Monumento Conmemorativo
Internacional
27 de marzo 1977
Monumento erigido en memoria de las 583
víctimas del accidente aéreo de
Los Rodeos
Monument erected in memory of the 583
victims of the air crash at
Los Rodeos airport
Monument opgericht ter nagedachtenis aan
de 583 slachtoffers van het luchtvaartongeval
op de luchthaven van Los Rodeos
Inaugurado el
27 de marzo de 2007
www.hangartaborno.com
Manuel Luis Ramos García* (Publicado en El Día, MARTES, 20 DE MARZO DE
2007
Los Rodeos y la Mesa Mota: 1977-2007
Dedicado al Sr. Jan Groenewoud, presidente de la fundación de familiares de
víctimas del accidente de Los Rodeos
El próximo día 27 se cumplirán treinta años del lamentable accidente aéreo ocurrido
en Los Rodeos. El pueblo de Tenerife sufrió una terrible conmoción en la tarde de
aquel domingo, que amaneció con un sol primaveral. A las 17:06 iniciaba la
maniobra de despegue un Boeing 747 de la compañía Holandesa KLM, mientras
otra aeronave del mismo modelo perteneciente a la empresa Pan American se
dirigía a la cabecera de la pista. La niebla y otros factores técnicos y humanos
provocaron la colisión de estos dos aviones, con el terrible balance de 583
fallecimientos, siendo el suceso más grave jamás ocurrido en la historia de la
aviación comercial.
Todos los accidentes aéreos son examinados minuciosamente por una comisión
técnica de investigación en base a tres premisas fundamentales: qué, cómo y por
qué ha sucedido. Este trabajo es realizado analizando los datos de los registradores
de vuelo (las llamadas cajas negras) y aquellos factores humanos, meteorológicos y
geográficos que pudieran haber afectado al accidente, con la única finalidad de
elaborar unos informes que permitan definir las recomendaciones pertinentes para
que no vuelva a ocurrir un hecho similar, sin hacer referencia a las
responsabilidades penales que potencialmente existan. ¿De qué manera y por qué
se produjo aquella colisión en el aeropuerto de Los Rodeos?
Cualquier suceso es la consecuencia de una cadena de errores no evitados y
provocados por diversas causas, que, si son coincidentes en tiempo y lugar,
provocan el accidente. En esta lamentable catástrofe aérea incidieron unos
factores meteorológicos, técnicos y humanos, que se unieron en aquellos minutos
que transcurrieron desde que dos aeronaves muy grandes que no tenían
programado estar en ese lugar en aquel momento inician las maniobras previas al
vuelo, con unas tripulaciones no familiarizadas con el aeropuerto y en unas
condiciones de escasa visibilidad. La Comisión de Investigación de Accidentes,
después de casi dos años de estudios, elaboró un informe que recomendaba
"extremar la importancia y exacto cumplimiento de instrucciones y autorizaciones,
así como usar un lenguaje aeronáutico conciso e inequívoco". También se obligaba
a dejar de usar la palabra "despegue" en cualquier conversación ajena a la propia
autorización para iniciar esa maniobra. Fundamentalmente, el uso de una
fraseología incorrecta y la errónea interpretación de las instrucciones recibidas
fueron los factores primarios que contribuyeron al accidente.
Pero en un estudio de esta naturaleza no se suele contemplar algo tan importante
como el trabajo silencioso y anónimo de todos aquellos que de una u otra manera
participan en la situación de emergencia que se produce en los minutos posteriores
al accidente. En este suceso, y según manifestaciones del Sr. Robert Bragg, piloto
del avión de Pan-Am que sobrevivió a la catástrofe, el pueblo de Tenerife se
mostró solidario y generoso, entregándose a las labores de auxilio y evacuación de
los supervivientes de una manera ejemplar.
Cuenta el Sr.Bragg que "taxis y vehículos particulares evacuaron a la mayoría de los
lesionados por quemaduras, trasladándolos a centros hospitalarios cercanos".
