Brujas. Ciudad comercial.
Si hay algo que define bien a esta ciudad es su propio nombre:
Brujas proviene del noruego antiguo "Bryggia" (puentes, muelles, atracaderos). Es interesante destacar que en el idioma
flamenco/neerlandés, Brug significa "puente", cuyo plural corresponde a Brugge, nombre de la ciudad, en la que existen
muchos puentes.
Brujas ha sido ciudad desde el siglo XI. Hacia el 1050, la constante sedimentación fue cerrando la importante salida de la
ciudad al mar. Por suerte, una tormenta en 1134 creó un canal natural de salida. Este hecho y la importante y emergente
industria de la lana, hizo que la ciudad creciese enormemente, construyéndose sus murallas.
Como podemos observar, la posición de la ciudad revela su importante relación con el mar, vía de comercio.
Asimismo, a día de hoy, la estructura medieval del centro histórico de Brujas se mantiene intacta (respetando los
límites establecidos por las antiguas murallas).
Es de destacar el espacio urbano existente, caracterizado por sus canales y puentes.
Las calles del centro histórico de Brujas, estrechas, dan a entender que las principales vías de comunicación a lo largo
de su historia han sido los canales.
A partir del siglo XVI, los sedimentos cerraron sensiblemente el canal abierto, por lo que el poder económico de la
ciudad sufrió un serio revés. Fue entonces cuando Brujas empezó a expandirse mas allá de sus murallas.
Así hasta la actualidad, conformando una ciudad que, a pesar de no basar exclusivamente su economía en el
comercio como antaño, mantiene el simbolismo de su espacio urbano original.
Descargar

Brujas. Ciudad del comercio. Si hay algo que define bien