SIGLO XX
EDAD DE PLATA (1968-1936)
•
•
•
•
•
•
Galdós y Bécquer
Generación del Noventa y ocho
Modernismo
Avanguardias
El Novecentismo
La generación del Ventisiete
Crisis y transición
•
•
•
•
Fin de siglo/cambio de siglo
Objetivismo/sujetivismo
positivismo/modernismo
Lírismo radical
Modernismo
• Espíritu rebelde frente a todas las convenciones (sociales, culturales,
lingüísticas, métricas)
• Integración de las artes – “art pour l’art”- para minorías (Verlaine)
• Actitud antiburgués
• Aristocraticismo, individualismo, vitalismo/decadentismo, esteticismo,
escapismo, exotismo (reacción ante lo absurdo de una sociedad
degradada)
• Lenguaje no ordinario (anacronismos, neologismos)
• Nihilismo (Nietzsche y Schopenhauer)
• Simbolismo y parnasianismo
• Difusión periférica (Hispanoamérica y Cataluña)
La novela: Sonatas de Ramón del Valle-Inclán
• Superación de las fronteras de los géneros (libro de memorias
sui generis)
• Esteticismo /erotismo(héroe anticonformista e inmoral)
• Prosa lírica, refinada, estilizada, bárbara
(intemporalidad/atemporalidad)
• Cronología ficticia
• Tetralogía: alegoría de la vida , estados de ánimos
• Originalidad-parodia (la ironía diluye la atmósfera de
misterio).
• El mito de Don Juan
Generación del Noventa y ocho
• Insatisfacción /reacción frente al presente (rebelión contra las
normas) desde una perspectiva fundamentalmente filosófica
• Interiorización, ensimismamiento, tensión espiritual, espíritu
meditativo
• Cosmopolitismo instrumental (preocupación por España, por
lo castizo)
Los novelistas del Noventa y ocho
• Ganivet : Pío Cid
• Unamuno: Paz en la guerra y Nuevo Mundo; Amor y
Pedagogía; Niebla.
• Azorín: La voluntad, Antonio Azorín, Confesiones de
un pequeño filósofo
• Baroja: Camino de perfección
La lengua
• Modernista: retoricismo; creación de una
lengua artificial, de intención estética;
enriquecimiento musical;
sensualidad/sensorialidad;
neologismos/arcaismos
• Noventayochesca: Antiretoricismo,
antibarroquismo; lengua natural, popular,
local; lenguaje al servicio de la lógica; lengua
válida para todos
La lírica del cambio de siglo
• Dos inspiraciones:
• Darío, M. Machado, Villaespesa, Villalón…:
exteriorización, musicalidad, esteticismo,
retoricismo, visionariedad, exotismo temporal y
espacial.
• Unamuno, A. Machado…: interiorización, meditación,
conceptismo, esencialidad.
Sonetos alejandrinos de R.Darío
• LO FATAL (Cantos de vida y esperanza, 1905)
• Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
y más la piedra dura porque ésa ya no siente,
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.
• Ser, y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
y el temor de haber sido y un futuro terror...
¡Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
y sufrir por la vida y por la sombra y por
• lo que no conocemos y apenas sospechamos,
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos
y no saber adónde vamos,
ni de dónde venimos!...
“Melancolía “(“Cantos…”, 1905)
A Domingo Bolívar
Hermano, tú que tienes la luz, dime la mía.
Soy como un ciego. Voy sin rumbo y ando a tientas.
Voy bajo tempestades y tormentas
ciego de sueño y loco de armonía.
Ése es mi mal. Soñar. La poesía
es la camisa férrea de mil puntas cruentas
que llevo sobre el alma. Las espinas sangrientas
dejan caer las gotas de mi melancolía.
Y así voy, ciego y loco, por este mundo amargo;
a veces me parece que el camino es muy largo,
y a veces que es muy corto…
Y en este titubeo de aliento y agonía,
cargo lleno de penas lo que apenas soporto.
¿No oyes caer las gotas de mi melancolía?
El verso libero y la métrica libre
• Irregularidad completa en el cómputo de las sílabas.
• Modalidad fónica (v. l. de cláusulas, períodos,
rimados, asonantandos, sobre una base tradicional).
