Receptores sensitivos
• Están encargados de captar la información del medio,
tanto externo como interno, en el que se desarrolla la
vida de un individuo. Piensa en ti mismo, en todo lo que
tienes a tu alrededor, en la cantidad de cosas que
llaman tu atención, la variedad de estímulos que recibes
conscientemente, y los que recibes sin darte cuenta, por
ejemplo los que vienen de tu propio cuerpo.
• Esa información siempre provoca una respuesta en el
ser vivo, más lenta o más rápida, inmediata o a largo
plazo, pero imprescindible para mantener la vida. A esa
información que provoca una respuesta le damos el
nombre de ESTÍMULO.
Receptores sensitivos
• Los receptores suelen ser neuronas; a veces son células
de otro tipo modificadas. Pueden actuar de forma
aislada como las de la piel, o en grupo como las del
gusto. En ocasiones son ayudadas por otras células y
órganos ajenos al Sistema Nervioso, llegando a
constituir órganos muy complejos, como los de la vista o
el oído.
• Los receptores son capaces de captar estímulos muy
variados, desde la luz y el sonido, hasta calor y frío,
presión, moléculas químicas, niveles de O2 y CO2,
azúcar en sangre, la posición en el espacio, etc. Según
la procedencia del estímulo hay que diferenciar entre:
Receptores internos
• Receptores internos
(ENTEROCEPTORES): son
terminaciones neuronales que se
encuentran distribuidas por todo el
organismo, en todos los órganos y tejidos,
captando la información del estado
fisiológico del ser vivo en cada
momento. De esta manera, el encéfalo
tiene una visión exacta de nuestro
funcionamiento de forma instantánea.
Receptores externos
• Son los más conocidos ya que constituyen
los órganos de los sentidos.
Los sentidos
• Los sentidos.
• 1. La vista
• Es, posiblemente, el sentido más importante de
cuantos poseemos. Por él penetra en nosotros
la mayor parte de la información para nuestra
vida. Haz la prueba de vendarte los ojos y verás
lo difícil que te resulta entender lo que sucede a
tu alrededor. Las personas ciegas desarrollan
otros sentidos para compensar la pérdida de la
vista.
•
La vista
• Los receptores de la vista se estimulan
por la luz. Estos receptores se encuentran
en un órgano muy complejo que es el ojo,
constituido por el globo ocular, al que
además acompañan una serie de
músculos, que le dan gran movilidad, y
glándulas que le lubrican y le protegen.
• La luz entra al interior del globo ocular
atravesando la córnea, y el cristalino
enfoca la imagen sobre la retina, que es el
lugar donde se encuentran las células
receptoras. Estas células son de dos
tipos:
•
Células de la retina
• CONOS: se estimulan por las diferentes
longitudes de onda, es decir, por los colores, y
constituyen lo que llamamos la "visión diurna".
¿Has observado que los colores sólo los
distinguimos de día?; durante la noche vemos
en blanco y negro.
• BASTONES: se estimulan por las distintas
intensidades de luz, es decir, los brillos, y
constituyen la "visión nocturna", la que nos
permite ver algo por la noche.
La vista
• La imagen que se forma en la retina es
idéntica a la que se forma sobre la
película del interior de una cámara
fotográfica; es más pequeña que el objeto
real y está al revés. La mayor o menor
nitidez con que veamos un objeto
depende de cómo enfoque nuestro
cristalino la imagen sobre la retina,
abombándose más o menos.
• Esta deformación del
cristalino es la causa
de las enfermedades
visuales
más
frecuentes, que
• Explicamos
a
continuación:
• MIOPÍA: es la incapacidad de enfocar objetos lejanos
porque el cristalino está demasiado abombado y no se
puede estirar para enfocar.
• HIPERMETROPÍA: incapacidad de enfocar objetos
próximos porque, al revés que en la miopía, el cristalino
está demasiado estirado y no se puede abombar.
• PRESBICIA, o vista cansada: pérdida de agudeza
visual. Impide ver objetos cercanos porque el cristalino
se endurece y tampoco se puede estirar.
• ASTIGMATISMO: se ven deformadas las líneas
verticales porque el cristalino se abomba de forma
desigual por su superficie.
• CATARATAS: el cristalino se hace opaco y no deja
pasar la luz.
• DALTONISMO: es la ceguera para los colores; se
confunden ciertos colores como el verde y el rojo. Es la
única enfermedad que no tiene que ver con el cristalino,
sino con los conos.
