FASCISMO:
LA IDEOLOGÍA
El fascismo niega la existencia de los intereses de clase e intenta suprimir la lucha de clases con una política
paternalista, de sindicato vertical y único en que trabajadores y empresarios obedezcan las directrices superiores,
como en un ejército. Tal es el corporativismo italiano o el nacionalsindicalismo español. El nacionalismo económico, con
autarquía y dirección centralizada se adaptaron como en una economía de guerra a la coyuntura de salida de la
crisis de 1929. No obstante, no hubo en ningún sistema fascista ni planes quinquenales al estilo soviético, ni
cuestionamiento de la propiedad privada ni alteraciones radicales del sistema capitalista más allá de la intervención
del mercado. Estas características sirven como base a una crítica (de orientación tanto liberal como materialista) que
resalta la conveniencia del fascismo para la burguesía.
Desde ese punto de vista, se suele mantener que los movimientos fascistas de entreguerras fueron alimentados por
las clases económicamente poderosas (por ejemplo la alta burguesía), para oponerse a los movimientos obreros y a
la democracia liberal. Aunque es una cierta simplificación, se suele considerar al fascismo como un movimiento de
derecha ya que los aliados del fascismo históricamente han estado en las clases económicas más poderosas.
El fascismo es un movimiento "totalitario" en la medida en que aspira a intervenir en la totalidad de los aspectos de la
vida del individuo. Surge como la superación de todas la demás ideologías, es mucho más cercano al populismo (sea
cual sea su tendencia o bandera) que a una ideología política específica.
Se caracteriza por ser anticomunista, antiliberal, oponerse a la democracia de partidos, a la pluralidad y a la
variedad. Exalta el sentimiento irreflexivo y promueve la unidad de la Patria, ante todo (es totalitario). Promueve en
lo económico un tipo de capitalismo corporativista.
El fascismo tiene una base racial en Alemania por donde nace el nazismo, aunque no en Italia; los nazis construyen el
mito de la raza aria superior de origen nórdico (en realidad, los nazis confunden la teoría de un pueblo indoeuropeo
original con la poco científica teoría nórdica). Para realizar esta amalgama ideológica se basan en fuentes mitológicas
y literarias, así como en los textos clásicos dedicados a consagrar la desigualdad de las razas. El ideario del partido
nazi se nutre también de publicaciones y panfletos de carácter ocultista. Italia aprobará también leyes raciales en un
segundo momento por la presión de los nazis. Asimismo, la concepción alemana se alimenta de tesis antisemitas
medievales y supersticiones de carácter romántico. El antisemitismo era muy fuerte en muchos lugares de Europa y los
nazis explotaron ese sentimiento a conciencia.
BENITO AMILCARE ANDREA MUSSOLINI
Los encendidos discrusos públicos.
La muerte:
Fueron llevados en un vehículo por unas curvas sinuosas cerca del
Lago de Como y bajados a las puertas de una villa campetre. Se
les leyó una breve sentencia en nombre del pueblo italiano y a
continuación levantaron la ametralladora para dar muerte a
Mussolini. Se le ordenó, "Agachate!"; Clara Petacci, su amante,
abrazó a Mussolini e intentó interponerse. Disparos fueron
realizados y Pettaci cayó muerta. Justo después Mussolini abrió su
chaqueta y gritó "¡Disparame en el pecho!". Se le disparó en el
pecho. Mussolini cayó pero no murió y estaba respirando con
dificultad. Se lo ultimó con un certero balazo en el corazón
A la derecha, sus cuerpos en la morgue de Milán.
NAZISMO:
EL PARTIDO
Al empezar el siglo aparecieron los principios de una ideología que años más tarde cristalizó en el nacionalsocialismo,
doctrina conocida también con el nombre de nazismo. Los principios del nacionalsocialismo, reforzados por la teoría
de la superioridad de la raza aria, se caracterizan por su antisemitismo, su apología de la acción y de la violencia y el
autoritarismo. Partidario de estas teorías, Adolf Hitler se unió en Munich al Partido Obrero Alemán tras la Primera
Guerra Mundial. En 1920, dicho partido adoptó el nombre de Partido Nacionalsocialista Alemán del Trabajo y, al año
siguiente, Hitler se convirtió en su líder. En el libro Mi lucha (Mein kampf) Adolf Hitler describe el programa del
movimiento, al que añadió algunas vagas ideas socialistas y anticapitalistas, que fueron, posteriormente,
abandonadas. El nacionalsocialismo reclutó a sus seguidores principalmente entre los oficiales desmovilizados,
soldados y también miembros de la clase media baja.