• Modalidad semántica o de pensamiento (versículos
cercanos al poema en prosa o la sucesión de
imágenes de la poesía de vanguardia)
Marcha triunfal (Cantos de vida….1905) de
Rubén Darío
• ¡Ya viene el cortejo!
¡Ya viene el cortejo! Ya se oyen los claros clarines,
la espada se anuncia con vivo reflejo;
ya viene, oro y hierro, el cortejo de los paladines.
Ya pasa debajo los arcos ornados de blancas Minervas y Martes,
los arcos triunfales en donde las Famas erigen sus largas trompetas
la gloria solemne de los estandartes,
llevados por manos robustas de heroicos atletas.
Se escucha el ruido que forman las armas de los caballeros,
los frenos que mascan los fuertes caballos de guerra,
los cascos que hieren la tierra
y los timbaleros,
que el paso acompasan con ritmos marciales.
¡Tal pasan los fieros guerreros
debajo los arcos triunfales! [….]
Juan Ramón Jiménez: “Animal de fondo” (1949)
• Soy animal de fondo
• «En fondo de aire» (dije) «estoy»,
(dije) «soy animal de fondo de aire» (sobre tierra),
ahora sobre mar; pasado, como el aire, por un sol
que es carbón allá arriba, mi fuera, y me ilumina
con su carbón el ámbito segundo destinado.
• Pero tú, dios, también estás en este fondo
y a esta luz ves, venida de otro astro;
tú estás y eres
lo grande y lo pequeño que yo soy,
en una proporción que es ésta mía,
infinita hacia un fondo
que es el pozo sagrado de mí mismo.
“Heraldos” ( “Prosas profanas y”…1908) de Ruben
Darío
• Helena!
La anuncia el blancor de un cisne.
¡Makheda!
La anuncia un pavo real.
¡Ifigenia, Electra, Catalina!
Anúncialas un caballero con un hacha.
¡Ruth, Lía, Enone!
Anúncialas un paje con un lirio.
¡Yolanda!
Anúnciala una paloma. […]
[…]
Ella?
(no la anuncian. No llega aún ).
“Frío” de Gerardo Diego
La pared inclinada
no se cae
La lluvia tiembla
como una oveja
Hace tanto frío
que se abren las hojas
de los libros nuevos.
Mi mano
El río
Aquella cabeza
se desinfla silbando
Entre mis hojas
una lágrima muerta.
ARTE POÉTICA de Vicente Huidobro
• Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.
Inventa mundos nuevos y cuida tu palabra;
El adjetivo, cuando no da vida, mata.
Estamos en el ciclo de los nervios.
El músculo cuelga,
Como recuerdo, en los museos;
Mas no por eso tenemos menos fuerza:
El vigor verdadero
Reside en la cabeza.
Por qué cantáis la rosa, ¡oh Poetas!
Hacedla florecer en el poema;
Sólo para nosotros
Viven todas las cosas bajo el Sol.
El Poeta es un pequeño Dios.
“Arte poética” (“Imagen”, 1922) de Gerardo Diego
• ¿No os parece, hermanos,
que hemos vivido muchos años en el sábado?
Descansábamos
porque Dios nos lo daba todo hecho.
Y no hacíamos nada, porque el mundo
mejor que Dios lo hizo…
Hermanos, superemos la pereza.
Modelemos, creemos nuestro lunes,
nuestro martes y miércoles,
nuestro jueves y viernes…
Hagamos nuestro Génesis.
“Arte poética” (“Imagen”, 1922) de Gerardo Diego
• ¿No os parece, hermanos,
que hemos vivido muchos años en el sábado?
Descansábamos
porque Dios nos lo daba todo hecho.
Y no hacíamos nada, porque el mundo
mejor que Dios lo hizo…
Hermanos, superemos la pereza.
Modelemos, creemos nuestro lunes,
nuestro martes y miércoles,
nuestro jueves y viernes…
Hagamos nuestro Génesis.
“Frío” de Gerardo Diego
La pared inclinada
no se cae
La lluvia tiembla
como una oveja
Hace tanto frío
que se abren las hojas
de los libros nuevos.
