Levántate!
¡Órale a tu Dios! Tal vez te preste atención y nos ponga a
salvo”.
Los marineros decidieron echar suertes para determinar quién
era el causante de la tormenta. Así que al halar los sorbetos,
¿sabes quién sacó el más pequeño? ¡Jonás!
Los marineros le preguntaron a Jonás: “¿Qué debemos hacer
contigo para la tormenta no nos azote más?”
“Tírenme al mar”, dijo Jonás, “y el mar se calmará. La
tormenta es por culpa mía”
Los marinos estaban temerososo y oraron al Señor: “¡Oh
Dios! No permitas el que nos ahoguemos por culpa de este
hombre, y no nos hagas responsables de su muerte”.
Entonces cogieron a Jonás y lo tiraron al mar y el mar se
calmó.
Pero el SEÑOR envió a
un gran pez a tragarse
a Jonás, y Jonás estuvo
dentro del pez por tres
días y tres noches.
Dentro del pez Jonás oró al
SEÑOR su Dios.
“En mi angustia clamé al
SEÑOR y él me respondió.
Desde las profundidades de la
muerte clamé a ti, y tú me oíste”.
Entonces el Señor ordenó al pez
que vomitara a Jonás en la orilla.
SPLAT!
Entonces el Señor le habló a Jonás nuevamente: “Levántate
y vé a la ciudad de Nínive, y lleva el mensaje que te he dado.”
¡En esta ocasión Jonás obedeció el mandato de Dios!
Dios puede tener un trabajo
que desea que tú hagas.
Cuando te llame, ¿irás donde te
envíe o correrás a esconderte?
Derechos de repoducción © 2008
Sermons4Kids y Henry Martin
Se permite el uso libre de costo para
propósitos ministeriales.
No se puede vender ni usar para ganancia.
Descargar

JONAH and the GREAT FISH