S i en algún momento ha sentido la necesidad de mejorar, el sentimiento
de querer avanzar por temor a la competencia o quedarse fuera del
mercado. Si buscaba un detonante para hacer un cambio en su gestión,
una ayuda para repartir esa pesada carga, pero no tenía a su alcance las
herramientas apropiadas, el método que seguidamente le presentamos le
ayudará a salir del aislamiento.
Da igual que su empresa sea industrial o de servicios, sus inquietudes,
temores y dudas, son comunes a la mayoría de las empresas de Bizkaia
y tan solo necesitan un sistema eficaz y el apoyo de un consultor externo
para facilitar este proceso.
Con esa finalidad, el Departamento de Promoción Económica de la
Diputación Foral de Bizkaia impulsó en 1995 la iniciativa PREMIE, orientada
a la Mejora de la gestión para las pequeñas empresas y, desde entonces,
quienes han confiado en PREMIE han podido comprobar que se trata de un
programa ágil y de sencilla aplicación, que se adapta a las necesidades
individuales ayudando a la figura que tiene, en primer lugar, la responsabilidad
del cambio: el gerente.
Desde 1995, cientos de empresas se han
beneficiado de las mejoras inmediatas que
aporta PREMIE
PREMIE no intenta competir con otras
certificaciones de calidad, sino
concienciar de la necesidad de la
participación de todos los elementos
productivos. Cada persona en su
puesto, cada puesto evaluado
correctamente, la labor de un equipo
para captar y mantener al cliente, alma
vital de la empresa, y la conjunción
de todo ello para lograr el éxito.
Es cierto que una certificación de
calidad es un aval de garantía, pero
no puede quedarse en eso, hay que
demostrarla continuamente, porque
la calidad va mucho más allá del
producto físico.
PREMIE representa una excepcional
oportunidad para aplicar un método
contrastado en pequeñas empresas,
implantado con apoyo externo y con
una subvención por anticipado del
50% de su coste. Solicite referencias
del programa a las empresas que ya
lo han implantado, su testimonio es
nuestra mejor garantía.
La calidad: mucho más que una certificación
El gerente de la empresa, como
máximo responsable, debe liderar el
proceso de mejora y esforzarse para
adelantarse a conocer las necesidades
futuras.
Impulso y ejemplo
PREMIE produce un cambio en la
organización. Con el apoyo del
sistema preciso, la aparente
sobrecarga inicial se redistribuye
entre todo el equipo de forma
equitativa. Se trata de resolver los
problemas con la ayuda de los
colaboradores, no “pese a ellos” y,
para lograrlo, nada mejor que el
ejemplo que conduzca a una reacción
mimética.
Es necesario concienciar a todos los
componentes de la empresa de la
importancia de la labor desarrollada
por cada uno de ellos, clarificar los
engranajes del organigrama y
demostrar que los recursos humanos
son el “mejor valor añadido”.
La implantación de PREMIE, con el
empuje del líder, provoca el
autoconvencimiento y no la
imposición del cambio, mejora la
comunicación y coordinación del
trabajo, la construcción de equipos
humanos que optimizan su
rendimiento día a día y la eliminación
de las resistencias iniciales.
Las personas: mejor valor añadido
El proceso ha comenzado y envuelve
a la empresa en un continúo ejercicio
de autoanálisis y reflexión. No hay
cabida para la especulación, sino para
el conocimiento. En especial para el
conocimiento de los clientes y de
sus necesidades.
Es necesario anticiparse a la
demanda, caminar por delante de los
números y conocer las necesidades
de futuro. Para obtener beneficios hay
que analizar el gasto, cuánto, dónde
y porqué, controlar los tiempos
improductivos de no calidad para
aportar valor al producto aumentando
los ingresos.
La ayuda de los indicadores de
PREMIE, la suma de buenos
proveedores, y los recursos humanos
ofrecen como resultado la elevación
del nivel de los clientes y la
fidelización de los mismos.
Todo ello paso a paso, al ritmo que la
propia empresa necesite y con la
ayuda de ese aliado, el consultor que
disipará cualquier tipo de duda y
aportará el estímulo para mantener el
progreso.
… y obtención de resultados
Herramientas a medida
Difícilmente podremos anticiparnos
a situaciones desfavorables o a
oportunidades en provecho de la
empresa si no contamos con una
estrategia clara. Llegado este punto,
PREMIE ha facilitado el conocimiento
de la situación en la que se encuentra
la empresa; ahora es el momento de
definir hasta dónde es posible llegar.
Porque PREMIE es eso, un método,
un formidable manual de ayuda, no
un cursillo teórico para la obtención
de un diploma más que colgar en la
pared, un sistema de apoyo y control
que crea una dinámica de mejora que
no se abandonará en lo sucesivo.
El programa posibilita marcar unos
objetivos y un tiempo coherente de
obtención de los mismos, reflexionar
sobre si realmente se cumplen, y
valorar la necesidad de reajustarlos
para mejorar.
Estrategia de futuro
Descargar

Diapositiva 1