Reencantemos
la Vida y
la Misión
de la Iglesia
¿Qué es la Misión Continental?
Un impulso misionero de toda la
Iglesia de América Latina y el Caribe.
Es poner a la Iglesia en un estado de misión
permanente.
Es pasar de una pastoral de conservación a
una pastoral misionera.
Es preguntar, escuchar y ofrecer un encuentro
con el Señor.
Él llena de gozo y de sentido nuestra vida.
Es salir más que quedarse, es ir más
que esperar.
¿Qué hacemos en la Diócesis de
La Dorada-Guaduas?
En 2011 nos
ocuparemos de reencantarnos
en nuestra
vida de cristianos y de Agentes Pastorales.
Lo haremos escuchando la Palabra de
Dios y a ustedes, Agentes Pastorales.
Sí, necesitamos escucharnos y acogernos, crear
espacios de diálogo, para compartir lo que nos
ha pasado con este tan fuerte terremoto.
Queremos detectar nuestras dificultades como
Agentes Pastorales: cansancios, agobios, faltas
de ánimo.
Queremos darnos juntos un
nuevo impulso.
¿Qué es esta Ficha de Trabajo ?
Esta Ficha de Trabajo
pretende ayudarnos:
* a darnos cuenta de nuestras
dificultades y
* a reencantarnos en el encuentro gozoso
y esperanzador con el Señor.
Él llena de sentido nuestras vidas.
Él otorga un nuevo impulso a nuestro
servicio pastoral.
PRIMER MOMENTO DE TRABAJO CON LA FICHA
¿ Qué significa
REENCANTARNOS ?
PRIMER MOMENTO PARA TRABAJAR LA FICHA
¿QUÉ SIGNIFICA REENCANTARNOS?
Es el trabajo
de renovar, dar nuevo
impulso y nuevo ánimo a
lo que está dormido o se ha
vuelto rutina en la vida
pastoral.
Volver a recobrar
la ilusión, el fervor, el
amor primero.
Volver a soñar con el
Reino de Dios
Sacudirse del
funcionar cotidiano que
nos hace vivir desde el
deber. Disfrutar y gozar
la vida que es un don de
Dios.
PRIMER PASO
DETECTAR DIFICULTADES
La Pastoral: monotonía,
no se pueden abrir
nuevos horizontes;
desgaste en la entrega,
sólo funcionamos, no hay
asombre ante el Misterio.
RESPONDEMOS LA SIGUIENTE PREGUNTA:
¿ Nuestro trabajo pastoral
se ha convertido en rutina?
¿Por qué?
¿NUESTRO SERVICIO PASTORAL ES RUTINARIO?
EL CANSANCIO DE NUESTRO CADA DÍA
El Cansancio: es la sensación de
agotamiento posterior a un gran
Esfuerzo. Es normal y es habitual.
El Desgaste: así como el uso de
una herramienta la gasta, el
esfuerzo sin descanso, gasta la
vida interior de la persona.
La fe también se va cansando y
desgastando, se debilita el
servicio al hermano, crece el
amor como una normalidad y se
convierte en una mezquindad,
nos dice el Papa Benedicto.
RESPONDEMOS LA SIGUIENTE PREGUNTA:
¿ Qué nos cansa en
el servicio pastoral y
en la Iglesia?
SEGUNDO MOMENTO DE TRABAJO CON LA FICHA
Recomenzar
todo desde
Cristo
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
Los peregrinos de
Emaús
"Ese mismo día, dos de los
discípulos iban a un pequeño
pueblo llamado Emaús, situado
a unos diez kilómetros de
Jerusalén. En el camino
hablaban sobre lo que había
ocurrido.
Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y
siguió caminando con ellos. Pero algo impedía que sus ojos lo
reconocieran.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
Él les dijo: '¿de qué
vienen discutiendo
por el camino?' Se
detuvieron, y
parecían muy
desanimados. Y
uno de ellos,
llamado Cleofás, le
respondió: '/ Tú
eres el único
forastero en
Jerusalén que
ignora lo que pasó
en estos días!'
"¿Qué cosa?', les
preguntó.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
Ellos respondieron: 'Lo
referente a Jesús, el
nazareno, que fue un
profeta poderoso en
obras y en palabras
delante de Dios y de
todo el pueblo, y cómo
nuestros sumos
sacerdotes y nuestros
jefes lo entregaron para
ser condenado a muerte
y lo crucificaron.
