Presentado a : Luis Carlos Certuche
Grado: 901
Presentado por:
Daniel Alejandro Díaz
Y
Andrés Felipe Bedoya
varios son los argumentos que la planteaban los promotores de la
expedición. Unos de afirman en el concepto de la unidad social, otros en
la posible rentabilidad económica de la empresa, otros se referían a
necesidades concretas de la nueva marina real, algunos a la gloria que
aportaría esta empresa a su benefactor.
El principal propósito de José Celestino Mutis fue destacar la importancia
de un conocimiento profundo y adecuado sobra la “utilísima quina”, sobre
sus posibilidades médicas y potencialidades económicas, que podría sacar
a Nueva Granada de su general atonía y universal atraso.
Continuar y profundizar, la obra del colega de Mutis, el médico Naturalista
Francisco Hernández, el que estudió la flora y fauna de Nueva España entre
157 y 1587.
Esta anhelada empresa de Ciencia habrá de corresponder no solo a su visión
estética del siglo ilustrado, a su visión estética de lanaturaleza, sino también a
las necesidades internas de España y de sus colonias: a las de la metrópoli,
por ser esa empresa la indicada para señalar el camino del desenvolvimiento
cultural y económico de sus provincias de ultramar, y a las de las colonias, en
especial de la Nueva Granada, porque de ella se pueden obtener soluciones
prácticas a su retraso.
La Corona española, vio en la Expedición un suceso aprovechable para el
conocer y explotar sus dominios. Sin embargo la expedición botánica se
desarrollo como un acontecimiento científico que aportó en gran medida a
las ciencias naturales, al descubrimiento y clasificación de especies, al avance
de las ciencias en la colonia y sobre todo, al incentivo de movimientos
patrióticos
La Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada
es un inventario de la naturaleza del virreinato de nueva
granada realizado por José Celestino Mutis.
Conocido en la Historia de Colombia como la Expedición
Botánica, sus objetivos científicos dieron como resultado la
recolección y clasificación de 20 mil especies vegetales y 7
mil animales de la actual Colombia; la creación de un
selecto de científicos y artistas y dio fundamentos para la
concienciación de las riquezas naturales del Nuevo Mundo.
Se inició en 1783 y duró treinta y tres años.
José Celestino Mutis, en asociación de sus
colaboradores, descubrieron la quina en el Nuevo
Reino de Granada, así como el té de Bogotá; las
propiedades del guaco o bejuco como preservativo
contra mordeduras de serpientes, y la ipecacuana del
rio Magdalena. Hizo ensayos para aclimatar el canelo,
el anís, la nuez moscada. Igualmente descubrió varias
minas.
Parte del herbario y la clasificación hecha por Mutis se
encuentran en Valladolid.
Colaboraron con Mutis en la Expedición Botánica el
presbítero Eloy Valenzuela como subdirector, y Pablo
Antonio García como dibujante. Luego entró a prestar sus
servicios el pintor de flores Francisco Javier Martiz, de
Gaudas (Cundinamarca). Se destacaron igualmente en la
obra de la expedición, Francisco Antonio Zea, Jorge Tadeo
Lozano y Francisco Jose de Caldas, quien fue uno de los
mejores colaboradores de Mutis en la Expedición.
Los discípulos de Mutis fueron todos decididos sostenedores
de la causa de la Independencia de Colombia, próceres
militares y civiles, y mártires de la guerra de independencia
colombiana. Se señala a Mutis como uno de los más eficaces
precursores de la independencia de Colombia y a su Expedición
como el génesis de la misma. Sus integrantes formaron un
núcleo granadino de fuerte influencia, que irradió por todo el
país las ideas revolucionarias por medio del periódico El
Semanario, publicado bajo la dirección de Francisco José de
Caldas.
Descargar

Diapositiva 1 - Cap