La Peste en la literatura:
Tres casos que mezclan lo
histórico con lo Magnífico.
La Peste en la Historia Literaria.
•En momento de la mayor aparición de peste en Europa (siglo XIV),
los europeos comenzaban un proceso en el cual renovarían sus
bases culturales, de acuerdo a los principios clásicos y temáticas
modernas, el cual fue llamado el Renacimiento.
•La peste y todos los estragos que produjo, fue el caldo de cultivo
para que surgieran expresiones artísticas que la tenían como eje,
junto con el proceso que estaban viviendo las sociedades de la
época.
•De esta forma, aparecen verdaderos cultos a la muerte,
desesperación, la capacidad e incapacidad del hombre frente a
los problemas, etc. que luego de varios siglos se ampliaron a
temáticas más profundas, pero manteniendo como protagonista,
directa o indirectamente a la peste.
La Peste en la Historia Literaria.
•Así El Decamerón de Giovanni Boccaccio, El diario del año de la
peste de Daniel Defoe y La peste de Albert Camus, con varios siglos
de diferencia entre sí toman la peste como protagonista,
representación o eje y dan rienda suelta a su creatividad artística.
•Ahora revisaremos sus aspectos más importantes, en especial
como una obra literaria puede representar un periodo histórico. No
obstante, sin olvidar que estamos en un genero que por más que se
parezca a la historia, sigue siendo literatura, es decir, mezcla
aspectos fantasiosos con otros reales.
El Decamerón. Giovanni Boccaccio
“...claramente comprendo y veo que la presente
obra tendrá a vuestros ojos, un grave y enojoso
principio, como sea que dicha obra tome
comienzo de algo, cuyo recuerdo es a todo el
mundo doloroso, como la pasada mortandad
pestencial, la cual, a cualquiera asistió, y de ella
tuvo noticia, ha sido causa de tanta aflicción y
llanto, que aun después de haber transcurrido
tanto tiempo está escrita en la frente de cada
uno, p.7”.
•Este inicio del Decamerón es una advertencia al
lector de por qué surge tal historia. Boccaccio no
quiere relatar la historia de la peste, ni tampoco
sus devastadores efectos directos, sin embargo la
utiliza como punto de partida de su historia.
•Entonces ¿Qué quería relatar Boccaccio? La
respuesta es simple luego de leído el libro. Uno se
da cuenta que quería ejemplificar el cambió
sufrido por la sociedad y por su gente luego de
eventos tales como la peste y guerras.
El Decamerón fue
escrito tiempo
después del ataque de
peste que sufrió Italia
y particularmente
Boccaccio, el cual
perdió a su madrastra
y a su padre.
El Decamerón. Giovanni Boccaccio.
•También es una muestra de lo que tendría que seguir la sociedad del
período. Para aquello muestra la huída de los personajes,
precisamente de la peste:
“… por cuanto los más, como desesperados de la vida, habían
desamparado sus casas y haciendas, de tal modo, que la mayoría de
las casas eran franqueables a todo el mundo… Para los que esta
bestial opinión sostenían, con todo esto, su principal propósito era
siempre huir de los que estaban enfermos, de tal modo que, en medio
de tanta miseria y aflicción, la autoridad de las leyes, tanto divinas
como humanas, yacía derribada… p.10”
•De modo de ejemplificar cómo la sociedad se encuentra en un
proceso de restauración. Junto a esto hay que señalar el carácter
moralista y recto de Boccaccio, por lo que su invectiva literaria
siempre iba acompañada de alguna lección.
El Decamerón. Giovanni Boccaccio.
•Además señala la incapacidad técnica de la
medicina para combatir la enfermedad,
lamentándose del destino que sufrieron las
personas afectadas por el mal, en especial
aquellas más notables estamentalmente y vaticina
lo que tiempo después sucedería, es decir que la
enfermedad se convertiría en una epidemia
endémica:
“…¡cuántos valerosos y nobles hombres, cuántos y
cuán hermosas, graciosas y galanas damas,
cuantos gentiles y alegres hidalgos que, no a jucio
del pueblo común, más al de Galeno, Hipócrates y
Esculapio, serían juzgados bien complexionados y
sanos, a la mañana comieron con sus compañeros
y amigos, y a la noche cenaron en el otro mundo,
con sus antecesores!, p.14”.
