Los empresarios y profesionales que sean sujetos pasivos del IVA
pueden deducir de las cuotas devengadas a sus clientes, las cuotas
soportadas en sus adquisiciones.
El proceso de liquidación del IVA tiene dos componentes: el IVA
devengado en las ventas y el IVA soportado en las compras que sea
deducible.
La declaración – liquidación del impuesto puede tener tres resultado:
IVA
Devengado en
ventas
A ingresar
-
IVA
Soportado
deducible
A devolver
A compensar en periodos
posteriores
CUOTAS DEDUCIBLES
Los sujetos pasivos del IVA sólo podrán deducir las cuotas soportadas en
operaciones que estén directa y exclusivamente relacionadas con su actividad
empresarial o profesional; es decir, debe existir una relación directa entre la
actividad que ejerce el sujeto pasivo y la utilización del bien o servicio cuyas
cuotas se pretenden deducir.
Importaciones: compras realizadas a empresarios de otros países no
comunitarios. El gravamen se liquida en la aduana. Incluida Ceuta, Canarias y
Melilla.
Entregas Intracomunitarias: son Ventas de bienes a empresarios de otros
Estados miembros de la Unión Europea. Son operaciones exentas.
Exportaciones: Ventas realizadas a empresarios de otros países no comunitarios.
Son operaciones exentas
Descargar

Los empresarios y profesionales que sean sujetos pasivos del IVA