La Obediencia
de los
Recabitas
Hoy se celebra el Día del
Padre, y en mi manera
muy personal, yo quiero
rendir un homenaje a mi
padre ausente y a los
padres presentes.
Jeremías
35:1-1928
El pasaje habla
acerca de la
obediencia ejemplar
de los recabitas.
¿Cuándo termina el
deber de un padre?
El deber del padre
termina con su muerte
…Pero si hizo un buen
trabajo con sus hijos,
su legado continuará
aun después de
desaparecido el padre.
¿Cuáles serían
algunas de las más
importantes lecciones
a derivar de este
capítulo?
De la simple lectura de este
capítulo se pueden extraer
excelentes lecciones; sin
embargo, antes de llegar a las
lecciones finales, yo quiero
analizar con ustedes algunos
aspectos de este pasaje.
A.¿Quiénes eran los
recabitas?
B. ¿Por qué Jeremías les
dedicó un capítulo de su
profecía?
Pero no nos adelantemos
en la historia. En la
siguiente escena de este
capítulo encontramos que
el estilo de vida de los
recabitas es puesto a
prueba.
A. Las instrucciones del
Señor para Jeremías
B. Jeremías cumple las
instrucciones
El evento en el que se vieron
envueltos los recabitas tuvo un
propósito especial: Mostrar al
pueblo de Judá la atención y
obediencia que los recabitas
habían dado a las palabras de
su padre y cómo habían sido
firmes en la hora de la prueba.
A. Observemos
1. Las costumbres impuestas por Jonadab
podrían parecernos extremas hoy en día.
2. Los recabitas las habían cumplido todas
hasta ese tiempo… casi 200 años.
3. El v.11 Explica su estancia en Jerusalén
4. La amenaza de Nabucodonosor contra
Judá, en tiempos de Joacim.
B. ¿Qué del Vino hoy en día?
1. Podríamos preguntar: ¿Está mal que los
creyentes bebamos vino?
2. Y también…, ¿qué acerca de fumar?
3. Y también…, ¿qué acerca de ir al cine?
4. ¿Qué podríamos decir acerca del baile?
Y así podríamos continuar al infinito.
C. Mi posición personal
1. Yo no bebo ni he bebido jamás…
2. He confiado en la fuerza de mi ejemplo
3. Lo que determina el destino eterno de
una persona es si ha confiado en Jesucristo..
…Yo preferiría que los miembros de esta
iglesia, no fueran bebedores ni fumadores.
4. A quienes beben o fuman yo les pediría
que no procuraran privilegios en la iglesia.
No queremos salirnos de
nuestro tema, y tampoco
queremos agotar nuestro
tiempo antes de considerar
el punto principal de este
episodio. Éste lo vemos en…
A. Dios confronta
duramente a Su pueblo.
1. “¿No aprenderéis a obedecer mis
palabras, dice Jehová?” Vs. 13.
2. “y yo os he hablado a vosotros desde
temprano y sin cesar, y no habéis oído”.
3. ¿Y qué les ha pedido que hagan?...
que vuelvan a Él, le obedezcan y reciban
sus bendiciones. Versículo 15.
B.La sentencia final de Dios
en este asunto.
1. Para con Su pueblo. V. 17.
2. Para con los Recabitas. V.18-19
Primero.
Los padres tenemos la enorme
responsabilidad de pasar a nuestros
hijos la sabiduría que los preparará
para servir al Señor y enfrentarse
con las tentaciones y vencerlas. Un
llamado a la sobriedad no está de
más hoy en día.
Segundo.
Los hijos tienen la gran
responsabilidad de poner
atención a las palabras de sus
padres terrenales, primero, y
cuando ya estén listos, transferir
su atención y obediencia a la
palabra de Dios.
Tercero.
Dios nos ha hablado a todos
nosotros “desde temprano”.
Si nosotros actuamos como lo hizo
el Israel de antaño… nos vendrán
las mismas calamidades que
vinieron sobre ellos.
Cuarto.
Cuando ponemos atención a las
palabras de nuestros padres, los
terrenales así como nuestro Padre
espiritual, nos colocamos en
posición de recibir protección y
bendiciones de parte de ambos.
Quinto.
Y este punto final no
viene tanto del pasaje
sino de mi propio
corazón.
A unos y a otros, es decir, a los
padres y a los hijos, les declaro y
les reitero mi amor cristiano, mi
afecto fraternal, y mis mejores
deseos. ¡Padres, amen a sus hijos!
¡Hijos, amen, respeten y
obedezcan a sus padres!
Dios espera lo mejor de nosotros en
este día y siempre. Padre de
familia, ¿tienes a tu hijo cerca de
ti físicamente en este momento?
¡Dale un abrazo cariñoso. Dile
que lo amas! Y tú, hijo, haz lo
mismo con tu padre.
Descargar

Diapositiva 1