Equilibrio y oido
• Son sentidos muy diferentes. Se
encuentran ambos en el oído, que es
también un órgano muy complejo, sobre
todo la parte interna, es decir, lo que
llamamos el oído medio e interno. En este
último se encuentran los receptores,
encerrados en una bolsa de membrana
que está rellena de un líquido parecido al
suero sanguíneo, y que recibe el nombre
de LABERINTO MEMBRANOSO.
¿Qué es el sonido?
• El sonido es un movimiento de las moléculas
que forman el aire, como una vibración de
partículas. Por esta razón el sonido no se
transmite en el espacio que está vacío y por
eso, también, los sonidos cambian tanto cuando
hablas bajo el agua, porque ahí lo que se
mueven son las moléculas de agua. Esa
vibración entra por el pabellón auditivo, la oreja,
y llega hasta el tímpano que vibra como si fuera
un tambor, transmitiendo la vibración hasta los
huesecillos que, a su vez, la transmiten hasta el
laberinto, estimulando a los receptores.
Oído medio
• Los huesecillos -los más pequeños de nuestro
organismo- están situados en el llamado OÍDO MEDIO,
que se comunica con la faringe a través de un conducto
llamado la TROMPA DE EUSTAQUIO, y son tres: el
MARTILLO, el YUNQUE y el ESTRIBO.
• La TROMPA DE EUSTAQUIO es la responsable de
algunos fenómenos curiosos de nuestro oído; por
ejemplo, de que oigamos nuestra voz desde dentro, y no
por los oídos, cosa que habrás notado cuando escuchas
tu voz grabada y no eres capaz de reconocerte porque
en ese momento estás escuchando tu voz desde fuera,
por los oídos. También produce el efecto de destaponar
nuestros oídos cuando se taponan por efecto de la
presión, por ejemplo al bucear o al viajar en avión.
• El sentido del equilibrio se debe a la existencia de otros
receptores diferentes en el laberinto. Unos son los
encargados de detectar nuestra posición en el espacio
cuando estamos quietos, es decir, si estamos de pie,
sentados o agachados, rectos o inclinados, boca arriba
o boca abajo, pero quietos. Es lo que llamamos el
EQUILIBRIO ESTÁTICO.
• Otros receptores del equilibrio nos permiten
desplazarnos por el espacio sin caernos, andar o bailar,
montar en bicicleta, correr o nadar. Forman el
EQUILIBRIO DINÁMICO, que se encuentra en los
canales semicirculares del laberinto. Estos receptores
son los responsables de que nos mareemos cuando
damos vueltas muy deprisa.
•
Receptores del tacto y el dolor
• Se encuentran fundamentalmente en
nuestra piel, tanto fuera de nuestro
cuerpo, como en las aberturas, en la boca,
en la nariz y oído, en los órganos
genitales, etc. e, incluso, dentro de
nuestro organismo, en el tubo digestivo,
en los diferentes órganos, etc. Los más
abundantes son los receptores del dolor.
• Existen varios tipos de receptores del tacto.
Unos identifican la presión que ejerce un objeto
sobre nuestra piel, otros la forma del objeto,
otros detectan si perdemos calor (sensación de
frío) o si lo ganamos (sensación de calor). Los
receptores del dolor pueden estar solos o
asociados a los del tacto. Habrás observado
que una presión leve al principio puede terminar
produciendo dolor, o un objeto que notamos
caliente puede terminar por producirnos dolor
también. No olvides que el dolor es un
mecanismo de defensa de nuestro organismo
para prevenir males mayores
El olfato
El gusto
• Consiste en captar moléculas químicas pero, en este
caso, se trata de moléculas disueltas en el agua que
forma la saliva; si tenemos la boca seca no detectamos
esas moléculas. Los receptores se encuentran en la
lengua y por el interior de la boca, en unas estructuras
denominadas PAPILAS GUSTATIVAS (si te miras en un
espejo con la boca abierta las puedes ver hacia el fondo
de tu lengua como unos círculos pequeños, y por el
resto de la lengua como unas escamitas más o menos
puntiagudas).
• El SABOR es una sensación más compleja que el gusto,
ya que se debe no sólo a las moléculas disueltas en la
saliva, sino a la combinación del gusto, el olor, el tacto y
la temperatura. Seguro que has notado que cuando
estás acatarrado y tienes la nariz taponada la comida
sabe diferente, o que una misma comida fría no sabe
igual que caliente. En realidad sólo somos capaces de
detectar cuatro sabores: el dulce, el salado, el ácido y el
amargo; todos los demás sabores son una combinación
de estos cuatro, junto con el olor, la temperatura y el
tacto.
