Cimiento Bíblico
Génesis 19:1-13
1 Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la
caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta
de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a
recibirlos, y se inclinó hacia el suelo,
2 y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a
casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis
vuestros pies; y por la mañana os levantaréis, y
seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron:
No, que en la calle nos quedaremos esta noche.
3 Mas él porfió con ellos mucho, y fueron con él, y
entraron en su casa; y les hizo banquete, y coció
panes sin levadura, y comieron.
Cimiento Bíblico
4 Pero antes que se acostasen, rodearon la casa
los hombres de la ciudad, los varones de
Sodoma, todo el pueblo junto, desde el más
joven hasta el más viejo.
5 Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los
varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos,
para que los conozcamos.
6 Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la
puerta tras sí,
7 y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no
hagáis tal maldad.
Cimiento Bíblico
8 He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han
conocido varón; os las sacaré fuera, y haced de
ellas como bien os pareciere; solamente que a
estos varones no hagáis nada, pues que vinieron
a la sombra de mi tejado.
9 Y ellos respondieron: Quita allá; y añadieron: Vino
este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá
de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal
que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot,
y se acercaron para romper la puerta.
10 Entonces los varones alargaron la mano, y
metieron a Lot en casa con ellos, y cerraron la
puerta.
Cimiento Bíblico
11 Y a los hombres que estaban a la puerta de
la casa hirieron con ceguera desde el menor
hasta el mayor, de manera que se fatigaban
buscando la puerta.
12 Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí
alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y
todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de
este lugar;
13 porque vamos a destruir este lugar, por
cuanto el clamor contra ellos ha subido de
punto delante de Jehová; por tanto, Jehová
nos ha enviado para destruirlo.
Cimiento Bíblico
Galatas 6:7
No os engañéis; Dios no puede ser
burlado: pues todo lo que el
hombre sembrare, eso también
segará.
Cimiento Bíblico
San Mateo 10:28
Y no temáis a los que matan el
cuerpo, mas el alma no pueden
matar; temed más bien a aquel que
puede destruir el alma y el cuerpo
en el infierno.
Cimiento Bíblico
Hebreos 10:31
!!Horrenda cosa es caer en manos
del Dios vivo!
Cimiento Bíblico
Hebreos 12:14
Seguid la paz con todos, y la
santidad, sin la cual nadie verá al
Señor.
Cimiento Bíblico
Deuteronomio 6:15
porque el Dios celoso, Jehová tu
Dios, en medio de ti está; para que
no se inflame el furor de Jehová tu
Dios contra ti, y te destruya de
sobre la tierra.
Cimiento Bíblico
Génesis18:20
Entonces Jehová le dijo: Por cuanto
el clamor contra Sodoma y
Gomorra se aumenta más y más, y
el pecado de ellos se ha agravado
en extremo
Cimiento Bíblico
Génesis 19:24
Entonces Jehová hizo llover sobre
Sodoma y sobre Gomorra azufre y
fuego de parte de Jehová desde
los cielos;
Cimiento Bíblico
Malaquias3:6
Porque yo Jehová no cambio;
Cimiento Bíblico
San Juan 8:32
y conoceréis la verdad, y la verdad
os hará libres.
Dos comentarios en conclusión:
La Palabra de Dios dice en Génesis 6:3 “Y dijo Jehová: No
contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque
ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte
años.” Y también en Isaías57:16“Porque no contenderé para
siempre, ni para siempre me enojaré; pues decaería ante mí el
espíritu, y las almas que yo he creado.
• No siempre Dios contenderá con la ignorancia y la terquedad
del hombre, vendrá el tiempo cuando el hombre tendrá que
enderezar su camino o sufrir las consecuencias.
2. un tiempo de arrepentimiento aquí la Biblia es clara cuando
dice en
2 Crónicas7:14 “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi
nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se
convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los
cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
• Si estamos dispuestos a volver nuestros corazones a Dios y
buscarle y amarle de verdad entonces Dios contestara
nuestras oraciones, sanara nuestra tierra y restaurara esta
nación a su gloria anterior.
1.
Descargar

Una Nación Desviada