Centinelas
de Dios
Estamos en el mes de Septiembre, dedicado a la BIBLIA.
El mejor homenaje que podemos hacer a la Palabra de Dios
es acogerla y procurar vivirla en la vida de cada dia.
En ella siempre tenemos una respuesta para todas las
situaciones de la vida.
Una situación concreta, que muchas veces nos aflige:
Ante una persona amiga que está en el error,
¿qué actitud debemos tomar: hablar o callar?
Las leturas bíblicas de hoy nos dan una respuesta...
En la
1ª Lectura, el
profeta Ezequiel
aparece
como un
“CENTINELA",
que Dios ha
colocado para
vigilar la "Casa
de Israel".
(Ez 33,7-9)
- CENTINELA es el guardián atento, que otea el horizonte
para prevenir al Pueblo de posibles peligros.
Cuando percibe un peligro, debe tocar la trompeta.
Así la comunidad podrá prepararse para enfrentarse al inimigo.
Si no lo hace, será RESPONSABLE de la catástrofe.
- PROFETA
es el Centinela del Señor en medio del Pueblo para vigilar la
realidad y alertar de los peligros que lo amenazan.
Como profundo conocedor de Dios y de las realidades
de los hombres, el profeta no puede quedar indiferente
ante una persona mala y corrupta.
Ezequiel es conocido como
el "Profeta de la Esperanza".
A los exilados, que están
en tierra estranjera,
privados del Templo,
del sacerdocio y del culto,
y dudan de la bondad
y del amor de Dios,
los alimenta con la esperanza
de que Dios no los ha
abandonado ni olvidado.
Dios sigue amando a su Pueblo
y enviándole sus profetas.
En la Iglesia, todos somos
profetas (“centinelas"),
por tanto RESPONSABLES
también del destino
de nuestros hermanos.
En la 2ª Lectura, Pablo enseña que el AMOR es la plenitud de la Ley
y el camino para corregir al hermano que yerra. (Rm 13,8-10)
El verdadero amor no deja a las personas como son,
con sus defectos.
Es parte del amor corregir con humildad al hermano, que está errado.
La corrección fraterna es fácil cuando la anima la caridad
y muy difícil cuando no existe la comunión fraterna.
El Evangelio
sugiere el modo de
proceder con el hermano
que ha errado. (Mt 18,15-20)
Iniciamos el "Discurso
Eclesial" (el cuarto),
en que Jesús presenta
una catequesis sobre la
CORRECCIÓN FRATERNA
en la Comunidad:
¿Como corregir al hermano
equivocado o que ha
provocado conflictos en la
Comunidad?
El Evangelio propone
un camino
en VARIAS ETAPAS:
- 1er Paso: Un encuentro personal a solas con ese hermano...
* Muchas veces solemos propagar el error a los cuatro vientos...
El AMOR es más importante que la VERDAD...
La verdade desnuda y cruda, muchas veces arruina la convivencia
entre las personas, puede destruir a una persona...
deshacer una familia y destruir un matrimonio...
* ¿Conviene decir siempre toda la verdad?
La verdad que no produce amor, sino que provoca perturbaciones,
engendra discordias, odios y rencor, no debe ser dicha.
- Madre que no habla de los hijos al esposo, para evitar conflictos...
- El esposo arrepentido ¿debe contar su pasado infiel?
Hablando, “¿Se va a ayudar?" Saber cuándo debemos callar,
cuándo debemos hablar y cómo hablar.
- 2º Paso: Si no te escucha, pedir la ayuda de OTRAS PERSONAS,
que tengan sensibilidad y sabiduría...
- 3er Paso: Si ese intento
también falla, llevar el asunto
a la COMUNIDAD para recordar
al infractor las exigencias del
camino cristiano.
Pero la intervención debe
ser guiada por el amor.
- Hablar mal de la propria
Comunidad: es negativo...
- De la família: Puede aumentar
los resentimientos...
- ¿Has oído hablar mal
a un “creyente” de su iglesia
o de su pastor?
- ¿Has oído a un católico
hablar mal de su parroquia
o de su sacerdote?
- ¿De qué Iglesia eres tú?
- Finalmente:
Si persiste en el error,
será considerado como un gentil, un pagano.
No es la Iglesia la que excluye al infractor,
es él mismo quien rechaza la propuesta del Reino
y se coloca al margen de la Comunidad.
+ Y el Evangelio añade una Exhortación:
la ORACIÓN en común:
"Si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir
algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres
están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos".
Eso quiere recordarnos, que cuando la corrección
no ha sido posible por otros medios, aún podrá ser posible
por la oración, hecha en común, en nombre de Jesus.
* ¿Puede Dios contar contigo como un “CENTINELA" fiel?
Ante las diferencias, los erros y las faltas de los hermanos,
- ¿Eres tú "tolerante", intentas ayudarlos... con caridad?
- ¿Aceptas tú con humildad las correcciones justas
que los otros te hacen? ¿o crees que es una intromisión?
Las acciones erradas deben ser condenadas;
los que las cometen deben ser vistos como hermanos,
a quienes se ama, se los acoge y
se les da siempre otra oportunidad para volver...
P. Antonio Geraldo Dalla Costa - 04.09.2011
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: Música: Santo Livro
Autor:Pe. Zezinho
CD: Alpendre, Varandas
Paulinas COMEP
Busca la dirección: http://www.buscandonovasaguas.com
Descargar

Slide 1