El pequeño petirrojo.
(adapted from Little Robin Red Vest by Jan Fearnley)
La semana antes de Navidad, el pequeño petirrojo estaba muy
ilusionado. Había lavado y planchado sus siete chalecos que
abrigaban mucho para los fríos invernaderos.
Se puso su chaleco blanco y salió de la
casa.
En camino, se tropezó con una rana.
Y el pequeño petirrojo le dió a la rana su chaleco blanco.
Aun me
quedan
seis.
Tengo
frío. ¿Me
puedes
ayudar?
Gracia
s
Seis días antes de Navidad el pequeño petirrojo se
puso su chaleco verde y salió.
Por el camino apareció un erizo
Y el pequeño petirrojo le dió al erizo su chaleco
verde.
Aun me
quedan
cinco.
Tengo
frío. ¿Me
puedes
ayudar?
Gracia
s
Cinco días antes de Navidad el pequeño petirrojo
se puso su chaleco rosa y salió de su casa.
En camino, se tropezó con un topo que tenia
escalofrios.
Y el pequeño petirrojo le dió al topo su chaleco rosa.
Aun me
quedan
cuatro.
Tengo
frío. ¿Me
puedes
ayudar?
Gracia
s
Cuatro días antes de Navidad el pequeño
petirrojo se puso su chaleco amarillo y salió
para dar un paseo.
En camino, se tropezó con una ardilla.
Y el pequeño petirrojo le dió a la ardilla su
chaleco amarillo.
Aun me
quedan
tres.
Tengo
frío. ¿Me
puedes
ayudar?
Gracia
s
Tres días antes de Navidad el pequeño
petirrojo se puso su chaleco violeta y salió.
Se encontró con un conejo.
Y el pequeño petirrojo le dió al conejo su
chaleco violeta.
Aun me
quedan
dos.
Tengo
mucho frío.
¿Puedes
ayudarme?
Gracia
s
Dos días antes de Navidad, el pequeño petirrojo
se puso su chaleco azul y salió de la casa para
hacer patinaje en el río helado.
Al lado del río se tropezó con una nutria.
Y el pequeño petirrojo le dió a la nutria su chaleco
azul
Tengo
frío. ¿Me
puedes
ayudar?
Aun me
queda un
chaleco.
Gracia
s
El día antes de Navidad se puso su ultimo
chaleco, un chaleco naranja que abrigaba
mucho y salió de casa.
Apareció un ratoncito que estaba helado de frío.
El pequeño petirrojo pensó y le dió al ratoncito su
chaleco naranja.
Tengo
frío. ¿Me
puedes
ayudar?
Gracia
s
Se acercaba la noche de Nochebuena y el
pequeño petirrojo no tenía nada, y no había
nadie a su alrededor para ayudarle. Estaba
muy lejos de casa y tenía mucho frío.
Sería mejor
si vendrás
conmigo.
De repente oyó un sonido extraño
y un trineo apareció de los cielos.
El pequeño petirrojo montó en el
trineo y volaron al Polo Norte.
Este es el
generoso
jovencito
de quien
hablaba
Y Mamá Noel se puso a trabajar.
Entonces
debe tener
algo muy
especial
Has regalado
Este chaleco
es muy todas tus prendas de
para ayudar a los demás.
especial.abrigo
Te mantendrá
Estás
delEstoy
espiritu
de Navidad.
abrigado
paralleno
siempre
y
llegado el
momento al que
muy
cuando losHa
demás
recibas
tu regalo.
orgulloso
esten contigo, sentirán
de tí
su calor también.
Muy pronto le había tejido un pequeño chaleco del
tamaño perfecto para un pajarito.
El pequeño petirrojo volvió a
su casa en el trineo de Papá
Noel.
Gracias
De
nada
El pequeño petirrojo no se enfriaba nunca jamás,
y vivió feliz para siempre.
FIN
Descargar

El pequeño petirrojo.