Cuatro realidades
acerca de la
salvación
Lucas 18:18-27
Un hombre principal le preguntó,
diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré
para heredar la vida eterna?
Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno?
Ninguno hay bueno, sino sólo Dios.
Los mandamientos sabes:
No adulterarás; no matarás;
no hurtarás; no dirás falso testimonio;
honra a tu padre y a tu madre.
Lucas 18:18-27
Él dijo: Todo esto lo he guardado desde
mi juventud. Jesús, oyendo esto, le dijo:
Aún te falta una cosa: vende todo lo
que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás
tesoro en el cielo; y ven, sígueme.
Entonces él, oyendo esto, se puso muy
triste, porque era muy rico.
Lucas 18:18-27
Al ver Jesús que se había entristecido
mucho, dijo: !!Cuán difícilmente entrarán
en el reino de Dios los que tienen riquezas!
Porque es más fácil pasar un camello por
el ojo de una aguja, que entrar un rico en
el reino de Dios. Y los que oyeron esto
dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo? Él
les dijo: Lo que es imposible para los
hombres, es posible para Dios.
El pasaje nos muestra
una conversación que
tuvo Jesús con un
joven y rico, acerca de
la vida eterna y la
salvación.
Solo Dios puede proveer
la salvación al hombre
perdido y lo hace de una
forma impensable e
imposible para él.
¿Qué es la
salvación?
Para poder entender mas a
fondo la obra salvadora de
Jesucristo, tenemos que
comprender primero cuatro
realidades mostradas en esta
conversación de Jesús con el
joven rico.
A. El hombre es Depravado.
B. El hombre es ignorante
C. El hombre es malo por
naturaleza
D. El hombre no tiene
esperanza
Conociendo el estado del
hombre, no vemos forma alguna
de que pueda ser salvo, lo que
nos pone a buscar en otro lado,
buscar en un nivel superior,
buscar en Dios la respuesta.
Y es un aspecto de Dios que
revisaremos como la segunda
realidad.
A. Es eterno
B. Es expresable
C. Es disponible
D. Es rechazable
Al joven rico se le hizo esa
invitación y esa
observación, y él tenía
algo que le estorbaba, y es
aquí donde encontramos
una tercera realidad.
A. El hombre mismo a través
de su egoísmo
B. La mentira
C. La confusión
Ante los obstáculos
se levanta la cuarta
realidad y esta tiene
que ver con Dios.
A. Ante el pecado, la paga
B. El infierno es tan real como
el Cielo
C. Ante la muerte inminente,
la invitación
D. ¿Quién, pues podrá ser salvo?
Estas cuatro realidades
nos ponen en la mente
la decisión más
importante de la vida:
El lugar donde
pasaremos la eternidad.
Para ser salvo, la persona
debe reconocer que está
perdido y que la vida que
lleva, tarde o temprano le
llevará al castigo de Dios,
y si rehúsa arrepentirse
lo único que le espera
es el infierno.
El amor de Dios se ha manifestado en
la persona y obra de Jesús. Todos
estaremos delante de él, ya sea en
calidad de Juez o en calidad de
premiador. ¿Cómo quiere verlo usted?
En esta mañana yo lo invito a ser
salvo y tener una relación con Dios a
través de su evangelio.
Y mire la diferencia entre religión y evangelio
Existen varias religiones pero un solo
Evangelio.
La religión es obra del hombre; el Evangelio
es don de Dios.
La religión es lo que el hombre hace para
Dios; el Evangelio es Dios haciendo todo por
el hombre.
La religión es el hombre en busca de Dios; el
Evangelio es Dios buscando al hombre.
La religión consiste en que el hombre suba la
escalera de su propia justicia; el Evangelio
dice que Dios bajó mediante la encarnación
de Jesucristo para encontrar en el escalón
más bajo a pecadores tales como nosotros
La religión reforma lo exterior;
el Evangelio transforma lo interior.
La religión blanquea la superficie;
el Evangelio produce el nuevo nacimiento,
es la verdadera vida.
La religión pretende manifestar la buena
voluntad del hombre; el Evangelio es la
buena nueva del amor de Dios.
El evangelio… es poder de Dios para
salvación a todo aquel que cree
(Romanos 1:16).
El hombre no está solo,
ni dejado a sus propios recursos,
pues Dios le tiende la mano.
Aquel que cree en el Hijo de Dios
recibe el perdón de sus pecados
(Hechos 10:43).
Nuestra fe es la plena confianza
en un Salvador vivo.
¿Se da cuenta que su camino
lejos de Dios lo llevará a más
perdición?
¿Se da cuenta que si muere en este
momento y no se ha arrepentido,
lo único que le espera es la
separación eterna de Dios en el
infierno y en el lago de fuego?
¿Quisiera en esta mañana
reconocer su necesidad de
perdón divino y acercarse
a Dios humildemente?
Mañana puede ser
demasiado tarde
Descargar

Diapositiva 1