Tema
textos “difíciles de entender” n° 4.
Colosenses 2: 14; 16.
“Canceló la nota de nuestra deuda, que
consistía en ordenanzas desfavorables a
nosotros; la quitó y la clavó en la cruz. 16 Por
tanto, nadie os juzgue en comida o en
bebida, o en cuanto a días de fiesta, lunas
nuevas o sábados”,
2 Pedro 3:15-16.
“Nuestro hermano Pablo
os escribió, según la
sabiduría que le ha sido
dada. … Ellas contienen
algunos puntos difíciles de
entender, que los indoctos
e inconstantes tuercen
como también las otras
Escrituras, para perdición
de sí mismos”
Este es uno de los
textos que algunos
“indoctos tuercen”
diciendo que la Ley
fue clavada en la
cruz, y que ya no se
debe juzgar a nadie
por no guardar el
sábado.
No debemos olvidar que el propósito de nuestro
“adversario” (1 Pedro 5:8), es conducirnos a la ruina
eterna, y esto lo logra tergiversando la Palabra de Dios,
como lo hizo en el Edén.
Dios había dicho a Adán y Eva que si comían del árbol de
la “ciencia del bien y del mal morirían” (Génesis 2:17).
Pero el diablo disfrazado de serpiente les dijo: “No
moriréis, sino que sabe Dios que el día que comáis de él,
serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo
el bien y el mal” (versos 4-5)
Y por darle una interpretación diferente a la Palabra de
Dios vino la desgracia para Adán, Eva y todos sus
descendientes, incluidos usted y yo. Y su plan es el mismo
hoy.
¿Quiénes eran los Colosenses?
Hay que recordar que
Calosas no pertenecía a
Israel, ellos eran gentiles,
pero algunos fueron
ganados al cristianismo, y
por tanto fueron contados
descendientes de Abrahán,
como herederos de las
promesas (Gálatas 3:29).
Colosenses es una breve carta dirigida a los cristianos de la ciudad de Colosas, en
Frigia, al sudoeste de Asia Menor.
El apóstol Pablo, al dirigirse a la iglesia de
Colosas, les recuerda su condición antes de su
conversión: (Colosenses 2:13).
“Y a vosotros, estando
muertos en pecados y en
la incircuncision de
vuestra carne, os dio vida
juntamente con Cristo,
perdonándoos todos
vuestros pecados”
Estos hermanos que eran
“gentiles” se habían
despojado de sus practicas
pecaminosas al aceptar a
Cristo en sus corazones y
testificaron de ese cambio al
ser bautizados, por tanto,
podían considerarse como
muertos a sus pecados, y
por fe habían pagado la
pena de muerte mediante
Cristo.
Ellos habían depositado
totalmente su fe en Jesús,
el apóstol Pablo dice (Verso
12).
“Sepultados con él en el
bautismo, fuisteis también
resucitados con él,
mediante la fe en el poder
de Dios, que lo levantó de
los muertos”
El Verso 11.
En él también fuisteis
circuncidados con
circuncisión no hecha a
mano, al echar de
vosotros el cuerpo
pecaminoso carnal, en
la circuncisión de
Cristo.
Ezequiel 36: 25,26. Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas
vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26 Os daré corazón nuevo,
y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de
piedra, y os daré un corazón de carne. 27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y
haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por
obra. Esto es lo que sucedió cuando los colosenses acudieron a Jesús.
Note las dos ideas mencionadas por Pablo:
1) “muertos en pecados”
2) e “incircuncision de nuestra carne”
Estos dos puntos abarcan lo que el hombre
personalmente merece debido a sus malas
elecciones o rebelión contra Dios, y también
el estado natural de condenación en que
todos hemos nacido.
¿Qué milagro se realizó cuando los
colosenses acudieron a Jesús?
La tendencia al
pecado, cultivadas
y heredadas,
fueron vencidas
por medio de
Jesús.
¿Qué es primero, el perdón o la vida?
Uno no puede decir que tiene vida hasta que
no paga la deuda. Por tanto: el perdón
precede a la vida que Él nos imparte.
¿Qué es pecado?
2 Juan 3:4.
“El pecado es la transgreción de la Ley”
Pecado. Gr. Paráplóma, que quiere decir
literalmente, “resbalón lateral”.
La palabra “pecado” puede usarse para describir
a una persona que apunta con su flecha al blanco,
pero que en el trayecto se desvía y cae a un lado
del blanco, es decir herrar el blanco.
