CONCURSO DE
MICRORRELATOS
CURSO 2008 / 09
2º TRIMESTRE
ESTOS SON LOS GANADORES
Y
LOS MICRORRELATOS
PREMIADOS DEL
2º TRIMESTRE
1ER CICLO DE E.S.O.
1ER PREMIO
Marina López Santamaría
“La tía Blasa”
LA TÍA BLASA
Era un día de agosto y mi tía Blasa volvía del
mercado de comprar habichuelas. Cuando fue
a cruzar el puente se le apareció un duende
verde con pinta de malvado y le dijo:
“Te concedo tres maldiciones para quien quieras,
pero me tienes que decir el porqué.”
Y mi tía Blasa le dijo:
“Una para el mercader que me vendió las
habichuelas porque muchas están podridas;
otra para el médico porque me dejó mal la
pierna, y la última para la narradora del relato,
mi sobrina, porque yo no me llamo Blasa: me
llamo Josefa.”
1ER CICLO DE E.S.O.
2º PREMIO (COMPARTIDO)
Daniel Herrero
Sin título
SIN TÍTULO (DANIEL HERRERO)
“Y ahora, ¿dónde he metido al gato?”. Esas son las
palabras que oí un caluroso sábado a las 5:30 de
la mañana. Me levanté. Era mi hermana, que
estaba buscando al gato. Me dijo que la ayudara a
encontrarlo. Miramos por toda la casa, luego por
el barrio y, por último, por todo el pueblo. Ya era
de noche y los dos estábamos muy cansados, y
todavía no habíamos encontrado al dichoso gato.
Me paré a pensar dónde podría estar y después
de un momento de meditación le dije a mi
hermana, “¡pero si nosotros no tenemos gato!”
2º CICLO DE E.S.O.
1ER PREMIO (COMPARTIDO)
MARTA GARCÍA IBEAS
Peseta… querida mía
y
LARA ESTÉBANEZ
Casi millonario…
PESETA… QUERIDA MÍA
(MARTA GARCÍA)
Peseta, nuestro amor fue un proceso: la
primera vez que te vi te pensé menuda y
sin gracia. Al tiempo te adoraba, y
despechando a las otras que me rondaba,
te cortejé. Consentiste y caíste en mis
manos. Crecimos juntos. Pero, he de
decirte algo: los tiempos cambian, nos
hacemos europeos, más modernos: soy gay
y quiero a Euro.
Tu amigo, Víctor.
CASI MILLONARIO… (LARA ESTÉBANEZ)
Juan estaba aparcando el coche y cuando salió se
encontró con otro hombre casi idéntico a él.
 Hola, soy tu yo del futuro. Vengo a decirte que
mañana casi serás millonario. Esa quiniela que
llevas en la mano es la ganadora de esta semana.
 Si la quiniela es ganadora, ¿cómo es que seré casi
millonario? De pronto el otro hombre desapareció.
Juan cogió su quiniela y se acercó a la
administración para sellarla. La puerta estaba
cerrada.
 Pero si sólo han pasado dos minutos de la hora.
 Los dos minutos que te has entretenido charlando
fuera, majete –se oyó una voz de fondo.
BACHILLERATO
1er PREMIO (compartido)
DAVID DÍEZ
Sin título
y
NURIA HERRERO
Sueños…
SIN TÍTULO (David Díez)
Volvía reventado del trabajo a la hora de comer, y todos los días tenía que
aguantar la misma estampa: su mujer estaba en el jardín, hablando con
su vecino. Ni siquiera se percató de su llegada hasta pasado un rato. Al
cabo, entraron en su casa.
 Anoche no sacaste la basura, -lo dijo con un tono seco, casi
despreciativo.
Él no dijo nada, cogió la bolsa y salió a la calle.
A la media hora no había vuelto, así que su mujer salió para ver qué
sucedía. Allí estaba, descansando al sol. La bolsa de basura estaba
junto a la puerta, como esperando.
 ¿Todavía no has sacado la basura?
 Eso no es cierto… Simplemente me ha costado más de lo que creía, entonces esbozó una leve sonrisa.
 Eres insoportable. Por cierto, ¿has visto a nuestro vecino?
SUEÑOS… (Nuria Herrero)
Sueños… parecen tan irreales… pero esto es casi en realidad… o se cumplen… Veámoslo.
Frío, esto es lo que siente una pequeña niña que vive en la calle, cada vez que piensa que no
tiene casa. Miedo, esto es lo que siente cada vez que piensa que está sola e indefensa, y
nadie la protegerá. Dolor, esto es lo que siente cuando ve que no puede curar sus heridas
si no tiene dinero.
Pero todos estos sentimientos y pensamientos terminaron el día que apareció él. Aquel
buen señor que consiguió la felicidad de la pequeña con un simple acto para él y todo un
mundo para ella, la sacó de la miseria en que vivía y la hizo feliz.
Esa niña pudo estudiar y conseguir una gran carrera; la niña quería un hogar, y no sólo
consiguió eso, sino que también consiguió una familia; esa niña se convirtió en una gran
mujer gracias a los buenos actos de aquel hombre, y eso siempre se lo agradecerá.
Esa niña, o cualquier otro niño en la misma situación, podrías haber sido tú, la persona que
está leyendo este breve relato, o podría haber sido yo, aunque no es así gracias a la
suerte que he tenido.
Sólo espero que todos nos concienciemos de que todo esto y mucho más lo pueden
conseguir millones de niños en el mundo si somos solidarios y les ayudamos.
Así que no dejéis de soñar porque algún día todo eso que deseéis se hará realidad…
¡DE NUEVO, GRACIAS A TODOS
POR VUESTRA
PARTICIPACIÓN Y
ENHORABUENA A LOS
PREMIADOS!
OS ESPERAMOS EN LA
PRÓXIMA EDICIÓN DEL
CONCURSO
Descargar

Concurso de Microrrelatos Segundo Trimestre.