Textos
bíblicos
sobre la
Eucaristía
Pan de Vida
Vida eterna
He recibido del Señor
lo que a mi vez les he
transmitido. Jesús, la
noche en que fue
entregado, tomó pan
y, después de dar
gracias, lo partió
diciendo: Esto es mi
cuerpo, que es
entregado por ustedes;
hagan esto en memoria
mía. De igual manera,
tomando la copa,
después de haber
cenado, dijo: Esta
copa es la Nueva
Alianza en mi sangre.
Todas las veces que
la beban háganlo en
memoria mía.
1Cor
11,23-25
Lc 22,19s
Tomó pan y, dando gracias, lo partió y se lo dio
diciendo: Esto es mi cuerpo, que es entregado por
ustedes. Hagan esto en memoria mía.
Hizo lo mismo con la copa después de cenar,
diciendo: Esta copa es la alianza nueva sellada con
mi sangre, que es derramada por ustedes.
Justicia y Eucaristía: 1Cor 11,17-34
Sus reuniones son más para mal que para
bien. Se notan divisiones entre ustedes…
Sus celebraciones ya no son comer la Cena
del Señor, pues cada uno come su propia
comida, y mientras uno pasa hambre,
el otro se embriaga…
El que come el pan o bebe la copa del Señor indignamente
peca contra el cuerpo y la sangre del Señor… Come y
bebe su propia condenación por no reconocer el cuerpo.
Por esta razón varios de ustedes están enfermos y
débiles y algunos han muerto…
¿Relacionamos la Eucaristía
con el hambre y sed de justicia?
Eucaristía,
servicio y amor
Si yo, que soy
el Señor y el Maestro,
les he lavado los pies,
también ustedes deben
lavarse los pies unos a otros.
Yo les he dado ejemplo, y
ustedes deben hacer
como he hecho yo…
Les doy un mandamiento nuevo:
que se amen los unos a los otros
como yo los he amado.
En esto reconocerán todos que son mis discípulos, en que
se amen unos a otros… No hay amor más grande que dar
la vida por sus amigos. Jn 13,14s.34s; 15,13
Pan de Vida: Jn 6, 35-71
Yo soy el pan de vida.
El que viene a mí
nunca tendrá hambre y
el que cree en mí
nunca tendrá sed…
Yo soy el pan vivo
que ha bajado del cielo.
El que coma de este pan
vivirá para siempre.
Si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su
sangre, no tienen vida en ustedes. El que come mi carne y
bebe mi sangre vive de vida eterna, y yo lo resucitaré el
último día…
¿Me da vida a mí realmente?
Mi carne es verdadera comida
y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne
y bebe mi sangre
permanece en mí y yo en él…
Quien me come vivirá por mí…
El que coma este pan vivirá para siempre
Jn 6,55-58
a
a
El pan que yo daré
es mi carne,
y lo daré para
la vida del mundo
Jn 6,51
Descargar

Diapositiva 1