Las respuestas del sistema nervioso pueden ser: Reflejas, Vegetativas y
voluntarias.
Son respuestas rápidas e independientes de la voluntad que son esenciales
para la supervivencia.
Hay una serie de reflejos que poseemos desde el nacimiento: tragar, toser,
llorar, etc.
Estímulo  receptor sensorial  neurona sensitiva  médula espinal
 neurona motora  Efector
En los actos reflejos la recepción del estímulo y elaboración de la
respuesta se llevan a cabo en la sustancia gris de la médula.
Son actos
involuntarios y
básicos para el
mantenimiento de la
vida.
Los ejecuta el
sistema nervioso
autónomo o
vegetativo que está
controlado por el
hipotálamo.
El hipotálamo da órdenes al
sistema simpático y
parasimpático que actúan
conjuntamente sobre cada
órgano del cuerpo pero
dando órdenes contrarias.
Las acciones del
parasimpático conducen a
un ahorro de energía y las
del simpático impulsan el
gasto energético
Las órdenes del simpático
parten de la parte inferior del
encéfalo y la parte terminal
de la médula.
Las ramas del parasimpático
parten de la región central
de la médula espinal.
Son ordenados por la corteza
cerebral aunque a veces no seamos
conscientes de ellos. Según vamos
creciendo vamos aprendiendo y
almacenando lo aprendido en la
memoria cortical ( parte frontal
del cerebro).
Los estímulos visuales, táctiles, etc.,
se reciben en las áreas sensitivas
correspondientes de la corteza
cerebral.
El cerebro une todas las
informaciones por medio de los
centros de asociación y los
relaciona con algún recuerdo
almacenado en la memoria cortical y
elabora una respuesta.
El Homúnculo de Penfield es la representación topográfica del cuerpo en la
corteza cerebral. Hay homúnculos sensorial y motor.
El término homúnculo se usa también comúnmente para describir una figura
humana distorsionada.
Descargar

Document