EL ALTAR PARA EL DIFUNTO
En algunos hogares de
México es costumbre
poner el altar de muertos.
Antiguamente se ponía en
la sala de la casa, a la
vista de los visitantes y
amigos. Hoy en día los
podemos encontrar en el
área más íntima de la
casa.

La fotografía de nuestro ser querido ocupa el
lugar principal del altar y alrededor se colocan
objetos que la persona disfrutaba en vida
como: los platillos o alimentos que más le
gustaban, sus cosas predilectas como un libro,
cigarros, hasta la botella de licor que
prefería.
Algunos objetos
decorativos como: las
flores de
"Tzempaxuchitl",
calaveritas de azúcar y
el Pan de Muerto; son
parte de la tradición
antigua.
También el copal y el
incienso de olor
penetrante. Ya en la
noche, las velas, los
cirios o las veladoras
son encendidas en
espera del ser querido
que vendrá a visitarnos.
Los panteones
En todo México el
primero y el dos de
noviembre asisten a
los panteones millones
de personas a saludar a
sus muertos.
Es un día en el que las
familias se reunen,
llevando flores, música
o comida.
Esta es una ocasión de
reflexión, de
arrepentimiento o de
desahogo frente a la
tumba del ser querido
que ya no está.
Las calaveras
También nos la
comemos en las
calaveritas de azúcar
que traen los nombres
de las futuras víctimas,
o bien saboreamos los
huesos de la "pelona"
sopeados en un espeso
chocolate cuando
comemos el pan de
muertos. Las calaverias
de azúcar son las que se
colocan en los altares,
es común que en este
día se hagan regalos de
esta clase.
Descargar

En algunos hogares de México es costumbre poner el altar de