9Por
lo cual también nosotros, desde el día que lo
oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de
pedir que seáis llenos del conocimiento de su
voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,
10para que andéis como es digno del Señor,
agradándole en todo, llevando fruto en toda buena
obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;
11fortalecidos con todo poder, conforme a la
potencia de su gloria, para toda paciencia y
longanimidad; 12con gozo dando gracias al Padre
que nos hizo aptos para participar de la herencia
de los santos en luz;
G516 axios, digno, apropiadamente,
como atrayendo alabanza, justamente
padecer, merecedor, honrado.
LLENOS
CONOCIMIENTO
DE SU VOLUNTAD
• LLEVANDO FRUTO
 Toda buena obra
• CRECIENDO
 Conocimiento de Dios
• FORTALECIDOS
 Poder – Paciencia y Longanimidad
• CON GOZO
 Gracias al padre –Aptos para la herencia
ANDEIS COMO ES DIGNO DEL SEÑOR
27De
manera que cualquiera que comiere este pan o
bebiere esta copa del Señor indignamente, será
culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28Por
tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del
pan, y beba de la copa. 29Porque el que come y bebe
indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio
come y bebe para sí. 30Por lo cual hay muchos
enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos
duermen.
1Yo
pues, preso en el Señor, os ruego que andéis
como es digno de la vocación con que fuisteis
llamados, 2con toda humildad y mansedumbre,
soportándoos con paciencia los unos a los otros en
amor, 3solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el
vínculo de la paz; 4un cuerpo, y un Espíritu, como
fuisteis también llamados en una misma esperanza de
vuestra vocación;
6He
aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, Y en lo
secreto me has hecho comprender sabiduría.
7Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré
más blanco que la nieve. 8Hazme oír gozo y alegría, Y
se recrearán los huesos que has abatido. 9Esconde tu
rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades.
10Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva
un espíritu recto dentro de mí. 11No me eches de
delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu.
12Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble
me sustente.
Descargar

Diapositiva 1