Mi mano
El río
Aquella cabeza
se desinfla silbando
Entre mis hojas
una lágrima muerta.
Teatro del cambio de siglo
•
•
•
•
•
Crisis – público burgués
Teatro “bonito” y teatro “atrevido, desordenado, auténtico”
Los renovadores: Unamuno y Valle-Inclán
El teatro irrepresentable
Nuevo realismo: Benavente, Marquina, Lorca, Alberti (Firmín Galán),
Casona (La sirena, Nuestra Natacha), Hernández (Quien te ha visto…., Los
hijos de la piedra)
• Teatro pre-existencialista y expresionista: Grau (El señor de Pigmalión y El
burlador que no se burla), Arniches (de El último mono a El padre Pitillo).
La generación novecentista
• Síntesis entre modernismo/noventa y ocho y superación
• Europeísmo (Ortega, D’Ors, Castro, Madariaga, Gómez de la
Serna…)
• Intelectuales “liberales”, tardo-institucionistas (Resi, Centro de
Estudios Históricos)
• Formación de una clase dirigente (programa pedagógico:
formar minorías y emancipar al pueblo)
Panorama novecentista: novela
•
•
•
•
•
•
•
•
Gabriel Miró, Ramón Pérez de Ayala, Benjamín Jarnés
Realismo objetivo y realismo subjetivo armonizados
Relaciones realistas sujetas a ideas abstractas
La acción es insustancial así como la coherencia interna de la
narración.
Fulcro de la narración: el mundo interior.
Personajes y situaciones complejas
Concentración lírica, dar una impresión comprensiva y
explicativa de la compleja realidad humano-social.
Gran técnica novelística, prosa artística, estilización.
La generación novecentista: novelistas (1)
• Gabriel Miró (Nuestro padre San Daniel, 1921; El obispo
leproso, 1926)
•
•
•
•
Escasa acción (mundo interior, memoria)
Sucesión de cuadros impresionistas
Es importante la forma
Prosa como si fuera verso
La generación novecentista: novelistas (2)
• Ramón Pérez de Ayala:
• Tetralogía: de A.M.D. G 1910, a Troteras y danzaderas, 1913 (llamadas
novelas generacionales): relatan la vida de Alberto Díaz de Guzmán pero
también la crisis de la conciencia hispánica de principios del siglo.
• novelas poemáticas (Prometeo, Luz de domingo, La caídas de los Limones
1916….); novelas cortas, de notable intensidad lírica y dominio formal,
enfrentamiento violento entre vida y muerte.
• temas universales (de Belarmino y Apolonio (1921) a Tigre Juan y El
curandero de su honra (1926). Novelas casi a tesis.
Poesía
• Juan Ramón Jiménez
• Los comienzos: (de Ninfeas, 1900 a Rimas 1902);
• La primera plenitud : ciclo de Moguer (de Jardines lejanos
1904 a Sonetos espirituales 1914 y 15).
• El cenit: de Diario de un poeta recién casados, 1916, a
Eternidades y Piedra y cielo, Segunda antología, Cuadernos
(los últimos en 1935)
• Poesía del exilio: Espacio (poema en prosa), Animal de fondo
(1949) y Dios deseado y deseante (postumo, en 1964).
Intelijencia, dame de Juan Ramón Jiménez
(Eternidades, 1918)
• ¡Intelijencia, dame
el nombre exacto de las cosas!
… Que mi palabra sea
la cosa misma,
creada por mi alma nuevamente.
Que por mí vayan todos
los que no las conocen, a las cosas;
que por mí vayan todos
los que ya las olvidan, a las cosas;
que por mí vayan todos
los mismos que las aman, a las cosas…
¡Intelijencia, dame
el nombre exacto, y tuyo,
y suyo, y mío, de las cosas!
Hacia la generación del 27
• León Felipe:
• Versos y oraciones del caminante (1920) - Versos y oraciones
(1930)
• desnudez, esencialidad, invocación
• José Moreno Villa:
• El pasajero (1914 con importante introducción de Ortega:
Ensayo de estérica a manera de prólogo); Jacinta la pelirroja
(1929)
• artista multifacético , conjuga vanguardia y tradición, dibujo y
poesía.