Boccaccio como
describe todo aquel
aspecto lúgubre
acaecido después de
la peste, pero con la
doble intención de
representar también
los cambios que
estaban sufriendo las
sociedades europeas,
en especial de Italia
renacentista.
El Decamerón. Giovanni Boccaccio.
•Cuando se refiere a Galeno, Hipócrates y Esculapio, se quiere referir
a los padres de la medicina, que no podían hacer nada al respecto, y
cuando habla de los nobles e hidalgos, se refiere a la cabeza de la
sociedad, haciendo notar que nadie estaba a salvo ni de la peste, ni
del desorden que podría afectar a los poderes existentes.
•Por lo tanto el contraste aparente que se ve en la obra de Boccaccio,
sobre el horror de la peste en el inicio, y los conflictos humanos (amor,
lujuria, fortuna, etc.) que se ven el resto del libro, no es sino la forma
que tiene el autor de situarnos en el escenario de cambio, de
renovación y de propia construcción que intenta reflejar.
•Por último debemos decir que El Decamerón nos sirve como una
descripción de los hechos más notorios en una epidemia de peste, no
obstante hay que identificar que es descripción y que es intención del
autor. A pesar de esto es un libro que nos envuelve en la atmósfera de
la época renacentista y por ende de los desafíos humanos, en
particular la peste.
El Diario del año de la Peste. Daniel Defoe.
•Londres 1600, la peste ataca a una de las mayores ciudades de
Europa, también una de las más ricas y modernas y por ende la que
debería tener los mayores recursos para enfrentar una epidemia de
esta naturaleza, no solo materiales, sino también humanos.
•Sin embargo y como señala Defoe en su libro, la ciudad tuvo que
pasar muchas penurias. Sí bien este libro es un relato ficticio, porque
no hubo ningún diario de la peste, ni Defoe es quien lo escribía, es
cierto lo que sucedió con Londres, ya que la enfermedad luego de ser
controlada, nunca se olvido del todo para los Londinenses.
“El relato ficticio pero de gran fuerza evocadora que hizo
Daniel Defoe de la peste en Londres en su Journal of the
plague Year nos presenta un cuadro de vigor e inmediatez
incomparables… Defoe nos permite comprender mucho
mejor lo que pensaba la gente del siglo XVII sobre la
peste” Lindemann, Mary, Medicina y sociedad en la Europa moderna
1500-1800, Editorial Siglo veintiuno de España Editores, Madrid, España
2001, p.17
El Diario del año de la Peste. Daniel Defoe.
•Eso mismo que genero los cuentos del Decamerón, o sea, la huída de
la ciudad ante el ataque pestencial, es lo que sucede con el
protagonista del Diario de la Peste. La duda de abandonar para
salvarse, conociendo los peligros que esto revestía por los cuentos que
en el mismo libro aparecen, o quedarse en la ciudad y aguantar el
avance continuo de la enfermedad:
“Esta manera de morir se parecía mucho a la gente que moría de la
gangrena común, que se desvanecía y se iba, por decirlo así, en un
sueño. Los que morían de este modo no tenían ni el menor indicio de
que estuvieran contaminados hasta que la gangrena se había
extendido por todo el cuerpo; y los mismos médicos tampoco podían
saber a que atenerse respecto a ellos hasta que les descubrían el
pecho o alguna otra parte del cuerpo y se veían las señales, p. 77”.
•La desesperación que sucede de un momento a otro, o el
conocimiento de que la peste llegará irremediablemente hasta sus
casas, es lo que Defoe trata de relatar en su libro. Junto con esto, tiene
un claro sentido crítico hacia las autoridades de la época, por su
despreocupación con la gente enferma, lo cual es más reprochable,
considerando los recursos de la ciudad.
