Cuando llega el verano, nosotros, humanos,
nos sentimos atraídos por el mar.
Multitudes se reúnen en las playas buscando un
contacto con las olas que nos proporcionan placer y
descanso.
Pero, el caminar del ser humano deja su huella fatal
en las arenas de la playa.
Millones de bolsas de nylon y plásticos de todo tipo
son tirados en la costa. El viento y los mares se
encargan de arrastralos hacia el mar.
Una bolsa de nylon puede navegar varias docenas de
años sin degradarse.
Las tortugas marinas las confunden con medusas y
se las comen, ahogándose al tratar de tragarlas.
Miles de delfines también mueren ahogados...
Ellos no tienen capacidad para reconocer la basura de
los humanos, porque, "todo lo que flota en el mar
se come".
La tapa plástica de una botella o de un garrafón, que
tiene mayor consistencia que la bolsa plástica, puede
permanecer inalterada, navegando en las águas del mar
por mas de un siglo.
El Dr. James Ludwig, que estaba
estudiando la vida del Albatros en la
isla de Midway, en el Pacífico, a
muchas millas de los centros poblados,
hizo un descubrimiento espantoso.
Cuando comenzó a recoger el contenido del estomago de ocho crías de
Albatros muertos, encontró: 42 tapas plásticas de botella, 6
encendedores y restos flotantes que, en su mayoría, eran pequeños
pedazos de plástico.
Esas crías habian sido alimentadas por sus padres, quienes no supieron
hacer la distinción de los desperdicios
al momento de escoger los alimentos.
La próxima vez que vayas a tu playa preferida,
tal vez encuentres en la arena basura
que otras personas dejaron allí.
No fué basura dejada por ti, pero:
es TU PLAYA,
es TU MAR,
es TU MUNDO,
Y Tú debes hacer algo por ellos.
Muchos padres juegan con sus hijos al juego de: "vamos a ver
quien consigue juntar la mayor cantidad de plásticos?"
como forma de una sutil lección de ecología.
Otros, en silencio, recogen
un plástico abandonado y
lo llevan para sus casas,
con restos del mar.
Tu los verás pasar
sonrientes, sabiendo
que salvarán un
delfin.
" No se puede defender lo que no se ama, y no se puede amar
lo que no se conoce".
Ayúdanos a divulgar este mensaje, porque todo lo
anterior se aplica también a:
Lagos, Presas, Rios, Valles, Praderas y Montañas
Reenvialo a toda tu lista de amigos.
Estarás haciendo un gran favor
a la Natureza, a la Humanidad,
y a ti mismo.
Instituto Pela Preservação e Utilização Racional da Água
Rua Miguel Tostes, nº 804 – Porto Alegre - RS - Brasil
Organização da Sociedade Civil de Interesse Público.
OSCIP
Descargar

Ecologia