León Felipe: Versos y oraciones del caminante (1920)
• COMO TÚ...
•
Así es mi vida,
piedra,
como tú. Como tú,
piedra pequeña;
como tú,
piedra ligera;
como tú,
canto que ruedas
por las calzadas
y por las veredas;
como tú,
guijarro humilde de las carreteras;
como tú,
que en días de tormenta
te hundes
en el cieno de la tierra
y luego
centelleas
bajo los cascos
y bajo las ruedas;
como tú, que no has servido
para ser ni piedra
de una lonja,
ni piedra de una audiencia,
ni piedra de un palacio,
ni piedra de una iglesia;
como tú,
piedra aventurera;
como tú,
que tal vez estás hecha
sólo para una honda,
piedra pequeña
y
ligera...
•
Deshaced este verso.
Quitadle los caireles de la rima,
el metro, la cadencia
y hasta la idea misma.
Aventad las palabras,
y si después queda algo todavía,
eso,
será la poesia.
Que
importa
que la estrella
esté rémora
y deshecha
la rosa?
Aún tendremos
el brillo y el aroma.
“Bailaré con Jacinta la pelirroja”
de José Moreno Villa
Eso es, bailaré con ella
El ritmo roto y negro
del jazz. Europa por América.
Pero hemos de bailar si se mueve la noria,
y cuando los mirlos se suban al chopo de
la vecina.
Porque, –esto es verdad–
cada rito exige su capilla.
¿No, Jacinta?
Oh, Jacinta, pelirroja, peli-peli-roja
pel-pel-peli-pelirrojiza.
Qué bonitos, qué bonitos, oh, qué bonitos
son, sí, son, tus dos, dos, dos, bajo las tiras
de dulce encaje hueso de Malinas.
Oh, Jacinta,
bien, bien mayor, bien supremo.
Ya tenemos el mirlo arriba,
y la noria del borriquillo, gira.
•
Estilo
•
No hay un solo estilo. Cada autor tiene su voz personal.
•
Se produce una evolución estilística clara en todos ellos, desde una poesía formal y
vanguardista hacia una poesía más humanizada y comprometida.
•
Emplean estrofas tradicionales y clásicas (romance, soneto, copla) pero también el
verso libre (ritmo a partir de las repeticiones de palabras, esquemas sintácticos o
paralelismo de ideas).
•
El recurso literario más empleado es la imagen o metáfora (a menudo surrealista)
•
Entre los diferentes estilos que practican cabe destacar :
–
–
–
–
–
Poesía Pura
Neopopularismo
Surrealismo
Neorromanticismo
Neoclasicismo
La literatura durante la guerra civil
• Novela
zona republicana: Antonio Sánchez Barbudo (Entre dos fuego), César
Arconada (Río Tajo), José Herrera Petere (Acero de Madrid), Ramón
Sender (Contraataque), Eduardo Zamacois (El asedio de Madrid).
zona nacional: Concha Espina (Retaguardia), Agustín de Foxá (Madrid de
Corte a cheka).
Teatro
zona republicana: Alberti (Numancia, Los salvadores de España), Sender
(La llave).
zona nacional: fundación del Teatro de la Falange con Dionisio Ridruejo y
Luis Escobar come coordenadores (autos sacramentales y obras clásicas).
Joaquín Calvo Sotelo (La vida inmóvil), Juan Ignacio Luca de Tena.
Poesía:
z. r. Poetas en la España leal (1937), Romancero de la guerra civil.
z. n.. Antología poética del Alzamiento, Cancionero de la guerra.
La literatura de posguerra
La literatura del exilio republicano
Dos actitudes: una beligerante y otra que busca la catarsis
La literatura en España, bajo Franco
Tres actitudes: una comprometida con la política cultural del
franquismo, otra siempre aliada con el franquismo pero más
conciliadora (el grupo de “Escorial” y “Cuadernos
Hispanoamerianos”), otra en fin intenta prescindir de la
situación política y busca estrategias contra los rigores
censorios para expresarse libremente y ofrecer un testimonio
objetivo del presente.
La novela existencial (España de posguerra)
• 1940-1950: tremendismo, neorrealismo, novela existencial, narratividad
(un hombre problemático, un paisaje, una historia), denuncia.
