“No deis lo superfluo,
dad vuestro corazón”
Sueños de la tierra
La tierra espera ver un signo de
Unidad.
Cuando suceda no hará falta
preguntar.
Ya no habrá más hambre, ¡no habrá
soledad!
La tristeza y el dolor pasaron ya.
Las pesadillas a un bello sueño han de
cambiar
y cada sueño ha de hacerse realidad.
¡Qué dichoso el hombre que su vida da
sin ponerle precio alguno a la Unidad!
La tierra espera ver un signo de
Unidad.
Cuando suceda no hará falta
preguntar.
Ya no habrá más hambre, ¡no habrá
soledad!
La tristeza y el dolor pasaron ya.
Las pesadillas a un bello sueño han de
cambiar
y cada sueño ha de hacerse realidad.
¡Qué dichoso el hombre que su vida da
sin ponerle precio alguno a la Unidad!
¡Estad en vela! Vivid en tensa espera, como el centinela que vigila desde lo alto del horizonte.
¡Estad atentos! Como el guarda que controla el paso del tren. ¡Vigilad en medio de la noche! Este
es el tiempo de la espera; mejor, de la esperanza. Ha llegado el momento de construir el futuro.
No podemos estar parados...
No durmáis más. Daos cuenta del momento en que vivís. La gran oportunidad está llamando a la
puerta; todo es posible. Es posible el cambio. Es posible la esperanza. Es posible la reconstrucción
personal. Es posible el caminar hacia la meta. No nos contagiemos de los que pasan junto a
nosotros, arrastrando penosamente la vida...
Que nadie caiga en la rutina. Están sonando ya los timbres de la historia. Amanece un nuevo
siglo... Es posible una nueva humanidad. Se nos llama a vivir despiertos. Espabilad. Estad
atentos. La Palabra de Dios nos anuncia que Dios nos ama.
Volved a los caminos en que encontraréis la paz. Vigilad. Os lo repito una y otra ved. ¡Vigilad!
Aquello que esperábamos está llamando a la puerta. Dios está aquí. Está en medio de nosotros. Y
nos invita a vivir la vida y desarrollarla.
Encendemos la
primera vela
PREGÓN DE ISAIAS:
ORACION PARA SONREIR
(de la ALEGRÍA)
Señor, renueva
espíritu yel
dibuja
en miy la
“El desierto y el yermo se regocijarán,
se mi
alegrarán
páramo
rostro sonrisas
de gozo con
por lagozo
riqueza
de tu
estepa, florecerá como flor de narciso,
se alegrará
y alegría.
Fortaleced las manos débiles, robusteced
las rodillas vacilantes, decid a los
bendición.
cobardes de corazón: sed fuertes, no temáis. Mirad a vuestro Dios que trae
el desquite, viene en persona y os salvará.
Se despegarán
los ojos por
delelciego,
Que mis ojos
sonrían diariamente
los oídos del sordo se abrirán, saltará como un ciervo el cojo, la lengua del
cuidado y compañerismo de mi familia y de
mudo cantará, y volverán los rescatados del Señor. Vendrán a Sión con
mi comunidad.
cánticos: en cabeza, alegría perpetua, siguiéndolos, gozo y alegría. Pena y
aflicción se alejarán. “
Que mi corazón sonría diariamente por las
alegrías y dolores que compartimos. Que mi
boca sonría diariamente con la alegría y
regocijo de tus trabajos.
Que mi rostro dé testimonio diariamente
de la alegría que tú me brindas. Gracias por
este regalo de mi sonrisa, Señor.
Amén.
-Madre Teresa de Calcuta
Encendemos la
segunda vela
PREGÓN DE JUAN BAUTISTA: (A la conversión)
Tú, Dios del tiempo nos tienes esperando. Quieres que
“Dad el fruto que pide la conversión...
Convertíos
porque
cerca quienes
el Reino de
esperemos el
momento justo
paraestá
descubrir
somos,
dóndeeldebemos
esperan
nosotros y
Dios. ... Una voz grita en el desierto:
preparad
camino ir,
al quienes
Señor, nos
allanad
susasenderos...
qué debemos hacer.
