Dánae recibiendo la lluvia de
oro.
Tiziano; siglo XVI
Museo del Prado - Madrid –
Dánae recibiendo la lluvia de
oro.
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
• El tema representado es la fábula mitológica que relata cómo Zeus
hubo de transformarse en lluvia de oro para seducir a la bella Dánae,
a la que su padre tenía encerrada en una cámara metálica
herméticamente cerrada precisamente para guardarla de las
acechanzas del dios. En sus aventuras galantes Zeus se
metamorfoseaba para evitar ser reconocido: en águila, en toro, en
cisne ..., o en lluvia de oro como en este caso. De esa especial
relación con Dánae había de nacer Perseo, uno de los más
importantes héroes de la mitología clásica.
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
La joven Dánae, a la que en el lecho acompaña un perrillo, contempla
cómo cae sobre ella la lluvia de monedas, mientras su sorprendida y
avariciosa sirvienta intenta recoger en su delantal la mayor cantidad de
ellas. La blancura del cuerpo de Dánae contrasta con el cuerpo oscuro y
retorcido de la sirvienta; y ambas se destacan sobre un hermoso fondo
dorado casi tormentoso.
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
Tras conocer la espantosa noticia encerró a su hija junto
con el niño en un arca o cofre y los arrojó al océano. En
lugar de ahogarse, las olas los llevó a la isla de Sérifos o
Cérifos (Cícladas), donde fueron recogidos por un
pescador (la leyenda latina, a diferencia de la griega,
situará el desembarco en la costa del Lacio donde Dánae
se casará con Pilumno y fundará la ciudad de Ardea).
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
• Dánae era la hija del rey de Argos, Acrisio, quién supo por el oráculo de
Delfos que moriría a manos de un nieto suyo, hijo de Dánae. Para evitar
esta aseveración, recluyó a su hija en una cámara subterránea o en una
torre de bronce, totalmente sellada.
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
•
.
Sin embargo, el todopoderoso Zeus, el más enamoradizo de los dioses, se
enamora de ella y trata de poseerla recurriendo a una de sus múltiples
engaños o metamorfosis con mortales . En este caso Zeus se transforma
en una fina lluvia de oro y se cuela por una hendidura del techa,
seduciendo y penetrando a la jóven (como dios todopoderoso podía haber
forzado la cámara, pero lo hizo así para evitar suspicacias de su celosa
esposa, Hera, y para fastidiar al rey Acrisio).
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
De esta unión nació el héroe Perseo.
Según unos autores, durante algún
tiempo Dánae crió a su hijo en secreto,
otros dicen que justo después de dar a
luz, Acrisio descubrió la verdad.
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
• Más tarde, el rey Polidectes se enamoró de Dánae
y trató de alejar a Perseo, haciéndole prometer
que traería la cabeza de una de las górgonas, que
petrificaban a quién las mirase.
Dánae recibiendo la lluvia de oro.
• De regreso a Sérifós con Andrómeda, Perseo se venga del rey (quién
había tratado de violar a su madre) y lo petrifica con la cabeza de la
górgona Medusa. Con Dánae, viaja a Argos, huyendo Acrisio al
recordar el oráculo. Pero, el viejo rey al asistir en Larisa a unas
competiciones atléticas donde Perseo participaba como atleta, fue
mortalmente golpeado por un mal lanzamiento de disco efectuado por
Perseo. Accidentalmente se cumplía la predicción de Delfos.
Descargar

Dánae recibiendo la lluvia de oro