El Diario del año de la Peste. Daniel Defoe.
•También crítica a la misma gente que aun no enferma, debido a sus
actitudes poco serías respecto a un peligro tan evidente. De eso se
vale para introducir subterráneamente sus pensamientos sobre
religión, política, ciencia, y todas las materias que la Inglaterra vivía en
la verdadera época de Defoe (casi 100 años después de lo que
aparecía en el diario).
•Un ejemplo de esto es la falta de cultura médica de la gente común,
como de los regentes del poder. Debemos señalar que porque en un
momento determinado la peste no ataque, no significa que no este
cerca, además es propio del periodo, los ataques de otras
enfermedades infecciosas, por lo que Defoe señala:
“Los desdichados fueron tan necios como para ir tras curanderos y
charlatanes y toda clase de comadres, pidiéndoles medicinas y
remedios; ingiriendo tal cantidad de píldoras, pociones y preventivos
pues así le llamaban- que no solo les hacían gastar su dinero sino que
también les envenenaban de antemano, por temor al contagio, y más
que defender sus naturalezas contra la peste, dejaban a esta el
campo abonado, p.31”
El Diario del año de la Peste. Daniel Defoe.
•La crítica de Defoe alcanza para la medicina, la cual en la época de
la gran peste de Londres, todavía no encontraba una cura contra la
peste, ni tampoco cuando fue escrito el libro realmente. El
cuestionamiento va más en el sentido de la falta de compromiso de
las autoridades con la investigación y el tratamiento de las
enfermedades, de hecho, Defoe en el libro señala que si hubiesen
habido hospitales de apestados, medicamentos efectivos y gente
capacitada para tratar a los enfermos, la cantidad de muertos hubiera
sido mucho más baja.
Este grabado de la época cuando ataco la gran peste
Londres, muestra la desesperación de a gente ante la
enfermedad. Señala: Señor, ten piedad de
nosotros…Mientras muestra a una multitud reunida
rezando. Esto Defoe lo crítica, diciendo que solo
contribuía al esparcimiento de la enfermedad, poniendo
en peligro a más personas, pero también lo alaba, ya que
demostraría que la unidad religiosa es posible si se tiene
en cuenta un objetivo en común, junto con sacar lo mejor
de las personas.
El Diario del año de la Peste. Daniel Defoe.
“Esto, para mi, dejo fuera de toda duda que el mal se propagaba por
contagio; es decir, por ciertos vapores o humos, que los médicos
llaman efluvios, por la respiración o por el sudor, o por el hedor de las
llagas de los enfermos, o por cualquier otro medio, tal vez
desconocido aun por los propios médicos…p. 70”
•Cuando Defoe señala esto, se está metiendo con una de las teorias
más controvertidas de la medicina, en particular con el tratamiento
contra la peste, ya que aún no estaba claro que el aire fuera el
vehículo, o uno de los vehículos que transmitía la peste.
•Por ende, vemos la gran capacidad del autor, al tocar diversos
temas, partiendo de un punto en común, como es relatar un episodio
de la historia de una ciudad, lo que le da la libertad para exponer sus
ideas, de manera muy familiar al lector que esta leyendo su libro, casi
como un cuento.
La Peste. Albert Camus.
"El bacilo de la peste nunca muere o
desaparece completamente. Puede
permanecer durmiente durante docenas de
años en muebles o ropas... esperar
pacientemente en cuartos, sótanos, baúles,
pañuelos y viejos papeles, y quizás llegue el día
en que, para instrucción o desgracia de la
En estas dos portadas de
humanidad, la peste despierte sus ratas y las
La Peste de Camus, se
envíe a morir en alguna ciudad satisfecha”.
ejemplifica dos de los
aspectos más nombrados
•Quien lea por vez primera esta frase, o el libro
cuando hablamos de la
de Camus, tal vez no se dará cuenta de la
peste: Las ratas y su
verdadera intención del autor. Algunos dirán
contagio, y la muerte
que es una novela sobre un caso de peste, otros
dirán que es una analogía sobre el aislamiento dolorosa de los enfermos.
humano.
