‫ שרות גלובלי לשלום‬- ‫שג״ל‬
SHÉGUEL – SERVICIO GLOBAL PARA LA PAZ
Todas las religiones del
mundo coinciden en que el
propósito original de Dios en
la creación de los primeros
seres humanos (conocidos en
las tradiciones abrahámicas
como Adán y Eva) era
establecer Su presencia
substancial o real a través del
linaje, es decir, la
descendencia en una familia.
Lamentablemente ese linaje
que Dios quiso establecer se
truncó desde el inicio por la
desobediencia humana y sus
posteriores consecuencias.
Siguiendo la tradición abrahámica, Dios intentó restablecer el linaje
en primera instancia a través del Patriarcado (Abrahám).
Posteriormente quiso preparar al mundo a través de una alianza
nacional con el Pueblo de Israel, del cual habría de venir un Mesías o
persona ungida de manera especial. Este Mesías tendría la tarea de
establecer el linaje substancial de Dios y transmitirlo a la Humanidad
entera.
Para el Judaísmo este linaje tangible aún no se ha establecido pero
prontamente lo estará, por el mérito del Mesías.
Para el Cristianismo este linaje es transmitido de manera espiritual
mediante el reconocimiento individual de Jesús de Nazareth como
Mesías y Salvador personal, y a través del bautismo.
En los varones y mujeres de todas
las religiones y culturas del
mundo, existe una convicción
interior de que la salvación o la
comunión con Dios es posible a
través del matrimonio y la
fundación de una familia.
Por eso muchas parejas contraen
nupcias con este ideal.
“La santidad sí la podemos lograr dentro del matrimonio;
el requisito es amar”
(Nancy Escalante Ruiz, teóloga católica mexicana)
Lo que debería ser una familia llena de amor verdadero, santidad y
compromiso para con la Humanidad entera por haber recibido una
bendición religiosa, es tristemente un campo de batalla y de odio
entre esposos, padres e hijos, donde todos viven como si Dios no
existiera.
Incluso, en muchas familias, sus miembros se han asesinado unos a
otros.
Esto se debe a que todos los seres humanos hemos heredado un
linaje substancial que no es el de Dios.
Muchos se ofenden cuando decimos que todos los seres humanos
hemos nacido del linaje de Satán, pero qué otra explicación hay para
nuestro comportamiento egoísta, celoso y malvado, en el que
buscamos nuestro bien a costa del sufrimiento de los demás? Si en
realidad no nacemos con linaje satánico, por qué pensamos y
actuamos como él?
Muchas autoridades religiosas de todos los credos y políticos del
mundo entero han reconocido como valido y santo el llamamiento que
el joven Sun Moon recibió de parte de Jesucristo el 17 de abril de
1935, para traer el reavivamiento y la renovación de las parejas y la
familias, purificándolas y re-dedicándolas para Dios.
A pesar de las calumnias y persecuciones levantadas en su contra, el Dr.
Sun Moon y su esposa, y junto con clérigos de diversas iglesias
cristianas y comunidades judías, islámicas, budistas, hinduistas,
sintoístas, confucianitas y otros credos antiguos y nuevos, se han
dedicado a llevar la Bendición Interreligiosa e Intercultural para la Paz a
cientos de miles de matrimonios, que a través de las Ceremonias del Vino
y de la Bendición de los Padres Verdaderos, son injertados en el linaje de
Dios y así puedan establecer familias realmente bendecidas y convertirse
en hijos de Dios, no simbólicos ni espirituales ni adoptivos sino hijos
reales, substanciales.
La Bendición Interreligiosa e Intercultural para la Paz es una
ceremonia para toda la Humanidad.
A partir del año 1992, personas de distintas creencias y religiones han
participado de estas ceremonias que también han sido presididas por
decenas de clérigos de todas las tradiciones religiosas del mundo.
El 14 de octubre de 2009, 40 mil parejas en más de 150 países renovaron
votos matrimoniales a través de esta bendición que es conocida como
Bendición Cósmica, y ofrecieron su apoyo y respaldo a la importancia de
tener matrimonios y familias sólidas para crear una paz duradera, pues esta
ceremonia creó un impacto imborrable en la Historia además de ser reportada
por los medios de comunicación en 120 países.
Aquí se estableció el fundamento necesario para que los líderes religiosos,
sin distinción de credo, que hubiesen cumplido con ésta y otras condiciones
de bendición, pudieran llevar a otros la Bendición Interreligiosa e Intercultural
para la Paz…
Por primera vez en la historia, un rabino y su esposa cumplieron dichas
condiciones de bendición, abriendo así el camino para otros rabinos que
quieran sumarse a esta causa por la restauración de las parejas, y así
todos lleguemos a ser una sola familia bajo Dios.
Así fue como el rabino Richard Gamboa, Manhíg de Shéguel, profesor
universitario y fundador de otras asociaciones interreligiosas, recibió de
los Padres Verdaderos la autorización para llevar esta Bendición
Interreligiosa a otras parejas, especialmente a las de escasos recursos.