El partido tenía unidades organizadas militarmente, las Sturmabteilungen (SA), más conocidas popularmente por los
"camisas pardas" debido al color de sus uniformes. Junto a éstas, las Schutzstaffeln (SS), unidades de élite ligadas al
propio Hitler mediante juramento, tenían a su cargo la seguridad interior del estado. Argumentando que el partido
había de ser regido por un único líder, el Führer, Adolf Hitler se erigió en jefe indiscutible del mismo. La esvástica o
cruz gamada fue elegida como emblema y, en 1926, se introdujo el saludo con el brazo derecho levantado y la
exclamación "Heil Hitler". El movimiento creció con insospechada rapidez, debido en gran parte a la inteligente
utilización propagandista del sueño de una patria recuperada, libre de las limitaciones impuestas por el Tratado de
Versalles; creció también por el temor al comunismo y las tensiones sociales originadas por la depresión económica y
el desempleo. Los nazis utilizaron la violencia para eliminar a sus oponentes y, gracias a una propaganda atractiva y
una táctica hábil, Hitler asumió el poder legalmente al ser nombrado canciller del III Reich (1933), comenzando entonces
la dictadura del partido. Las masas fueron cautivadas por los espectaculares desfiles militares, perfectamente
organizados; por los sugestivos ritos de las asambleas del partido y por efectivos lemas acerca de la grandeza del
país. Todos los ciudadanos eran minuciosamente controlados por la Gestapo, la temida policía secreta.
EL NAZISMO
Imágenes de Adolf Hitler antes de la 2da. Guerra Mundial
Su padre
Alois Hitler(1837–1903)
Su madre
Klara Polzl(1860–1907))
EL NAZISMO
Los prototipos raciales según Schreiber
EL NAZISMO
Los discursos políticos de Hitler
En el Café. Recolectando adeptos.
Sus discursos fervientes acerca de una Alemania libre y próspera conquistaban a un pueblo que
debía soportar los pagos a los países victoriosos en la 1ra. Guerra Mundial.
HITLER Y SUS MUJERES
Su sobrina Angelika María “Geli” Raubal
19 años menor que él, era
hija de su
hermanastra Angela Hitler,
fruto del
segundo matrimonio de su
padre Alois.
El 17 de septiembre de 1931, en Múnich, Geli, supuestamente, se
suicidó. Después de una discusión con Geli, Hitler se trasladó en
automóvil desde Múnich a Hamburgo. Desde la ventana de su casa,
Geli se asoma a la ventana y grita: "Entonces, '¿no me dejas ir a
Viena?", Hitler responde enfurecido un claro "¡No!" y se marcha.
Estando Hitler atravesando la ciudad de Nuremberg, se entera por un
llamado de Hess que Geli se había suicidado con un disparo en el
corazón con la pistola del propio Hitler. La teoría que quedó
descartada una vez se hubo comprobado que Geli no estaba
embarazada. Además, Hitler sostenía una relación con Eva Braun
desde hacía al menos dos años antes de la muerte de Geli.
HITLER Y SUS MUJERES: La misteriosa muerte de “Geli”.
Ricardo V. Canaletti. DE LA REDACCION DE CLARIN.
Faltaba una letra, la "d". Nadie en su sano juicio hubiese terminado la carta con una palabra a medio escribir. La "d" ausente era el final de "und", que en el
idioma alemán significa "y" (como en español es una sola letra, sería algo así como si a la "y" le faltara medio trazo). La carta terminaba con una "y.....". Parecía
que al autor lo hubiesen incomodado con alguna interrupción. Decía: "Cuando vaya a Viena, espero que pronto iremos juntos a Sommering y...." La escritura
era normal y las últimas letras, la "u" y la "n" de "und" fueron escritas con líneas finas y de pulso sereno, como el resto. El cuerpo de Geli Raubal, una atractiva
chica de 23 años, de cabello castaño oscuro y ondulado, había caído al lado del pequeño escritorio donde redactaba la carta, que estaba ubicado en uno de
los dormitorios del amplio piso de Prinzregentenplaz, en Munich. Horas antes, en el almuerzo, por ese viaje a Viena que ella quería realizar había discutido a
los gritos con su tío Alfie o Alf, como lo llamaba cariñosamente. La pistola de su tío, una Walther 6.35, estaba cerca y de esa arma salió el disparo. Una bala
le había atravesado el pecho. Era el 19 de setiembre de 1931.