• Temas: incertidumbre de los destinos humanos e la incomunicación
• Personajes: oprimidos, violentos o indecisos, de andadura incierta,
presentados en situaciones de máxima tensión y extremo límite:
sufrimiento, combate, culpa, náusea, ostilidad
• El aislamiento de la persona y su andadura incierta se presentan no sólo
como alegoría de la condición del español contemporáneo sino como
condición humana universal.
1942 - La familia de Pascual Duarte de Camilo José Cela
1943- Pabellón de reposo del mismo Cela
1944 - Nada de Carmen Laforet
1947- La sombra del ciprés es alargada de Miguel Delibes
Novela social (años de los Cincuenta)
– Objetivismo, realidad colectiva, novela testimonio, realismo social (defensa del
pueblo y ataque a la burguesía), tiempo concentrado (el presente o el mañana),
espacio (bien definido y/o contrastado), discontinuidad.
– Temas: inanidad y aislamiento social, división, guerra como memoria
– Personajes: pasividad, silencio, impotencia, inocencia atacada, aburrimiento,
enajenación, protagonización colectiva.
– Estilo: Narrador omnisciente, perspectivas de cámara cinematográfica, primera
persona testimonial.
C.J. Cela: La colmena, La catira.
Rafael Sánchez Ferlosio] : Industrias y andanzas de Alfanhuí , El Jarama
M. Delibes: El Camino, Diario de un cazador, Diario de un emigrante.
Juan Goytisolo : Juegos de manos, Duelos en paraíso
Ignacio Aldecoa: El fulgor y la sangre.
Jesús Férnandez Santos: Los bravos, En la hoguera
Ana María Matute: Los hijos muertos
Carmen Martín Gaite: Entre visillos
Novela “estructural” de los Sesenta 1
– Temas: supedita la defensa de o el ataque a la clase social , a la exploración de
problemas personales que reclaman una verificación del estado general de la
sociedad (ensimismamiento y alteración). El espacio que indagan es amplio,
integrador. No son novelas de ilusión ni desilusión sino de aprendizaje. Un
aprendizaje que no conducen a una conciliación del yo y el mundo, sino a una
tensión entre ambos no resoluble, o sólo resoluble en fracaso, locura,
desesperanza, huida, corte, silencio.
– Personajes: seres ópacos, perdidos, en peligro de anulación, siempre relacionado
con un contexto, en busca de nexos sociales (a menudo conflictivos).
– Tiempo: oposición al presente turbio, descubrimiento del pasado (por una
memoria selectiva), proyección hacia el futuro (a través del presentimiento)
– Espacio: movilidad espacial
– Estilo: des-personalizador, uso de un lenguaje paradójico. irónico en perpetuo
desentono, confesión no lírico-biográfica, sino satírica o elegiaca.
Novela “estructural” de los Sesenta
•
•
•
•
•
–
2
Son novelas por lo común caudalosas, sinfónicas, con un designio renovador.
Su lenguaje persigue ante todo riqueza, potencia y complejidad (sintaxis
circunvolutiva de Martín-Santos y de Benet, entrecortada de J.Goytisolo).
Ruptura del orden ético represivo y del lenguaje convencionalizado.
Crítica del cliché literario.
prepara, trabajando por la determinación de un mundo novelesco representable,
el modelo «escriptivo» dominante en la décade posterior.
Luis Martín Santos: Tiempo de silencio
C.J. Cela: San Camilo
Juan Goytisolo: Señas de identidad
Juan Benet: Volverás a Región
M. Delibes: Cinco joras con Mario, Parábola del náufrago
De las novelas “social” y “estructural” a la novela
“escriptiva”
•
•
•
•
•
Cela deseaba en La colmena ofrecer :«un trozo de vida narrado paso a paso»;
Sánchez Ferlosio en El Jarama : «Un tiempo y un espacio acotados. Ver
simplemente lo que sucede allí»;
Martín-Santos en Tiempo ....: «pasar de la simple descripción estática de las
enajenaciones, para plantear la real dinámica de las contradicciones in actu».
