La melodía “Qui tollis peccata mundi” (3’18)
de Bach, nos recuerda que, en el Bautismo,
la Gracia tiene más fuerza que el pecado
En el Jordán nos espera el
último DON de esa NAVIDAD
Desde el Antiguo, avanzamos hacia el Nuevo Testamento
Mc 1,7-11 En aquel
tiempo, proclamaba Juan:
"Detrás de mí viene el que
puede más que yo,
Imágenes del Jordán, desde el
inicio hasta la desembocadura
Nacimiento
del rio
Juan
predica la
conversión,
Jesús
regala la
misericordia
Entre Juan (AT) y Jesús (NT) hay un salto cualitativo
Tan poderoso que yo no
merezco agacharme
para desatarle las
sandalias.
Juan se pone
en el último
peldaño, más
abajo que los
esclavos (que
desataban las
sandalias)
Agachándose, se hace “digno”
de anunciar el tiempo Nuevo
Yo os he bautizado
con agua, pero Él
os bautizará con
Espíritu Santo."
El agua limpia el cuerpo,
el Espíritu limpia el alma
La novedad de Jesús es la
darnos la vida del Espíritu
Por entonces llegó Jesús
desde Nazaret de Galilea
a que Juan lo bautizara
en el Jordán.
Sumergido en el
Jordán, Jesús inaugura
el don inédito de Dios
El regalo es
que, puesto en
la fila de los
pecadores,
Jesús nos borra
los pecados
Apenas salió del agua,
vio rasgarse el cielo y al
Espíritu bajar hacia Él
como una paloma.
Es en este
momento
cuando el
Espíritu
baja del
cielo a
nuestras
aguas
Y nos deja a un paso del Padre
bautismales Lugar del bautismo de Jesús (final del río)
Se oyó una voz del
cielo: "Tú eres mi Hijo
amado, mi predilecto."
HIJOS y
amados
cómo Él
Del mismo
linaje
Tú, Señor, que
bajando al Jordán,
nos abres una nueva
etapa, haz que seamos
fieles a este Tu PASO.
Monjas de St. Benet de Montserrat
www.monestirsantbenetmontserrat.com/regina
Descargar

evangelio - Plataforma Acoger y Compartir