¿Qué es el perdón?
El perdón incluye dos cosas.
1) El olvido por haber herrado el blanco.
2) También incluye la restauración del hombre
a sus privilegios y posición que perdió al tirar
la flecha.
¿Qué fue lo que Jesús clavo en la cruz, la
Ley o el registro de los pecados?
Para entender un poco más este importante
tema, retrocedamos en el tiempo al Edén.
Génesis 1:26
“Entonces dijo Dios: ‘Hagamos al
hombre a nuestra imagen, conforme
a nuestra semejanza; y señoree en
los peces del mar, en las aves de los
cielos, en las bestias, en toda la
tierra, y en todo animal que se
arrastra sobre la tierra.
Si Dios creo al hombre a su “imagen y semejanza” tubo
que haberlo creado “santo” porque “Dios es santo”
(Levítico 11:45).
¿Qué hizo Dios con el hombre ese viernes por la
tarde, y que le ordenó?
Gen.2:15-17.
Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto
de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 16 y mandó
Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto
podrás comer. 17 Mas del árbol de la ciencia del bien y
del mal no comerás; porque el día que de él comieres,
ciertamente morirás.
Génesis 3:1-5, nos dice que el diablo disfrazado
de serpiente se le presento a Eva con el fin de
inducirla a que desobedeciera la orden de Dios,
para lo cual le dijo dos mentiras.
1) ¿Así que Dios os dijo que no comáis de “ningún
árbol del huerto?”.
2) ¡No es cierto. No moriréis! “Sino que Dios sabe
que el día que comáis de él serán abiertos
vuestros ojos, y seréis como Dios , conocedores
del bien y del mal”.
Génesis 3: 6.
Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer,
y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable
para alcanzar la sabiduría; y dio también a su
marido, el cual comió así como ella.
Hago la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si Dios
en lugar de cumplir su mandato: “Más del árbol
de la ciencia del bien y del mal no comerás;
porque el día que de él comieres, ciertamente
morirás? ¿Y en lugar del castigo hubiese pasado
por alto el Mandamiento?
¿Quién saldría ganando y Qué demostraría
Dios con esa actitud?
El ganador sería Satanás, y Dios demostraría que no
tenía palabra, y estaría dándole la razón a Satanás,
con lo cual tendría que regresarlo al cielo con toda la
tercera parte de ángeles que fueron arrojados de
allí, para que continuara sembrando el caos en el
cielo con la transgreción de la Ley de Dios.
Y a la vez estaría autorizando a los habitantes de la
tierra para que continuaran haciendo lo que
quisieran sin ninguna autoridad que los gobernara.
En el Salmo 89:34. Dios dice lo
siguiente:
“No violaré mi pacto ni me
retractaré de mis palabras”.
Por tanto, estos seres creados con tanto esmero
por las manos de Dios, ya no eran “santos”,
habían desobedecido la orden. “Mas del árbol
de la ciencia del bien y el mal no comerás;
porque el día que de él comieres,
ciertamente morirás”.
Bajo esta situación el hombre no tenía
alternativa. Debía morir, pero Dios, sobre todas
las cosas creadas, amaba a Adán y a Eva.
¿Qué haría Dios ante esta situación?
• Por un lado. ¡Amaba a sus criaturas!
• Por otro lado. ¡No podía cambiar su Palabra!
La Escritura nos dice que Dios desde antes de
crear al hombre sabía que este herraría el blanco,
y Dios tenía trazado un plan para rescatarlo. El
mismo que los creó vendría a morir en su lugar.
Juan 3:16.
"Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo
unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda,
sino que tenga vida eterna".
¿Cuándo lo “dio”?
En el momento en que Nuestro Padre iba a dictar la
sentencia de muerte contra los transgresores de su Ley,
su Hijo amado se colocó de por medio y dijo: “Padre,
yo estoy dispuesto a morir por ellos”, y ordenó a Adán
y a Eva que sacrificaran un cordero, que lo simbolizaba
a Él (Génesis 3:21). El Cordero que fue inmolado desde
el principio del mundo.” (Apocalipsis 13: 8; el Cordero
era Jesús Juan 1:29)
Para que Adán y Eva no
murieran por su pecado, Dios
dio a su Hijo para que muriera
en su lugar dando
cumplimiento a la ley que Dios
les había dado.
