Hacia el Domingo 31 del Tiempo Ordinario
HACIA EL DOMINGO 31 DEL TIEMPO ORDINARIO
Para Orar Cada Día
el Evangelio del Domingo Próximo
Del Lunes 28 de octubre al Domingo 3 de noviembre de 2013
Hacia el Domingo 31 del Tiempo Ordinario
Orar en el Corazón del Mundo: Por los Sacerdotes
 Una manera de orar con los muebles 1/4
Orar en la Casa: Celebrar a todos los santos
Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo
[email protected]
Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche
editado por Christ Source de Vie, Toulouse
1
Evangelio de Jesucristo según san Lucas
Capítulo 19, versículos 1 al 10
“Jesús entró en Jericó y atravesaba la cuidad. Allí vivía un
hombre muy rico llamado Zaqueo, que era el jefe de los
publicanos. Él quería ver quién era Jesús, pero no podía a
causa de la multitud, porque era de baja estatura.
Entonces se adelantó y subió a un sicomoro para poder
verlo, porque iba a pasar por allí. Al llegar a ese lugar,
Jesús miró hacia arriba y le dijo: «Zaqueo, baja pronto,
porque hoy tengo que alojarme en tu casa». Zaqueo bajó
rápidamente y lo recibió con alegría.
2
Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Se ha ido a
alojar en casa de un pecador». Pero Zaqueo dijo
resueltamente al Señor: «Señor, voy a dar la mitad de
mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le
daré cuatro veces más». Y Jesús le dijo: «Hoy ha llegado
la salvación a esta casa, ya que también este hombres
es un hijo de Abraham, porque el Hijo del hombre vino a
buscar y a salvar lo que estaba perdido»”.
3
LUN 28
MAR 29
Simón y Judas
Jesús atraviesa la ciudad de Jericó acompañado de algunos
discípulos, Simón de Caná, Judas (Tadeo) de Nazaret… a quienes la
Iglesia festeja hoy. El grupo así constituido viajaba a pie de ciudad
en ciudad buscando día a día su alimento, viviendo al ritmo del
recibimiento de las personas a quienes encontraban. Como Simón
y Judas que siguieron a Cristo, entremos en este grupo de
discípulos, caminemos con ellos por las calles de Jericó tal como se
atraviesa una ciudad, y por el campo vecino. Veo la escena y entro
en conversación con cada uno, con Simón, con Judas y con Jesús.
Zaqueo
Zaqueo era un rico funcionario, jefe de los recolectores
de impuestos. Había oído hablar de Jesús y trataba de
verlo. No lo lograba debido a la multitud pues era de
pequeña estatura. Lo vemos correr delante de todos y
subir a un sicomoro como lo hacen los niños. Atraídos
por Dios para ver a Cristo (Nadie puede venir a mí, si no
lo atrae el Padre que me envió- Jn 6,44), como Zaqueo,
tomemos el tiempo, la distancia y la altura que se
requieren para ver a Jesús. Veo la escena y luego entro
en conversación con Zaqueo para que me deje subir al
árbol.
4
MIÉ 30
5
JUE 31
Jesús
Al llegar al lugar donde se encontraba Zaqueo, Jesús
levantó los ojos y le llamó: “‘Zaqueo, baja pronto, porque
hoy tengo que alojarme en tu casa’. Zaqueo bajó
rápidamente y lo recibió con alegría”. Nos sorprende ver
el deseo de Zaqueo tan fácilmente satisfecho. Sin
embargo, es lo que claramente sucede cada vez que nos
volvemos disponibles a este recibimiento. El día de hoy,
revivo este encuentro, las miradas que se cruzan, el
llamado de Cristo, la urgencia del recibimiento, la
sorpresa de recibirlo en lo más íntimo de nosotros, la
alegría de escuchar su Palabra.
6
El entorno
Al ver a Jesús que entra en casa de Zaqueo, todos
recriminaban: “Se ha ido a alojar en casa de un pecador”.
Aunque estemos acostumbrados a estas reacciones
mordaces en la vida diaria, quizá nos sorprenda un juicio
tan unánime y radical respecto a Zaqueo. Al reflexionar
sobre ello y tomar perspectiva, nos darían ganas de
atemperar un poco el ataque. Entro en casa de Zaqueo,
como si me hubieran invitado, y me mezclo en la
conversación encontrando argumentos para matizar un
poco el ataque, y para luego sacar algún beneficio para
nuestra vida diaria.
