The Evolving Role of
Corporate Governance
in Credit Rating Analysis
CONGRESO INTERNACIONAL
DE GOBIERNO CORPORATIVO
Cartagena de Indias, Colombia
Noviembre, 2005
Standard & Poor’s asume, en materia de Gobierno
Corporativo (GC), una perspectiva financiera, es
decir, la de aquellas partes (stakeholders) que
tienen un interés financiero en la entidad – tanto
accionistas como acreedores.
“El Gobierno Corporativo puede definirse como
la interacción de gerentes, directores y
accionistas para dirigir y controlar la compañía,
y asegurar que todas las partes con interés
financiero reciban una justa participación en las
ganancias y activos de una compañía”.
En consecuencia, la relación entre la calidad crediticia y
algunos elementos de GC, es antigua y profunda, y es
parte de nuestra metodología de calificación de riesgo de
crédito.
•
Prácticas débiles de GC pueden afectar
negativamente el perfil crediticio (creditworthiness) de
una entidad.
•
En cambio, un GC fuerte (bien estructurado,
participativo), si bien no necesariamente eleva el perfil
crediticio, sirve como apoyo a la información financiera
y al mismo grupo directivo.
Prácticas de GC que afectan claramente el perfil crediticio:
•
Accionistas de control que destinan recursos de la
empresa a usos personales o no relacionados.
•
Un equipo Directivo que arriesga oportunidades de largo
plazo, a cambio de resultados de corto plazo.
•
Inadecuado monitoreo de la información financiera que
se proporciona a los mercados.
En ocasiones, ciertas prácticas de GC han sido factores
determinantes en la calificación crediticia de una compañía,
aunque en otras ocasiones esto no ha sido así.
Históricamente, de identificar los analistas señales negativas
en las prácticas de GC, las presentan en Comité de
Calificación, cuyos miembros evaluan su importancia relativa
y su influencia en la calificación.
Recientemente, sin embargo, S&P ha diseñado una
metodología estructurada y sistemática para identificar
factores de riesgo en el GC de nuestros clientes, y así indicar
la necesidad de un análisis más detallado y profundo de
dichas prácticas.
Principales elementos de GC incluidos en nuestros análisis
Estructura de Capital
La identificación de los accionistas de control es un
requerimento primordial en nuestros análisis, ya que su
naturaleza –gobiernos, familias, inversionistas financieros o
estratégicos, con frecuencia tiene una influencia significativa en
el perfil crediticio de las entidades que calificamos.
En este sentido, las suspicacias que frecuentemente tienen los
inversionistas institucionales hacia empresas ubicadas en
mercados emergentes, o bien hacia empresas controladas por
núcleos familiares -como es el caso de la mayoría de las
empresas latinoamericanas, se pueden ver disminuídas
mediante una estructura y prácticas de GC fuertes.
Control
El riesgo potencial de conflictos entre accionistas sobre el
control de la firma o sobre cómo debe ser operada ésta, nos
requiere conocer los mecanismos que las firmas han utilizado
para enfrentar intereses distanciados de accionistas.
• Decisiones recurrentes o significativas tomadas en
detrimento del interés de los accionistas minoritarios, en
ocasiones perjudica el perfil crediticio de las empresas, al
afectar su capacidad de acceder a los mercados de capitales.
• Por otro lado, si una empresa maltrata a uno de sus grupos
de accionistas, bien podría abusar también de otras clases de
inversionistas, incluyendo a sus acreedores financieros.
Dirección: sus políticas y estrategias
• Evaluar al Equipo Directivo es especialmente importante
para determinar calificaciones de Crédito.
• Sus logros son contrastados con sus planes previos
correspondientes, lo que da una base adicional para
juzgar su credibilidad.
• Se evalúan también las Políticas Financieras según su
agresividad o conservadurismo, y su consistencia con los
objetivos de la firma.
• En forma relevante se evalúa la propensión del Equipo
Directivo, entre buscar “crear valor”, crecer, y/o tener una
posición razonable de deuda y liquidez.
Calidad de la Información a Inversionistas
• Revisar la calidad contable es prerequisito crítico en nuestros
análisis financieros: aunque S&P no realiza auditorías,
analizamos las políticas contables utilizadas como base de los
Estados Financieros, la reputación del Auditor, y el grado de
apertura existente en los diferentes mercados.
• Sin embargo, siempre habrá límites a los métodos analíticos
ante una entidad que quiera disfrazar alguna información a los
ojos de sus auditores y de las agencias calificadoras.
• Aún así, la comparación de medidas financieras requiere que
éstas tengan una base de cálculo similar, por lo que es usual
realizar ajustes para que los estados financieros sean
comparables y así percibir mejor los riesgos asociados.
• Dudas acerca de la confiabilidad de la información, ya sea ésta
financiera o de otra índole, puede derivar en una calificación
inferior a la que aparentemente correspondería.
Transacciones Inter-compañías y con entidades
afiliadas.
El fondo y la forma como se llevan a cabo estas
transacciones son sumamente importantes:
• Según su objetivo, y la fortaleza o debilidad financiera que
estas entidades tengan, pudieran influír en el perfil de
crédito de la entidad que se está calificando.
• Es un reto evaluar si realmente estas transacciones se
realizan en condiciones de mercado
• Una propensión a hacer negocios con partes relacionadas
pudiera dar lugar a escepticismos.
Se anticipa que los Consejos de Administración y sus
Comités tomarán un rol más participativo en la dirección y
control de las empresas, por lo que el papel de los
miembros del Consejo tendrá una importancia cada vez
mayor para las agencias calificadoras de crédito. Esto nos
representa algunos retos metodológicos:
Compensación del Equipo Directivo:
Dificultad para determinar su dimensión relativa, así como
su influencia real en prácticas agresivas de dirección.
Estructura e involucramiento de los Consejos de
Administración: Consideraciones acerca de la proporción
y función de los miembros independientes del Consejo, y
sobre la eficiencia en la labor de sus diferentes comités
(Checks & Balances), no han sido sistemáticamente
incorporadas en nuestros criterios de análisis.
Prácticas sanas de GC no derivan necesariamente en un
perfil de riesgo de crédito superior.
En ocasiones encontramos entidades con altas
calificaciones crediticias, aunque sus prácticas de GC sean
de alguna manera problemáticas.
Sin embargo, la confianza que sus controles internos y la
información que proveen ofrece, disminuyendo “problema
de agencia”, conflictos de intereses, e información parcial
y/o tendenciosa, en muchas ocasiones deriva en una
mayor flexibilidad financiera.
Los fundamentos de calificación de todas las entidades
calificadas por Standard & Poor’s en Latinoamérica, están a su
disposición en la siguiente dirección electrónica:
www.standardandpoors.com
seleccione Latin America => Español, Portuguès, English
GRACIAS !
[email protected]
Descargar

“El Gobierno Corporativo puede definirse como la interacción de