Yo os bautizo con agua para que os
convirtáis; pero el que viene detrás de mí puede más
Gracias... por el tiempo que nos concedes para
que yo, y no merezco ni llevarleesperar.
las sandalias. El os bautizará con Espíritu Santo y
Tú, Dios de los espacios nos tienes mirando. Quieres que
fuego...”
miremos en lugares buenos y en lugares inciertos para ver
si hay señales de esperanza y gente desesperanzada. Para
ver si hay señales de un mundo mejor que puede brotar.
Gracias... por el tiempo que nos concedes para
mirar.
Tú, Dios y Amor, nos tienes amando. Quieres que seamos
como Tú: que amemos a las personas que no tienen amor,
a las que son imposibles de amar, que amemos sin celos ni
amenazas, y, lo más difícil de todo que nos amemos a
nosotras mismas.
Gracias... por el tiempo que nos concedes para amar.
Y en todo esto nos guardas. Ante las preguntas difíciles
que no tienen respuestas fáciles, cuando fracasamos allí
donde esperábamos triunfar, cuando nos aprecian allí
donde nos sentimos inútiles. Y, pacientes, soñadores y
amando, con Jesús y su Espíritu Tú nos guardas.
Gracias... por el tiempo que nos concedes para
aguardar.
En los pobres yo te vi
Maltratado, marginado, crucificado
Y tuve que acercarme
Pude sentir que en ellos siempre
Tú me llamas
Encendemos la
tercera vela
PREGÓN DE MARÍA ( El de la escucha)
““El ángel le dijo: No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en
el seno y vas a dar a luz un hijo a quién pondrás por nombre Jesús…se llamará Hijo del Altísimo…
Creemos
en Jesucristo:
Dios
de Dios,
Dios-Hombre,
María respondió
He aquí
la esclava del
Señor,
hágase
en mí según tu Hombre
palabra.” de
Hombre, Hombre-Dios, Luz de luz, luz en la sombra, sombra
iluminada.
Todos: Señor, yo creo. Pero aumenta mi fe.
Creemos en Jesucristo: Que vivió haciendo el bien, dio de comer a
los pobres, perdonó a los pecadores, acogió a los marginados.
Todos: Señor, yo creo. Pero aumenta mi fe.
Creemos en Jesucristo: Que fue servidor de todos, que amó sin
descanso, que amó hasta el extremo, que entregó su vida.
Todos: Señor, yo creo. Pero aumenta mi fe.
Creemos en Jesucristo: Que venció a la muerte, que vive en la
plenitud de Dios, que está presente entre nosotros, que es fuente
de esperanza.
Todos: Señor, yo creo. Pero aumenta mi fe.
Muéveme mi Dios hacia ti
Que no me muevan los hilos de
este mundo, no
Muéveme atráeme hacia Ti,
Desde lo profundo
Encendemos la
cuarta vela
Respondemos: Ven, Señor Jesús
•Para que no haya más tinieblas en nuestro mundo
Ven, Señor Jesús
•Para que triunfe el bien sobre el mal
Ven, Señor Jesús
•Para que aumente la fraternidad entre todos
Ven, Señor Jesús
•Para que cese el odio y la violencia
Ven, Señor Jesús
•Para que todos trabajemos por la justicia
Ven, Señor Jesús
•Para que se defiendan los derechos humanos
Ven, Señor Jesús
•Para que nuestro mundo viva en la esperanza
Ven, Señor Jesús
•Para que nos enseñes el camino de la salvación
Ven, Señor Jesús
•Para que nos animes en nuestras dificultades
Ven, Señor Jesús
•Para que rompas las cadenas que nos esclavizan
Ven, Señor Jesús
•Para que la alegría llene nuestro mundo de dolor
Ven, Señor Jesús
Señor: te esperábamos grande...
y vienes hecho un niño pequeño
Te esperábamos en otro momento...
y vienes ahora, a tu hora, en silencio...
Te esperábamos en un lugar determinado...
y has escogido el último sitio...
Te esperábamos como Dios Fuerte...
y vienes hecho un Niño débil...
Señor: nos cuesta reconocerte...
Porque no eres el que creíamos
Porque eres diferente...
Porque eres sorprendente
Dios anunciado en los profetas.
Dios humilde
Dios diferente
Dios-con nosotros
¿Sabremos acogerte?
Descargar

Adviento - Twitter Parroquia Santa María Micaela