Es decir la nota “débito” fue
cancelada por Jesús a través del
sacrificio del cordero, pero la ley
quedo vigente y como prueba
de ello es el resultado, la
maldad, el pecado, el
sufrimiento, la enfermedad y la
muerte han plagado al mundo
desde entonces.
Sobre el altar no se colocó
la Ley en la cual Dios les
prohibía comer del árbol,
para quemarla, sino el
cordero, para darle
cumplimiento a las
exigencias de la Ley.
¿Qué fue lo que hizo Jesús en la Cruz?
Colosenses 2:14.
“Canceló la nota de nuestra deuda, que consistía en ordenanzas
desfavorables a nosotros; la quitó y la clavó en la cruz.
La Santa Ley que señala el pecado quedo intacta.
Jesús canceló la nota Débito que nos recuérdala la deuda lo
mismo que sucedió con Adán.
Canceló la “nota” de nuestra deuda, con su muerte “borró”, “pagó”,
la deuda escrita en el documento, y que nosotros no podíamos
pagar y a la vez quedar vivos.
En la versión Católica de
la Santa Biblia de Felix
Torres Amat aparece
este texto así:
“y cancelada la célula del
decreto firmado contra
nosotros, que nos era
contrario, quitola de en
medio, enclavándola en
la cruz” (Colosense
2:14).
Otra versión dice: “Él
anuló el acta de los
decretos que había
contra nosotros, que
nos era contraria, y la
quitó de en medio
clavándola en la cruz”
Colosenses 2.14
La palabra griega usada para decretos
es “jeirógrafon”, literalmente un
pagaré, un documento de deuda.
Cuando firmamos un pagaré, esta
claro que está en contra nuestro. O
como dicen otras versiones: nos
acusaba.
Esa deuda se ha generado por la
multitud de pecados. Sabemos que la
paga del pecado es la muerte. Y de
esa deuda nos ha liberado Cristo al
clavar el pagaré deudor en la cruz.
Note que la palabra Ley o
mandamientos no aparecen ni
remotamente en el texto de Col.2:14.
¿Cuándo es que se anula un pagare?
La “anulación” de un pagaré tal se efectuaba
únicamente después de que la deuda había sido
pagada y se habían cumplido plenamente las
condiciones del mismo.
¿De que otra forma se anulaba un
pagaré?
Con frecuencia se “anulaba”
cruzando el documento con
una “X”, o la tinta soluble con
que se escribía el papiro
también podía ser lavada o
borrada; luego se escribía de
nuevo en el mismo papiro.
Note que lo que se “anulaba” era el contenido del pagaré.
Algunos han intentado
equivocadamente aplicar en este
texto de Colosenses 2:14 la
palabra Gr. “jeirógrafon”, como
que hablara de que Jesús clavó en
la cruz la Ley.
Pero recordemos que (1), en el
texto no se menciona la palabra
“Ley” o Mandamientos”, sino que
canceló la “nota de nuestra deuda”
y (2), la palabra en Gr.
“jeirógrafon” es un “pagaré”, una
nota de débito.
¿Qué hubiera pasado si Jesús hubiese
clavado la Ley en la cruz?
1) Se estaría contradiciendo a sí mismo, porque él dijo que
no había venido a “abolir” la Ley (Mat.5:17).
2) Él había dicho en el A. Testamento que no “cambiaría” lo
que había salido de sus labios (Salmo 89:34), y él mismo
había proclamado la Ley en el Monte Sinaí (Éxodo 20:117).
3) Todos sus discípulos estarían equivocados, porque
repetidas veces hacen énfasis en la necesidad de
obedecer la Ley de Dios, el mismo Pablo (Rom.3:31; 1
Cor.7:19; Heb.8:10; Juan 1 Juan 2:3,4; Apoc.12:17; 14:12;
22:13; Santiago 2:8-12; etr.etr.
4) Estaría dándole vía libre a los hombres para que
hicieran lo que quisieran sin ninguna restricción,
porque al no haber ley no hay pecado, es decir,
este mundo sería un caos total. Si hay caos
habiendo ley, que tal sería sin ella.
5) Al no haber Ley, y por ende no haber pecado, no
habría juicio del que habla San Pablo (2 Cor.5:10).
Esto quiere decir que todos serían salvos.
6) Al no haber pecado no se necesita de un
Salvador, y por ende no sería necesario predicar
el Evangelio.
