4º del Ciclo A
PARROQUIA S. JOSÉ
DE PUMARÍN - OVIEDO
Regina
BIENAVENTURADOS SEREMOS,
SEÑOR, SEREMOS, SEÑOR.
1. SERÉIS BIENAVENTURADOS
LOS DESPRENDIDOS DE LA TIERRA,
SERÉIS BIENAVENTURADOS
PORQUE TENDRÉIS EL CIELO. SERÉIS
BIENAVENTURADOS LOS QUE TENÉIS
ALMA SENCILLA, SERÉIS BIENAVENTURADOS, VUESTRA SERÁ LA TIERRA.
Monte de las
Bienaventuranzas
SEÑOR, TEN PIEDAD.
GLORIA A DIOS EN EL CIELO
OREMOS
PROFETA
SOFONÍAS
2,3.3,12-13
Los
Humildes
del país
Salmo
145
DICHOSO EL QUE QUE TEME AL
SEÑOR Y SIGUE SUS CAMINOS
1ª DE S. PABLO
A CORINTIOS 1,26-31
Monte de las Bienaventuranzas
S. MATEO 5, 1-12
ESTE PAN Y VINO, SEÑOR
SE TRANSFORMARÁN,
EN TU CUERPO Y SANGRE,
SEÑOR,EN NUESTRO MANJAR.
1.GRACIAS AL SOL Y AL LABRADOR, EN EL ALTAR FLORECEN HOY
LAS ESPIGAS, LOS RACIMOS
QUE PRESENTAMOS A DIOS.
Los ojos limpios ven a Dios
La Luz depende
de tus ojos
La cima de las Bienaventuranzas
que Jesús nos propone de parte
del Padre, anticipa el Reino
¿Me arriesgo a alcanzar la cima?
1. CUANDO EL POBRE NADA
TIENE Y AÚN REPARTE,
CUANDO UN HOMBRE PASA
SED Y AGUA NOS DA;
CUANDO EL DÉBIL,
A SU HERMANO FORTALECE
“VA DIOS MISMO
EN NUESTRO MISMO
CAMINAR”(2).
2. CUANDO UN HOMBRE SUFRE
Y LOGRA SU CONSUELO;
CUANDO ESPERA
Y NO SE CANSA DE ESPERAR;
CUANDO AMAMOS
AUNQUE EL ODIO NOS RODEE,
“VA DIOS MISMO
EN NUESTRO MISMO
CAMINAR”.
3. CUANDO CRECE LA ALEGRÍA
Y NOS INUNDA,
CUANDO DICEN NUESTROS
LABIOS LA VERDAD,
CUANDO AMAMOS EL SENTIR
DE LOS SENCILLOS,
VA DIOS MISMO EN NUESTRO
MISMO CAMINAR. (2)
4. CUANDO ABUNDA EL BIEN Y
LLENA LOS HOGARES,
CUANDO UN HOMBRE DONDE
HAY GUERRA PONE PAZ,
CUANDO HERMANO LE
LLAMAMOS A UN EXTRAÑO,
VA DIOS MISMO EN NUESTRO
MISMO CAMINAR. (2)
Felices los que se ríen de sí mismos,
porque nunca se acabará su alegría.
Bienaventurados los que no confunden
un grano de arena con una montaña,
se ahorrarán muchas preocupaciones
y enfados.
Bienaventurados los que saben
escuchar y callar,
porque aprenderán muchas cosas nuevas.
Bienaventurados si sois comprensivos
y hasta benévolos
con los malos gestos de los demás,
os tendrán por tontos,
pero ése es el precio de la caridad.
Bienaventurados si pensáis
antes de actuar
y oráis antes de pensar,
porque os evitaréis
muchos errores y tonterías..
Bienaventurados si sabéis
callar y sonreír,
auque os contradigan y os molesten,
porque el Evangelio
ha prendido en vuestro corazón.
Y, sobre todo, bienaventurados
si reconocéis en todos al Señor.
Porque irradiaréis luz, bondad y alegría.
Joseph Folliet.
Señor, haz que nos
comprometamos a
seguir tus
BIENAVENTURANZAS
tu PROGRAMA de
VIDA para todos
Descargar

Diapositiva 1 - Parroquia San José de Pumarín