Nosotros esperábamos
que fuera él quien
librara a Israel. Pero a
todo esto ya van tres
días que sucedieron
estas cosas.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
Es verdad que algunas
mujeres que están con
nosotros nos has
desconcertado: ellas
fueron de madrugada
al sepulcro y al no
hallar el cuerpo de
Jesús, volvieron
diciendo que se les
había aparecido unos
ángeles, asegurándoles
que él está vivo.
Algunos de los nuestros
fueron al sepulcro y
encontraron todo como
las mujeres habían
dicho. Pero a él no lo
vieron.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
Jesús les dijo:
'¡Hombres duros de
entendimiento,
cómo les cuesta
creer todo lo que
anunciaron los
profetas! ¿No era
necesario que el
Mesías soportara
esos sufrimientos
para entrar en su
gloria?' Y
comenzando por
Moisés y
continuando en
todas las Escrituras
les explicó lo que se
refería a él.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
Cuando llegaron cerca del
pueblo adonde iban, Jesús
hizo ademán de seguir
adelante. Pero ellos
insistieron: 'Quédate con
nosotros, porque ya es tarde
y el día se acaba' El entró y se
quedó con ellos. Y estando a
la mesa, tomó el pan y
pronunció la bendición; luego
lo partió y se lo dio. Entonces
los ojos de los discípulos se
abrieron y lo reconocieron,
pero él había desaparecido
de su vista. Y se decían: '¿No
ardía nuestro corazón,
mientras nos hablaba en el
camino y nos explicaba las
Escrituras?'.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
EL ENCUENTRO CON EL SEÑOR
En ese mismo momento,
se pusieron en camino y
regresaron a Jerusalén.
Allí encontraron a los
Once y a los demás que
estaban con ellos, y estos
les dijeron: 'Es verdad,
¡El Señor ha resucitado y
se apareció a Simón!'.
Ellos, por su parte,
contaron lo que les había
pasado por el camino y
cómo lo habían
reconocido al partir el
pan".
Palabra del Señor.
RESPONDEMOS LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:
¿ Cómo ha sido tu
encuentro personal con
el Señor ?
RESPONDEMOS LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:
¿ Siento que el Señor
camina a mi lado y escucha
lo que le cuento?
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
RECONOCER A CRISTO RESUCITADO
El cristianismo consiste en
reconocer a Cristo y seguirlo.
Los discípulos que encontraron
al Señor quedaron fascinados y
llenos de estupor.
La primera experiencia de
encuentro con el Señor, es
necesario reforzarla al ver al
Señor hoy, en cada momento,
en el rostro del hermano.
Se trata de ver a Cristo hoy y
encontrarse con Él nuevamente,
acogiendo el corazón de los
otros, especialmente de los que
más sufren.
Se puede leer el Documento de Aparecida en el número 244.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
COMUNICAR LA ALEGRÍA DEL RESUCITADO
La alegría que hemos recibido en el
encuentro con Jesucristo, deseamos que
llegue a todos los hombres y mujeres heridos
por las adversidades.
en el
Servicio
Pastoral
La alegría del discípulo es antídoto frente a un mundo
atemorizado por el futuro y agobiado por la violencia y el
odio.
La alegría del discípulo es una certeza que brota de la fe, que
serena el corazón y capacita para anunciar
la buena noticia del amor de Dios.
Conocer a Jesús es el mejor regalo que
puede recibir cualquier persona;
haberlo encontrado nosotros es lo
mejor que nos ha ocurrido en la vida, y
darlo a conocer con nuestra palabra y
obras es nuestro gozo.
Documento de Aparecida N° 29
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
COMUNICAR LA ALEGRÍA DEL RESUCITADO
Conocer a Jesús es el mejor
regalo que puede recibir
cualquier persona; haberlo
encontrado
nosotros es lo
mejor que nos ha
ocurrido en la
vida, y darlo a
conocer con
nuestra palabra
y obras es nuestro
gozo.
en el
Servicio
Pastoral
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
REENCANTARNOS EN EL SERVICIO PASTORAL
Volvamos a caminar con
los peregrinos de Emaús
¿Quiénes eran estos peregrinos?