7) Tampoco se realizaría la parábola de la diez
vírgenes cinco prudentes y cinco insensatas
(Mateo 25:1-12).
8) Ni la separación de “ovejas” y “cabritos”
mencionada por Jesús en Mateo 25:31-46).
todo esto y mucho más estaría en juego con
lo que enseña la Palabra de Dios.
¿Qué enseñan los Diez
Mandamientos?
Romanos 3:20.
1) Porque por la Ley se alcanza el conocimiento del
pecado (Rom.7:7).
Romanos 7:12.
2) La Ley es santa, justa y buena. Porque señala el
carácter de Dios.
Jesús afirmó que no podría cambiarse “ni una jota
ni una tilde” de la Ley (Léase Mat.5:17-19).
Pablo afirmó que el
Evangelio que él
predicaba no invalidaba
la Ley, al contrario la
confirmaba (Romanos
3:31). Por tanto la Ley es
inmutable.
¿De quién nos despojó Jesús en
la cruz?
Colosenses 2:15.
Y despojó a los principados y potestades, los exhibió en publico, y
triunfó sobre ellos en la
Jesús “despojó” a Satanás de
los derechos que tenía sobre
nosotros y nos regresó a su
legítimo dueño, Dios. Y fue
una lucha legal ganada en la
cruz.
Las armas de
Jesús, la Palabra
de Dios y la
oración.
Las armas de
Satanás, la
mentira,
opresión, dolor y
muerte.
¿Porqué motivo estaban los hombres
bajo el dominio de Satanás?
El hombre cuando viola la
Ley de Dios, Satanás lo
reclama como suyo, le
pertenece por ser un
pecador. Pero Jesús nos
rescató de las garras del
diablo, y de sea manera lo
“despojó” quitándole la
presa.
Cristo no solo pago nuestra
nota “debito” sino que venció a
Satanás en la Cruz, pero
nosotros lo derrotamos cuando
nos entregamos a Jesús, de lo
contrario le pertenecemos.
¿Satanás se da por vencido?
Note lo que dice Pablo 31 años después de que
Jesús venció a Satanás en la cruz:
Efesios 6:12.
Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,
sino contra principados, contra potestades,
contra los gobernadores de las tinieblas de este
siglo, contra huestes espirituales de maldad en
las regiones celestes .”
El texto dice que Satanás lucha por recuperar el terreno perdido, y
hace todo lo posible por traer nuevamente a su redil a aquellos que
han aceptado a Jesús.
Apoc.12:13;17.
“Cuando el dragón vio que había sido
arrojado a la tierra, persiguió a la mujer
que había dado a luz al hijo varón”. 17
“Entonces el dragón se airó contra la
mujer; (la iglesia) y fue a combatir al
resto de sus hijos, los que guardan los
Mandamientos de Dios y tienen el
testimonio de Jesús.” tendrá el don de
profecía.
Colosenses 2.16.
“Nadie os juzgue en comida o en bebida, o en
cuanto a días de fiesta, lunas nuevas o sábados”
¿Qué son días de fiesta, lunas nuevas
o sábados?
Para entender este pasaje y para saber de que
se trata, debemos ir al Antiguo Testamento
donde se originó esta ley.
Léase Números 28.1-4.
El Señor dijo a Moisés: 2 Dí a los
Israelitas: Mi ofrenda, mi pan
con mis ofrendas encendidas,
aroma grato para mí, guardaréis;
ofreciéndolo a su tiempo.
3 Les dirás: Esta es la ofrenda que
ofreceréis al Eterno. Dos
corderos sin tacha de un año,
será el holocausto continuo de
cada día. 4 Un cordero ofrecerás
por la mañana , y otro al caer la
tarde.
Recordemos que esos sacrificios iban
acompañados de comida y de bebida
¿Cómo lo sabemos?
Léase Números 28:5;7.
“Y de presente, la décima de un efa de flor de
harina (2 kgs), amasada con un cuarto de un hin
de aceite de olivas machacadas (1 lt). 7 Y su
libación, un cuarto de un hin con cada cordero (1
lt). Derramarás la libación de vino superior al
Eterno en el Santuario”.
El texto que despeja toda duda esta en Hebreos 9.9-10.
viene hablando del sistema del santuario y dice:
“Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según
el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no
pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia,
al que practica ese culto, 10 ya que consiste sólo
de comidas y bebidas, de diversas abluciones, (los
lavatorios destinados para el lavado de las manos) y
ordenanzas acerca de la carne, impuestas hasta el
tiempo de reformar las cosas.”