Hitler era insufrible. La celaba hasta la enfermedad, no la dejaba salir del piso de Prinzregentenplaz sin su permiso, controlaba sus viajes y mayormente no los
autorizaba. Geli tuvo un affaire con Emile Maurice, chofer y guardaespaldas de Hitler. Cuando el Fuhrer se enteró le hizo una escena tal al joven que éste
pensó que le iba a pegar un tiro. No fue así. Lo despidió. Luego contrató a Frau Bruckmann para que hiciera de dama de compañía de Geli. Debía salir
siempre con ella y jamás regresar tarde. Todo estaba controlado y dirigido. "Mi tío es un monstruo. Nadie puede imaginar lo que exige de mí", confesó Geli.
Ella quería libertad y su tío le imponía una vida asfixiante. A pesar de que quería a Geli como un loco, este matiz de la personalidad del dictador se mantuvo
inalterable con las siete mujeres que mantuvierion relaciones amorosas con él. Seis de las cuales se suicidaron o lo intentaron, inclusive la última, Eva Braun.
Enseguida se habló de que Geli se mató manipulando o jugando con el arma de Hitler, versión que hicieron circular los propios nazis. Luego de una rápida
autopsia se sentenció que se había tratado de un suicidio y el cadáver fue enviado de prisa a Viena. ¿Una suicida que se dispara en el pecho? Los
sacerdotes vieneses no creyeron la historia nazi y permitieron que Geli fuese enterrada en suelo consagrado, circunstancia que les estaba prohibida a los
suicidas. Cuando ocurrió la muerte, Hitler tenía una coartada: estaba en un hotel de Nuremberg para una reunión política. El mismo 19 de setiembre volvió a
Munich y lo hizo tan rápido que la policía lo detuvo unos instantes por exceso de velocidad. Sus hombres más cercanos contaron que al conocer la noticia se
puso histérico y luego cayó en una gran depresión. Se recluyó en la cabaña que su amigo y editor Adolf Muller tenía sobre el lago Tegernesse. La historia que
circuló entre los allegados fue que el líder del partido hablaba de dejar la política y hasta se cuenta que Rudolf Hess, quien fuera luego su lugarteniente, se
apresuró a quitarle una pistola de la mano con la que pensaba matarse. ¿Qué hubiese sido de la historia si Hess no llegaba a tiempo?. El periódico "Munchen
Post" señalaba que Geli tenía la nariz rota y otros golpes en el cuerpo. Pero nada figura en la autopsia ni fue mencionado por las dos mujeres que levantaron
el cadáver. Otto Strasser, enemigo político de Hitler, lo trató de sádico y pervertido. Contó que obligaba a su sobrina a desnudarse y que se excitaba cuando
ella orinaba él. Su mamá Angela le contó a oficiales estadounidenses luego de la guerra, su hija quería casarse con un violinista y tanto ella como Hitler se lo
prohibieron terminantemente. Hubo quien pensó que el ansiado viaje a Viena del que hablaba la última carta era para ver a ese novio. Otros dijeron que estaba
embarazada del muchacho y que su intención era ir a abortar. Un año y medio después de la muerte de Geli Raubal, el periodista Fritz Gerlich, dueño del "Der
Gerade Weg", anunció que revelaría en su diario quién ordenó la muerte de Geli. Pero en marzo de 1933, un escuadrón de tropas de asalto de las S.A., otro
grupo militarizado del partido nazi, entró a su despacho, destruyó los archivos y le dio una paliza. Lo mandaron al campo de concentración de Dachau. Un mes
después, George Bell, uno de los principales informantes de Gerlich, fue asesinado. Lo mismo ocurrió con Gerlich pero el 30 de junio de 1934, en la llamada
"Noche de los Cuchillos Largos", cuando el líder nazi desató asesinatos por todas partes para deshacerse de las S.A. Tal vez Geli, desesperanzada, se haya
suicidado para escapar a la presión psicológica que ejercía su tío. O acaso él la mató o la haya mandado a matar. Lo seguro es que los temores de los suyos
sobre el futuro político de su jefe y de su partido se disiparon pronto. En las elecciones de Munich de 1931, los nazis salieron segundos muy cerca de los
socialdemócratas. Y en 1933 Hitler fue canciller del Reich. La muerte de Geli Raubal quedó olvidada, sepultada por millones de otras muertes que vinieron
después.
HITLER Y SUS MUJERES
Eva Anna Paula Braun
Eva con sus hermanas Ilse y Gretl.
Ella está a la derecha de la foto.
Arriba: Foto tomada en el estudio fotográfico
de Heinrich Hoffman donde trabajaba.
Descargar

FASCISMO: LA IDEOLOGÍA