Da la impresión que fueron
hombres que estuvieron muy
cerca de Jesús.
Ellos ya han conocido a Jesús, lo
han acompañado en sus salidas;
es más, puede que se hayan
sentido sus colaboradores en la misión que Jesús les ha
entregado.
Puede que ellos, entonces, sean discípulos que realizaron con
Jesús tareas pastorales, que creían en Dios, que hablaron de
Dios, y que en los momentos más decisivos de sus vidas, pierden
la esperanza.
¿Cuál fue el problema de los Discípulos de Emaús?
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
REENCANTARNOS EN EL SERVICIO PASTORAL
¿Cuál fue el problema de los
Discípulos de Emaús?
Posiblemente, se dieron cuenta
que en su vida habían hablado
acerca de Dios, pero no habían
hecho verdadera experiencia
de Dios, en Cristo Jesús.
Lo que habían dicho de Dios, lo que habían predicado, no lo
habían pasado de los labios al corazón.
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
REENCANTARNOS EN EL SERVICIO PASTORAL
Estaban perdiendo la esperanza
y la ilusión, se marchan abatidos
lejos de la comunidad; habían
perdido todo gozo en el servicio
pastoral.
Cuando perdemos el gozo de
anunciar al Señor de la Vida a los
hermanos, es que hemos dejado
de experimentar su presencia
fascinante y animadora.
Posiblemente hacemos un trabajo pastoral, pero no hacemos un
servicio pastoral.
Se trata de que anunciemos al Señor y que compartamos, con
sencillez, nuestra experiencia de fe en Él, nuestra experiencia de
amor en Él, nuestra experiencia de salvación en Él.
Conocer a Jesús ha sido el mejor regalo que hemos recibido.
RESPONDEMOS LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:
¿ Escucho los problemas y
las dificultades de los que
están en el grupo o servicio
pastoral ?
RESPONDEMOS LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:
¿ Busco los momentos para
acompañarlos y compartir
con ellos ?
SEGUNDO PASO: RECOMENZAR DESDE CRISTO
¡QUÉDATE CON NOSOTROS SEÑOR!
Los discípulos han reconocido al
Señor en la fracción del pan.
En la profunda experiencia de
entrega de Jesús, en que se hace
cuerpo entregado y sangre
derramada, se produce el
reencantamiento verdadero.
Es la vida de Dios, en Cristo, en
mi vida personal y en comunidad,
nuevamente.
En la fracción del pan está la
presencia salvadora del Señor que
reencanta la vida de la Iglesia.
ORACIÓN DE BENEDICTO XVI
Quédate con nosotros,
Señor acompáñanos,
aunque no siempre hayamos sabido
reconocerte.
Tú eres la Luz en nuestros corazones,
y nos das tu ardor con la certeza de la
Pascua.
Tú nos confortas en la fracción del pan,
para anunciar a nuestros hermanos
que en verdad Tú has resucitado
y nos has dado la misión de ser testigos
de tu victoria.
ORACIÓN DE BENEDICTO XVI
Quédate con nosotros, Señor
Tú eres la verdad misma,
eres el revelador del Padre,
ilumina Tú nuestras mentes
con tu Palabra:
ayúdanos a sentir la belleza
de creer en ti.
Tú que eres la Vida,
quédate en nuestros hogares
para que caminen unidos,
y en ellos nazca la vida humana generosamente;
quédate, Jesús, con nuestros niños
y convoca a nuestros jóvenes
para construir contigo el mundo nuevo.
ORACIÓN DE BENEDICTO XVI
Quédate, Señor con aquellos
a quienes en nuestras sociedades
se les niega la justicia y la libertad;
quédate con los pobres y humildes,
con los ancianos y enfermos.
Fortalece nuestra fe de discípulos
siempre atentos a tu voz de Buen Pastor.
Envíanos como alegres misioneros,
para que nuestros pueblos,
en ti adoren al Padre, por el Espíritu Santo.
ORACIÓN DE BENEDICTO XVI
A María,
tu madre y
nuestra Madre,
Señora de Guadalupe,
Mujer vestida de sol,
confiamos el Pueblo
de Dios peregrino
en este inicio del
tercer milenio
cristiano.
Amén.
Descargar

Reencantamiento en la Misión Continental