Por tanto, estos sacrificios apuntaban a la muerte
de Jesús en la crus y allí CADUCABAN.
Además el texto de Colosenses 2:16 dice: “nadie os
juzgue en cuanto a días de fiesta, lunas nuevas o
sábados”
Los meses se contaban con las lunas. Y cada luna
nueva traía el sacrificio de holocaustos, comidas y
bebidas (Léase Números 28.11-12).
“Al principio de vuestros meses ofreceréis de
holocausto al Eterno dos becerros, un carnero y
siete corderos de un año sin defecto, 12 tres
décimas de un efa de flor de harina amasada con
aceite (unos 6 kgs), con cada becerro. Dos décimas
de efa de flor de harina amasada con aceite, por
presente con cada carnero.
¿Cuáles eran las fiestas solemnes?
Las fiestas solemnes eran 7: La fiesta de la
Pascua, Panes sin levadura, Primicias,
Pentecostés, Trompetas, Día de la expiación y
la Fiesta de los Tabernáculos.
Todas esas fiestas apuntaban a una parte del
ministerio de Cristo y además recordaban
una obra de Dios en el pasado.
En total y durante el transcurso de esas 7 fiestas,
había 7 sábados “ceremoniales”.
¿Por qué ceremoniales?
Para distinguirlos de los sábados semanales. Por
ejemplo: si la fiesta se celebraba el 1 de Enero,
cada 1 de Enero sería observado como sábado.
Eran días que se consideraban como de reposo
pero no era el séptimo día. Sábado semanal.
Algunas veces las fechas coincidían de tal forma que
un sábado ceremonial caía justo en uno semanal.
Ese sábado era considerado “de gran solemnidad”.
Juan 19.31.
Como era el día de la preparación (viernes), para
que los cuerpos no quedasen en la cruz en el
sábado—pues era un sábado grande--, los judíos
rogaron a Pilato que les quebrasen las piernas , y
fueran retirados. Ese sábado era “grande” porque
también era un sábado “ceremonial”.
Es interesante que Pablo diga “sábados”, en plural
(Colosenses 2:16). Porque los “sábados” ceremoniales
eran 7 durante el año. Cuando se refiere al 7º día, sábado
semanal, en general la Biblia usa el singular. “El”
Por ejemplo léase Éxodo 20:8;10.
“Acuérdate DEL sábado para santificarlo”.
“Pero EL sábado es día de reposo del Señor tu
Dios”.
Otro ejemplo Marcos 2:27,28;
“El sábado fue hecho para el hombre. El Hijo del
Hombre es dueño Del sábado”.
De manera que Pablo en este pasaje
aparentemente complicado es uno de los que dice
Pedro que los "indoctos tuercen”, se refiere a las
ofrendas de comida y bebida que se ofrecían en el
santuario, a los días de fiesta, a las fiestas, a los
primero de mes novilunios.
A Pablo ni siquiera se le pasó por la mente decir
que ya no se debía guardar el sábado semanal,
pues como hemos visto Jesús dice que la Ley es
eterna pues en el cielo se lo santificará (Isaías
66:22,23. Además el mismo Pablo lo santificaba
(Hechos 13:14, 42,44, 16:13, 17:2.
Muchos de mis hermanos evangélicos citan
Colosenses 2.12-14 y dicen que la Ley fue
clavada en la cruz, por lo tanto ya no
tenemos que guardarla.
Con esto le están dando libertad a los
hombres para que los violen sin control
alguno, por tanto son culpables de la
situación actual del mundo.
Conclusiones:
1) Jesús clavó en la cruz un “pagaré”, que es la deuda de
nuestros pecados, que nos acusaba y nos era contraria.
2) Las comidas y bebidas abolidas son las que se hacían en
los sacrificios (ver Números 28) y esas comidas y bebidas
eran símbolo de la realidad futura (Hebreos 9.9-10).
3) Las lunas nuevas eran los principios de mes.
4) Los sábados eran los ceremoniales, días especiales que
tenían las fiestas judías y que no siempre caían el 7º día
de la semana.
Espero que haya sido de bendición para usted
el compartir este tema, y espero su opinión,
no dude en escribir al correo “todoesjesus
@hotmail.com temas de fe”.
Descargar

Diapositiva 1