J.Goytysolo: El narrador de Recuento pretendía componer un libro que fuera «no
referencia a la realidad, sino, como la realidad, objeto de posibles referencias,
mundo autónomo sobre el cual, teóricamente, un lector con impulsos creadores,
pudiera escribir a su vez una novela o un poema, liberador de temas y de formas,
creación de creaciones» ; el narrador de Makbaraconjura el espacio del zoco
africano para darnos «la plaza entera abreviada en un libro, cuya lectura suplanta
la realidad»
Benet: el narrador de Saúl ante Samuel se niega a nombrar el lugar de los sucesos
advirtiendo que «no se llamó nunca de ninguna manera acaso porque sólo existió
un instante, sin tiempo para el bautizo»;
José M. Merino: «Escribo, luego existo», afirma un personaje de La orilla oscura.
La irrupción de los novelistas hispanoamericanos
•
La novela testimonial, social , con su realismo de base, la intención politizadora, la
proscripción o casi del protagonista individual, la negación de lo imaginativo puro,
despreocupación por el lenguaje, llegó a un estado de repetición y cansancio.
Abertura la experimentación y a lo nuevo.
• Durante los años Sesenta –Setenta se concedieron muchos premios a novelistas
hispanoamericanos (Biblioteca Breve, Nadal).
• La ciudad y los perros (1962) y Conversaciones en la Catedral 1970) de M. Vargas
• losa
• Cien años de soledad (1967) –El otoño del Patriarca (1975) de G. García Márquez
• Rayuela (1963) y Octaedro (1974) de Cortázar
• Paradiso de José Lezama Lima
• La novela hispanoameriacna representa: libertad (sin censura pero también sin las
trabas impuestas por una rígida militancia política), triunfo de la imaginación, lo
fantástico.
• En 1970 el llamado boom de la novela hispanoamericana si difunde también a
otros países europeos – Comercialización.
Los Setenta
•
•
•
La censura sigue condicionando la creación.
Unos publican fuera : J. Goytisolo con su trilogía: Señas de identidad (1966),
Reivindicación del Conde don Julián (1970), y Juan sin tierra (1975); J. Marsé (Si te
dicen que caí), J. López Pacheco (La hoja de parra).
Otros en España, con problemas : A. M. Moix (Walter, ¿ por qué te fuiste?, 1973);
Luis Goytisolo (Recuento, en España desde 1975).
•
La literatura canaria: ¿Otro boom? J. Armas Marcelo, Félix de Azúa.
•
•
•
•
•
•
Tres síntomas de ruptura:
Memoria, imaginación y metanovela:
C. Martín Gaite: Retahílas (1973), El cuarto de atrás (1978)
M. Delibes: La guerra de nuestros antepasados (1975)
J. Marsé: La muchachas de las bragas de oro (1978)
J. Benet: En el estado (1977)
Cambios
•
•
•
•
•
•
•
Irrupción de la imaginación y de la teoría de la novela en la novela.
Distanciamiento para ganar lucidez.
Buscar un lenguaje apropiado para analizar la complejidad existencial
Meditación sobre el proceso creativo (busca del sentido de la existencia en el
sentido de la escritura)
Destrucción de las barreras que impedían al novelista mirar más allá de lo
inmediato y nueva valoración de la imaginación.
Protagonista dialogante (irrupción del tú dialogante y no autorreflexivo: Oficio de
tinieblas, Juan sin tierra…Retahílas, Muchacha…)
Tiempo: variable
Espacio: alegórico (Muchacha, El cuarto de atrás)
La novela de la transición
•
•
•
•
•
•
Transición literaria: lenta gestación.
De los Sesenta a los Setenta: cambio cultural, turismo, industrialización, irrupción
de la novela hispanoamericana, el declino de la realidad inmediata.
Benet, desde Nunca llegarás a nada (1961) a Un viaje de Invierno (1972) –
Herrumbrosas lanzas (1983-86).
Antología de Castellet : Nueve novísimos poetas españoles (1970): aparente
disinterés por la función comunicativa, autonomía del arte, colleges,
decostrucción, ecc.. Algunos de ellos se afirmarán más bien como novelistas
(Azúa, Vázquez Montalbán, Ana María Moix, Vicente Molina Foix.
