Dios hace nuevas todas las cosas
Siempre es bueno celebrar
las fiestas, porque pase lo
que pase se necesitan a los
amigos al lado, para lo bueno
y para lo malo.
La fiesta es siempre un respiro en medio del
trabajo y las tribulaciones, que no nos faltan.
Aunque lo parecen no son una huída. Son una
bocanada de aire fresco, un descanso y una
recreación, nos creamos de nuevo
Pero la vida ahí está para recordarnos al día
siguiente el trabajo, las penas, las
enfermedades y los problemas. La realidad es
siempre tozuda
La fiesta es encuentro con uno mismo, con
los demás y con Dios. Ese encuentro nos
llena en plenitud
Para la fiesta siempre estamos preparados. Pero para la
vida debemos ejercitarnos en el aprendizaje de cada día
Este año es nuevo. Felicidades, porque
son tantas las oportunidades que se
nos presentan!
Tú eres el mismo, pero puedes ver la novedad
de cada día, de cada acontecimiento, de cada
persona. En cada uno se te hace presente el
mismo Jesús.
Feliz Año Nuevo
¡de corazón!
Descargar

Diapositiva 1