También emisoras de radio y televisión, así como estaciones de radioaficionados
alertaron al personal sanitario para que acudiese a prestar ayuda al lugar del
accidente. El Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Laguna facilitaron en
aquellos tristes momentos todos los medios disponibles para afrontar las situaciones
personales de los familiares de los fallecidos, así como las atenciones a los
supervivientes. Estas dos corporaciones han colaborado estrechamente treinta años
después con la Fundación Holandesa de Familiares de las Víctimas para
materializar un proyecto de escultura en memoria de quienes aquel día perdieron la
vida.
El 27 de marzo será inaugurado un monumento en la Mesa Mota en recuerdo de las
víctimas del accidente. Tiene forma de escalera de caracol, con unos peldaños que
unen la tierra y el cielo, símbolo del camino que todos desearíamos tomar cuando
llegue nuestra hora. Cerca de la bella ciudad de La Laguna, y mirando a nuestro
maravilloso aeropuerto de Los Rodeos con el Teide vigilante al fondo, tenemos la
posibilidad virtual de subir por esa escalera, para acercar nuestro espíritu hacia el
firmamento, dando la mano a todos aquellos seres queridos que ya dejaron atrás los
peldaños de su existencia.
*Piloto de Binter Canarias
News Release
Monday 19 February 2007, 8:30 GMT
El monumento llamado De Wenteltrap (La escalera de caracol) servirá para rendir
homenaje a todas las víctimas del mayor accidente de la historia de la aviación civil,
acaecido en el aeropuerto de Los Rodeos, en Tenerife-Norte (TFN). El 27 de marzo de
1977, un Boeing 747 de la compañía aérea holandesa KLM con número de vuelo
KL4805 chocó en la pista de despegue con un Boeing 747 de Pan American Airlines
(Pan Am 1736). Los 248 ocupantes del avión de la KLM perdieron la vida en el
accidente; 335 de los 396 ocupantes del vuelo de Pan Am fallecieron, mientras que 61
sobrevivieron a la colisión.
La Stichting Nabestaanden Slachtoffers Tenerife (Fundación de familiares de las
víctimas del accidente de Tenerife) fue creada a principios de 2002. Esta organización
sin ánimo de lucro se dedica plenamente a su objetivo central, contribuir de forma
substancial al recuerdo y superación del accidente aéreo del 27 de marzo 1977 en
Tenerife; expresamente, no se ocupa de las cuestiones de culpabilidad fácticas y
jurídicas, por lo que no concentra su atención en la imputabilidad y la responsabilidad.
* El 27 de marzo se inauguró el monumento en la Mesa Mota en recuerdo de las
víctimas del accidente. Tiene forma de escalera de caracol, con unos peldaños que
unen la tierra y el cielo, símbolo del camino que todos desearíamos tomar cuando
llegue nuestra hora. La pieza, de 18'25 metros de altura, fue bautizada con el nombre
de "Escalera de caracol" y es obra del ya fallecido artista holandés Rudi van de Wint. La
obra fue donada por la fundación al Cabildo de Tenerife.
Este monumento perpetuará
en nuestra memoria el trágico
accidente. Rogamos a Dios
por el eterno descanso de las
víctimas, y reiteramos nuestro
pesar y sentimientos de dolor,
uniéndonos a los de los
supervivientes y familiares.
Desde aquí también es justo
dar las gracias a los que
ayudaron en el rescate de las
víctimas y auxiliaron en la
medida de sus posibilidades a
los supervivientes.
Esperanza
Tus manos en mis manos acogidas,
cruzábamos el parque en que me heriste,
aquella tarde en que, por fin, quisiste
cerrar con tus palabras mis heridas.
Las hojas de los árboles caídas
hollaban nuestros pies, y a su eco triste,
parecen corazones, me dijiste,
que perdieron la savia de sus vidas.
Un soplo fuerte, inesperado y frío,
por los senderos libres y desiertos
barrio las secas galas del estío...
y entre el huir de corazones muertos,
llenos de amor, tu corazón y el mío,
cantaron juntos a la vida abiertos.
Miguel Hernández
En recuerdo de las
víctimas del accidente.
Nuestro eterno cariño desde lo más hondo de nuestro corazón
Pulsar Esc. Para finalizar.
Descargar

Monumento Conmemorativo Internacional 27 de marzo 1977