• Lo cierto es que sabiéndolo o no, el sentido de
la obra de Camus, ejemplifica como un autor
puede tomar un tema tan atrayente como la
peste y adecuarlo al contexto que vive o que
quiere señalar.
La Peste. Albert Camus.
•Albert Camus toma la peste solo como una excusa, una excusa
entretenida, atrayente, que involucra al lector, algo que era
necesario para desarrollar el tema de fondo, el cual es colocar un
ejemplo de totalitarismo.
•Esto lo decimos, porque en la historia de Camus, queda reflejado
como sería una sociedad y sus integrantes, sin la disposición total y
libre de sus vidas. La ciudad de Oran en África es aquella sociedad
que Camus representa como ejemplo de lo que estaba sucediendo
con el choque de fuerzas que sacudían al mundo post Segunda
Guerra Mundial.
•A la vez, es una muestra del existencialismo que motivaba a
Camus, que puede ser visto en uno de las frases de La Peste, cuando
se discute sobre la intervención divina y la capacidad humana en la
epidemia.
La Peste. Albert Camus.
"Puesto que el orden del mundo está regido por la muerte, acaso
sea mejor para Dios que no crea uno en él y que luche con todas sus
fuerzas contra la muerte”…
“Quiere veros (Dios) ante Él más tiempo, es su manera de amaros….
He aquí por qué, cansado de esperar vuestra venida, ha hecho que
la plaga os visite, como ha visitado todas las ciudades de pecado
desde que los hombres tienen historia”.
•Estas declaraciones del médico y el cura, en La Peste, muestran
también como Camus quiere reflejar el pesimismo y el optimismo en
un mundo dividido, además de la lucha de poderes en los distintos
bandos, que ocasionan que la gente común sea castigada
injustamente.
•Por lo mismo, la lucha de la vida, al igual como se enfrentaría ante
la peste, debe enfrentarse ante las injusticias políticas e ideológicas
del mundo.
La Peste. Albert Camus.
•El conocimiento acabado de las causas, síntomas y tratamiento de la
peste, que denota Camus en su obra, nos muestra su calidad
intelectual, la que le permite jugar con esta enfermedad para
representar sus propósitos.
•Para Camus, la vida tiene muchos aspectos, cada uno de ellos
importante en sí, para que caigan en manos de otros, es decir el
ejemplo de la peste, es el ejemplo de la vida misma y al igual que la
peste, un desafío difícil de enfrentar, pero ganable.
Si bien este mapa no representa la
Europa de Camus, sino la afectada
por la peste de 1347, tiene la
similitud de mostrar el temor de la
gente en sus territorios: ya que en
Camus es el totalitarismo y en este
mapa la peste en sí.
La Peste en la historia literaria.
•De esta forma, vemos como incluso un ideal existencial, ideológico,
crítico o perspectivo puede ser representado en una obra literaria. Y
vemos como la peste tiene la fuerza conceptual para introducir tal
temática, ya sea por su importancia en la historia del hombre, por lo
terrible de su historia, o por la esperanza que ofreció su tratamiento, la
peste se transforma en parte importante del argumento de estos tres
libros.
•Y a pesar de no ser históricos, cumplen con la misión de representar
fielmente el mundo que describen, con todos los matices que se
pueden esperar de un libro de historia, ya que sus autores son parte de
la historia, tanto de la que cuentan, como de la que nosotros sabemos.
Entonces debemos situarlos a ellos y a sus obras, como un
complemento valido al momento de entender los procesos históricos,
y en el caso particular de la peste, entender la fuerza de tal palabra
para desarrollar una historia.
Descargar

ppt. La peste en la literatura. - El blog de Historia de mister Cristhian