Sabor
La elaboración de la respuesta
• La consciencia consiste en darnos cuenta de las
cosas. Se localiza en ciertas zonas de la corteza
cerebral, a donde llegan las vías nerviosas que
traen la información captada por los sentidos.
Existe una zona específica para cada tipo de
percepción sensorial: una zona visual, una zona
auditiva, una zona olfatoria, una zona gustativa
y una zona del tacto. Entre todas forman la
CORTEZA PRIMARIA SENSITIVA.
•
• En estas zonas es donde los estímulos captados por los
sentidos adquieren una representación consciente. En
ella intervienen otras zonas próximas llamadas ZONAS
DE ASOCIACIÓN, en las que se almacenan los
recuerdos y las cosas aprendidas por el individuo.
También cooperan otras partes del encéfalo. De esta
manera la interpretación que se hace de los estímulos
captados puede llegar a ser muy elaborada, lo cual
posibilita una producción de respuestas muy complejas.
• Las respuestas se producen en otra zona de la corteza,
la CORTEZA PRIMARIA MOTORA. Se encuentra en
relación estrecha e integrada con las áreas sensoriales.
Por esta razón la interpretación y elaboración del
estímulo van seguidas inmediatamente de la producción
de la respuesta que será llevada a cabo por los
ÓRGANOS EFECTORES, que son los órganos hacia
los que va dirigida la respuesta.
Tipos de respuestas
• Según los órganos efectores implicados, existen
respuestas de dos tipos:
• Una respuesta MOTORA, la más habitual, que
implica la contracción de uno o varios músculos
para producir un movimiento de alguna parte
de nuestro cuerpo, o un desplazamiento de todo
el organismo.
• Una respuesta GLANDULAR, que implica la
producción y liberación de alguna sustancia
química, bien al interior o al exterior del
cuerpo.
Actos reflejos
• Son aquellos que realizamos sin intervención de
la corteza cerebral, es decir, que son ajenos a
nuestra consciencia, y, por tanto, a nuestra
voluntad. Suelen estar controlados por centros
de control secundarios, tales como la médula
espinal y los ganglios. Dan lugar a lo que
llamamos ACTOS REFLEJOS, producidos por
muy pocas neuronas que funcionan formando
un ARCO REFLEJO.
Acto reflejo
• Un ejemplo muy ilustrativo de cómo se produce
un acto reflejo lo tienes en lo que sucede
cuando te quemas o te pinchas en un dedo: lo
retiras antes de que llegues a darte cuenta de lo
que sucede, precisamente para evitar males
mayores. Esta es la función de estos
movimientos reflejos: ser rápidos para evitar
mayores problemas.
•
Reflejo rotuliano
• Seguro que alguna vez te has
hecho la prueba del reflejo
rotuliano: darte un golpecito
debajo de la rótula, en la
rodilla. Si no lo has hecho,
pruébalo con cuidado y verás
cómo se te mueve la pierna
por mucho que tú quieras
evitarlo. No dominas tu pierna
porque se trata de un acto
reflejo, involuntario, que es
controlado por la médula
espinal.
•
Actos reflejos condicionados
• Existen otros actos reflejos muy interesantes. Son los
ACTOS REFLEJOS CONDICIONADOS, es decir, los
que se producen cuando se dan ciertas condiciones en
el medio. Son también involuntarios.
• Observa esta realidad frecuente: ¿Qué sucede cuando
llegas a casa después de salir del instituto?. Sabes que
vas a comer enseguida, porque es la hora y además
hueles a comida recién cocinada. Todo eso hace que tu
cuerpo se prepare para recibir la comida; así que se te
"hace la boca agua". ¿Sabes qué significa esa
expresión?; pues sencillamente que tus glándulas
salivares producen saliva sin que tú puedas evitarlo ya
que tu cuerpo "sabe" que es la hora de comer, es decir,
la respuesta está condicionada por las condiciones del
medio (la hora, el olor a comida, etc.).
Actos voluntarios
• Son actos que producimos desde la CORTEZA
CEREBRAL. Esta corteza es la parte más superficial del
cerebro y presenta una superficie muy arrugada y
plegada para que haya más área de corteza. Todo lo
que llega aquí se hace consciente, es decir, nos damos
cuenta de que sucede algo. La información que han
captado los órganos de los sentidos llega a la corteza
cerebral y nosotros respondemos de una forma
voluntaria y también consciente.