SHÉGUEL se fundó con el objetivo de servir a todas las comunidades de
todas las religiones del mundo sin distinción alguna con una amplia
gama de servicios académicos y litúrgicos, entre ellos, la celebración de
matrimonios interreligiosos, que es una de las urgencias más grandes
entre las parejas que tienen que debatirse entre su amor mutuo y la
presión de algunas corrientes religiosas que prohíben los casamientos
entre novios de creencias diferentes.
Los diversos encuentros y organismos interconfesionales a nivel mundial
y local demuestran que la Humanidad reconoce que todos somos una sola
familia creada por Dios, que las cualidades más altas del ser humano son
espirituales y morales, que la familia es la escuela del amor y de la paz por
excelencia, que la verdadera religión consiste en vivir por el bien de los
demás y por tanto no existe ninguna “religión verdadera” en detrimento de
todas las demás, y que la paz mundial se logra mediante la cooperación
más allá de las fronteras étnicas, religiosas y nacionales.
La
Bendición
Interreligiosa
e
Intercultural
para la Paz que
SHÉGUEL ofrece a las parejas, se
extiende tanto a parejas recién
casadas civilmente como a las que
desean renovar votos matrimoniales.
Esto no es sincretismo, es la
oportunidad de comenzar o reiniciar
nuestra
vida
familiar
con
un
fundamento verdaderamente santo y
perfecto, que es “una familia bajo
Dios” superando cualquier prejuicio
religioso.
Es la gran oportunidad de convertirnos en hijos e hijas legítimos(as) de
Dios y atraer así a nuestros hogares toda clase de bendiciones.
Es el privilegio de convertirnos en familias modelo para otras miles que
necesitan de esta misma bendición, y así ayudar a restaurar el mundo a
través del amor verdadero que sólo una familia puede ofrecer.
QUÉ DICEN LOS LÍDERES MUNDIALES ACERCA DE LA
BENDICIÓN INTERRELIGIOSA MATRIMONIAL?
“La Bendición Matrimonial Interreligiosa es una gran
oportunidad para reconciliar, a través de amor de los
esposos, a las religiones que por siglos han estado
agrediéndose mutuamente”.
P. Filotheos Farag, Iglesia Ortodoxa Copta en Sudán.
“Creo firmemente que la familia es el fundamento
para la paz mundial… deberíamos apoyar los
esfuerzos … en construir familias fuertes para lograr
una paz duradera en nuestra nación y en el mundo".
Gayatri Nepal, esposa del Primer Ministro de Nepal
Madhav Kumar.
“Si queremos construir un nuevo mundo
caracterizado por una cultura de paz,
tenemos que empezar por la familia, y ese
nuevo génesis está en la Bendición
Interreligiosa Matrimonial para la Paz".
Rodrigo Carazo. Presidente de Costa Rica
(1978-1982) y Embajador Internacional para
la Paz.
“La Bendición Interreligiosa Matrimonial para la
Paz es el mejor camino existente para
establecer relaciones de amor verdadero entre
los esposos, superando así cualquier barrera
racial, religiosa, política social e ideológica".
Dra. Hak Ja Han Moon, fundadora de la
Federación de Mujeres para la Paz Mundial.
“Los conflictos existentes entre las
religiones pueden ser superados con la
Bendición Interreligiosa Matrimonial para
la Paz, yo recomiendo a las parejas de
todo el mundo que la reciban y que
inicien con ella una familia verdadera".
José de Venecia. 4 veces Presidente de la
Cámara de Diputados de Filipinas.
“La Bendición Interreligiosa para la Paz nos llama a
todos a comprendernos mutuamente como miembros
de una familia universal bajo un solo Dios; a través
de ella se está trabajando para restaurar la familia
humana… para que todos podamos vivir juntos…".
Hamilton Green, alcalde de Georgetown, República de
Guyana.
“Al final, la reconciliación y la paz mundial van a venir a través del
linaje. Cuando negros y blancos, orientales y occidentales, budistas,
cristianos, judíos y musulmanes contraigan matrimonios entre sí y
lleven adelante esta tradición… el mundo formará naturalmente el
ámbito de una familia que pueda establecer la tierra o patria de Dios en
paz”.
Dr. Sun Moon. Co-fundador de la Federación para la Paz Universal.
“Todas las familias pueden prosperar y ser bendecidas a través del
compromiso con los valores verdaderos de la familia y la ética sexual,
asegurando el linaje y la herencia que son las bases para un mundo de
paz duradera. La Bendición Interreligiosa e Intercultural del matrimonio
es el mejor camino para lograr la unidad centrada en el linaje de Dios,
es la solución a la histórica división entre las razas y tradiciones
religiosas”.
Declaración de Cheon Geong Gung (Corea), firmada el 10 de julio de 2009 por más
de 300 líderes mundiales políticos y religiosos de 90 países, entre ellos el Manhíg
de Shéguel.
PARA MÁS INFORMACIÓN:
Email: [email protected]
Tenemos página disponible en Facebook, encuéntrenos
como:
SHÉGUEL (Servicio Global para la Paz)
Bogotá D.C., Colombia
Descargar

Bendicion-Interreligiosa-Rabino-Richard