7
VIE 1
SÁB 2
Todos los santos
El día de hoy, fiesta de Todos los Santos, tomemos el
ejemplo de Zaqueo que indica claramente su camino de
Santidad diciendo: “Señor, voy a dar la mitad de mis
bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le daré
cuatro veces más”. Podríamos pensar que no nos atañe:
eran otros tiempos, otras costumbres, otras realidades,
otro mundo… ¡Claro que no! Tomo tiempo para valorar lo
que representa esta forma de compromiso y de don de
sí. Luego, me pregunto hoy en día cuál es, o cuál podría
ser, un camino de santidad para mí.
Los difuntos
El 2 de noviembre, la Iglesia católica pone a los difuntos al
centro de su oración litúrgica y nos recuerda así que en
Cristo muerto y resucitado hay un lazo mutuo y una
solidaridad entre los vivos y los muertos de todos los
tiempos. Escuchemos en contrapunto lo que dice Jesús a
Zaqueo: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que
también este hombres es un hijo de Abraham, porque el
Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba
perdido”. En unión con la Iglesia entera, oro el día de hoy
“por la Gloria de Dios y la Salvación del Mundo”.
9
8
DOM 3
Orar es creer
Esta semana con Zaqueo y los discípulos de Jesús ha sido rica en
encuentros: Simón y Judas, Zaqueo por supuesto, Jesús, quienes le
rodean, todos los Santos, los muertos, pero también aquellos y
aquellas con quienes vivimos, nuestros contemporáneos, la
humanidad entera. Nos hemos encontrado en medio de ellos a
través del tiempo y el espacio, en gran comunión. Con Zaqueo, el
humilde servidor (aunque rico funcionario), hemos encontrado a
Cristo Resucitado que nos precede y se une a nosotros cada día en
nuestra casa: “hoy tengo que alojarme en tu casa”. Al ir a misa este
domingo, tararemos estas palabras como un refrán y dejémonos
invadir por la presencia de Cristo y su alegría que desborda de
nuestro corazón.
10
Orar en el Corazón del Mundo
con el Papa Francisco
Orar al centro del mundo con el
Papa Francisco
Oremos para que los sacerdotes
que experimentan dificultades
sean
reconfortados
en
su
sufrimiento, sostenidos en sus
dudas y confirmados en su
fidelidad.
11
ORAR EN LA CASA
Una manera de orar con los muebles (1/4)
Mesa: la del desayunador o la de la comida
entre amigos, mesa donde se parte el pan y
se comparte, lugar de convivialidad y de
intimidad, tiempo para retomar fuerzas o
disfrutar, espacio para invitar e intercambiar…
Cada mesa nos recuerda un poco de Emaús.
Señor, concédeme reconocerte en la mesa.
El viernes festejamos a todos los santos. Para prepararnos,
poblemos nuestro rincón de oración con un poco de corte
celestial. ¿Cómo? Escribiendo el nombre de santos, de
miembros de la familia o de amigos.
12
ORAR EN LA CASA
O incluso recortando de revistas o imprimiendo de
internet tal o cual imagen de un santo. O bien dibujando
una aureola para un santo o santa desconocido… En la
noche, oremos al Señor por la intercesión de todos estos
santos, repitiendo alguna jaculatoria conocida.
14
13
“Se ha ido a alojar en casa de un
pecador”
San Lucas 19, 7
15
¡Qué extraña idea! Sin duda había gente digna y notable
para recibir a Jesús en su paso por Jericó. Algunos quizá se
habrían preparado para albergar a este huésped de
calidad de quien se hablaba tan bien. Fariseos o fieles de
la sinagoga se habrían sentido honrados de recibir en su
casa a este hombre de Dios. Pues no. Jesús es libre
respecto a las mundanerías y a las maneras de actuar
“religiosamente” correctas. Se invita a casa de un hombre
cuya reputación en verdad puede hacer huir a todo el
mundo. Un hombre, recolector de impuestos, a quien le
gusta el dinero, famoso por engañar a la gente y por
llenarse los bolsillos. ¡Sorprendente!
¿Acaso Jesús mismo no había dicho: “ay de ustedes los
ricos, porque ya tienen su consuelo”? (cf. Luc 6, 24)
¿Acaso no se había puesto en contra de quienes “eran
amigos del dinero” (cf. Luc 16, 14)? La misericordia de
Dios predomina sobre todos los juicios y sobre todos los
cambios de estado de ánimo, incluso cuando son justos.
La última palabra sobre nuestras vidas pasadas está del
lado del perdón. Y la alegría es el primer grito de nuestra
vida nueva cuando Jesús viene a alojarse en nuestra casa.
16
17
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
18
________________________________
________________________________
________________________________
________________________________
19
Descargar

Diapositiva 1