Primeras narraciones son casi sin acción, metanovelescas.
Luego, con la transición política, se vuelve a valorizar la trama , la acción, el
presente, lo popular: éxito de la novela policíaca a partir de La verdad sobre el
caso Savolta (1975) de E. Mendoza y la serie de Pepe Carvalho (1972-2003), pero
también Azúa e V. Molina Foix (otra manera para testimoniar el presente).
Exaltación y desencanto.
Características y subgéneros
•
•
•
•
•
Características
nace de un gran vacío ideológico;
acercamiento al lector y a la cultura popular;
mexcla entre collage y ordenación cronológica ;
indagación del pasado colectivo.
•
•
•
•
•
Subgéneros:
Novela histórica ( o novela negra)
Novela de detective
Novela escrita por mujeres
Novela de viajes y exploraciones
Novela histórica
• Nace como una recuperación y revisión del pasado colectivo
• Urraca de Lurdes Ortiz: temporalidad lejana, reivindicación de la mujer de
un espacio que la sociedad le niega. Reina de Castilla-León encerrada en
un monasterio por motivos políticos; Dins el darrer bau de Carmen Riera,
(la persecución de los judíos en la Mallorca del siglo XVII)
• Guerra civil y posguerra: Rafael Chirbes: La buena letra (Segunda
República y posguerra) ; Julio Llamazares: Luna de lobos (los guerrilleros
de los maquis); Antonio Muñoz Molina: Beatus Ille (a través de la vida del
protagonista la historia de una comunidad); J. Marsé, Un día volveré.
• Eduardo Mendoza: La ciudad de los prodigios
Novela policíaca o novela negra
• Surge de la mano del modelo norteamericano (Chandler). Se afirma
también en América latina (novela del post-boom: Osvaldo Soriano) con la
diferencia que en ésta el criminal raramente es descubierto.
• Protagonista: héroe marginal que investiga en medio de la corrupción de
la sociedad.
• Los novelistas españoles ponen su imaginación al servicio de la búsqueda
de la verdad.
El misterio de la cripta embrujada de Eduardo Mendoza
Los mares del Sur de M. Vázquez Montalbán
Novela escrita por mujeres
• Hay una profusión antes desconocida de novelas escritas por mujeres.
• La sociedad patriarcal empieza a ceder, la mujer se libera de los cánones
tradicionales impuestos por la sociedad, experimenta nuevas posibilidades
de autoafirmación ( come testimonia la gran cantidad y calidad de las
obras realizadas por autoras españolas durante la transición):
•
•
•
•
•
•
Esther Tusquets, El mismo mar de todos los veranos.
Almudena Grandes, Las edades de Lulú
Soledad Puertolas,
Rosa Montero, Te trataré como una reina
Carmen Riera y Lourdes Ortiz (ya citadas), Ana M. Matute,
Ecc…..
Novelas de viajes o exploraciones
• Se viaja mucho más, mirada internacional y transnacional (entre los
clichés de los años anteriores el sentimiento iper-nacionalista).
• El ciudadano español ya no se identifica con el emigrante sino con el
turista o con el personaje que desea conocer mundo lejanos y ampiar sus
horizontes.
• La narrativa se lanzan a explorar, descubrir, novelar ese mundo exterior.
• Soledad Puértolas, Lisboa
• A. Muñoz Molina, El invierno en Lisboa
• Eduardo Mendoza, La isla inaudita
Eduardo Mendoza y “La ciudad de los prodigios”
• Amalgama casi todos los elementos propios de la novela de la transición
y partecipa de todos los géneros arrativos del momento
Es una novela histórica (y metahistórica), es una novela policíaca (de
gangster); es una novela de viaje, y, aunque la escribe un hombre no
faltan personajes femeninos sobresalientes.
Elemento picaresco como ingrediente tradicional posmoderno.
Protagonista: Bouvila (especie de Gran Gatsby), advenidizo, carece de
peigree, pero
Acción: 1888-1929 (La verdad…1917-1919) , luchas obreras en la Barcelona
en pleno crecimiento urbano e industrial. La narración es “intrahistórica”
en la que se refleja la Barcelona olímpica de la actualidad.
Descargar

SIGLO XX