¿Cual es el tesoro que te gustaría encontrar?
A algunos les gustaría encontrar mucho
dinero para poder viajar y disfrutar de la
vida al máximo con todas sus ventajas.
A otros les
gustaría
encontrar la
pareja ideal que
les ayude a
superar su
soledad y
carencias
afectivas.
Pero bien sea que
tengamos dinero como
salud y estemos rodeados
por
nuestros
seres
queridos,
de
todas
formas nos gustaría
encontrar un tesoro que
nos llene plenamente, y
es que siempre tenemos
una carencia bien sea
física o psíquica.
La plena satisfacción no la da el dinero, porque una
vez que obtenemos una cosa ya queremos otra, así es
como se mueve la economía mundial, nos bombardean
de propagandas sacando nuevas modas, y sin darnos
cuenta, nuestra vida esta entretenida comprando cosas
que no satisfacen, obligándonos a trabajar más de lo
debido por los compromisos de pago.
Pero eso sí, algunos se llenan los bolsillos porque
saben
manejar
perfectamente
nuestra
insatisfacción y vanidad. El gasto del marketing
es asombroso, en algunos casos hasta el 90% del
costo de un producto se lo lleva la publicidad.
Entonces, utilicemos
nuestra inteligencia
para ordenar nuestras
vidas, así tendremos
una vida tranquila.
En ocasiones se nos
presentarán
oportunidades,
algunas con buenos
resultados, pero no
siempre es así.
Afortunadamente se puede aprender a vivir
de una forma productiva y equilibrada si nos
dejamos guiar por las Sagradas Escrituras
que fueron reveladas por Dios.
Las personas que leen la Biblia y tienen el
Espíritu de Dios en sus corazones llegan a ser
sabias porque comprenden la profundidad del
amor de Dios y tienen en alta estima las palabras
escritas en tan maravilloso libro, se manejan en
este mundo lejos del afán y la ansiedad.
Los que leen las escrituras viven con
esperanza y su alegría es interior, no
necesitan del dinero para ser felices porque
ya encontraron su tesoro,
y es que no hay mayor satisfacción que conocer a
nuestro verdadero y gran amigo Dios, que nos
aconseja cuando tenemos un problema, nos
consuela cuando estamos tristes, nos ayuda a
discernir el mal para protegernos y nos ofrece la
inmortalidad por medio de Cristo Jesús que
superó la muerte y sacó a la luz la vida.
Es la maravillosa manera como podemos
tener contacto directo con Dios, conociendo
su propósito y voluntad en nuestra vida.
Descargar

Diapositiva 1