4 CUARESMA c A
Parroquia S. José de
Pumarín - Oviedo
Regina
ME INVOCARÁ Y LO ESCUCHARÉ,
LO DEFENDERÉ, LO GLORIFICARÉ,
LO SACIARÉ DE LARGOS DÍAS
Y LE HARÉ VER LA SALVACIÓN.
1. TÚ QUE HABITAS
AL AMPARO DEL ALTÍSIMO
DI AL SEÑOR:
“DIOS MÍO, CONFÍO EN TI”.
ME INVOCARÁ Y LO ESCUCHARÉ,
LO DEFENDERÉ, LO GLORIFICARÉ,
LO SACIARÉ DE LARGOS DÍAS
Y LE HARÉ VER LA SALVACIÓN.
2. EL SEÑOR HA DADO ÓRDENES
A SUS ÁNGELES PARA QUE TE
GUARDEN EN TUS CAMINOS.
El ciego de nacimiento
Jesús es la luz del mundo
YO CONFIESO ANTE DIOS
TODOPODEROSO...
SEÑOR, TEN PIEDAD
OREMOS
1º Libro de
SAMUEL
16. 1.6-7s
Unción de
David
Salmo
22
El Señor es mi pastor,
nada me falta.
S. PABLO
A EFESIOS
5, 8-14
S. Juan
Jn 9: 1-41
Piscina
de Siloé
TE PRESENTAMOS
EL VINO Y EL PAN,
BENDITO SEAS
POR SIEMPRE, SEÑOR.
1. BENDITO SEAS, SEÑOR,
POR ESTE PAN QUE NOS DISTE,
FRUTO DE LA TIERRA
Y DEL TRABAJO
DE LOS HOMBRES.
Piscina
de Siloé
¿Qué
hacemos
de nuestro
bautismo?
El Señor
nos manda
hacia el
agua
(Salmo)
Más que nunca, hoy el
Los
mundo necesita nuestra
pecados
nos ciegan, luz, por pequeña que sea
mirar a
Cristo,
nuestra
LUZ, nos
devuelve la
vista
No clic
NO PODEMOS CAMINAR
CON HAMBRE BAJO EL SOL,
DANOS SIEMPRE EL MISMO PAN
TU CUERPO Y SANGRE, SEÑOR.
1. COMAMOS TODOS DE ESTE PAN,
EL PAN DE LA UNIDAD, EN UN
CUERPO NOS UNIÓ EL SEÑOR
POR MEDIO DEL AMOR.
NO PODEMOS CAMINAR
CON HAMBRE BAJO EL SOL,
DANOS SIEMPRE EL MISMO PAN
TU CUERPO Y SANGRE, SEÑOR.
2. SEÑOR, YO TENGO SED DE TI,
SEDIENTO ESTOY DE DIOS,
PERO PRONTO LLEGARÉ A VER
EL ROSTRO DEL SEÑOR.
NO PODEMOS CAMINAR
CON HAMBRE BAJO EL SOL,
DANOS SIEMPRE EL MISMO PAN
TU CUERPO Y SANGRE, SEÑOR.
3. POR EL DESIERTO EL PUEBLO
VA CANTANDO SU DOLOR,
EN LA NOCHE BRILLARÁ SU LUZ
NOS GUÍA LA VERDAD.
Bendito seas, mi Dios, que estás ahí,
como el aire que respiro.
Bendito seas, mi Dios, mi viento,
que me animas, me empujas y diriges.
Bendito seas, mi Dios, mi agua,
esencia de mi cuerpo y de mi espíritu,
que haces mi vida más limpia,
más fresca, más fecunda.
Bendito seas, mi Dios, mi médico,
siempre cerca de mí,
más cerca cuanto me siento
más enfermo.
Bendito seas, mi Dios, mi pastor,
que me buscas buenos pastos,
que me guías por cañadas oscuras,
que vienes a mí cuando estoy perdido.
Bendito seas, mi Dios, mi padre,
que me quieres como soy,
que por mí eres capaz
de dar la vida,
mi refugio, mi seguridad,
mi confianza.
Bendito seas, Dios,
bendito seas.
José Enrique Galarreta
Señor, ilumínanos el
corazón para que nazca
la esperanza de nuevas
auroras de PAZ en el
mundo
Descargar

Bendito seas, mi Dios, que estás ahí, como el aire que respiro