• Todas las vías nerviosas que determinan estímulos y
actos conscientes finalizan o arrancan en la corteza
cerebral. Debemos, por tanto, diferenciar dos zonas
claramente distinguibles por su función:
• La CORTEZA SENSITIVA. Es la encargada de
recibir los estímulos captados por nuestros
órganos de los sentidos. Está formada por una
corteza visual, una zona auditiva, una zona
olfativa, una zona sensitiva y el área del habla.
• ---------------------------------------------------------• La CORTEZA MOTORA. Produce las
respuestas y las envía a los órganos efectores.
• En la interpretación de los estímulos, así como
en la posterior producción de respuestas,
juegan un papel importante, la memoria, el
aprendizaje que hayamos tenido, nuestro
estado de ánimo e, incluso, si tenemos hambre
o hemos comido. Todo esto da lugar a que, para
una misma situación, dos personas produzcan
respuestas completamente diferentes, o que un
mismo individuo dé diferentes respuestas frente
a los mismos estímulos, según sea su situación
en cada momento.
Los homúnculos
• Cada uno de nuestros sentidos y cada uno de nuestros
órganos motores (manos y pies, brazos y piernas, cara,
lengua, etc.) son controlados por una cantidad
determinada de corteza cerebral, de forma que cuanto
mayor es la sensibilidad de un sentido, o mayor es la
complejidad de movimiento que puede producir un
órgano motor, mayor es la cantidad de corteza cerebral
que se requiere para su control; así por ejemplo, el tacto
de la yema de los dedos, de los labios y de los genitales
externos está controlado por una gran cantidad de
corteza cerebral, igual que el movimiento de los dedos y
el de la lengua. Cuando representamos una figura
humana con el tamaño de sus órganos de acuerdo a la
cantidad de corteza cerebral que los controla, surgen
unas figuras muy curiosas que se denominan
"HOMÚNCULOS", como el que ves en la imagen.
Los homúnculos
Salud para el S.N.C
• Una alimentación sana y equilibrada, que nos
aporte las sales minerales y las vitaminas
adecuadas, además de otros nutrientes.
• Pasear, desplazarse andando si es posible,
salir al campo, etc.
• Adaptarse a las posibilidades que uno tiene en
su vida familiar o laboral.
• Encontrar momentos de tranquilidad para
realizar actividades tales como leer, hacer
deporte, o simplemente charlar con otras
personas.
•
Relación y coordinación
• Cuando pensamos en las características de los
seres vivos, solemos hacer referencia a lo que
llamamos las tres funciones vitales:
• * NUTRICIÓN: necesaria para mantener
funcional al ser vivo.
• * RELACIÓN: sirve para comunicar al ser vivo
con otros seres vivos, con su medio, obtener lo
que necesita de él, protegerse, buscar pareja,
etc.
• * REPRODUCCIÓN: imprescindible para
perpetuar la especie a la que pertenece el ser
vivo.
• Las funciones de NUTRICIÓN y REPRODUCCIÓN son
fáciles de entender. Interrogantes como: qué son, para
qué sirven, con qué órganos las desempeñamos, etc.
demandan una explicación que no resulta difícil. Sin
embargo, la función de RELACIÓN es algo más
complicada de comprender.
• En primer lugar debemos ampliar su definición para
incluir, también, todo aquello que se da en el interior de
los seres vivos. Hablaremos, por tanto, de RELACIÓN Y
COORDINACIÓN y entenderemos así que esta función
no se desempeña sólo entre los seres vivos y su medio
exterior, sino también con su medio interior:
Relación --Coordinación
• Con la RELACIÓN los seres vivos reciben
información de su medio, tanto externo,
como interno. Con la COORDINACIÓN
interpretan esa información, elaboran
respuestas adecuadas y las llevan a cabo;
todo ello mientras el organismo sigue
funcionando normalmente.
Coordinación
• Cualquier información proveniente del medio de los seres vivos,
tanto externo como interno, capaz de provocar una respuesta en
ellos, recibe el nombre de ESTÍMULO.
• En los animales la COORDINACIÓN puede ser de dos tipos; ambos
con características distintas:
•
• * COORDINACIÓN HORMONAL: de respuesta muy lenta y
duradera, producida por el Sistema Endocrino de glándulas y
hormonas.
•
• * COORDINACIÓN NERVIOSA: de respuesta rápida e inmediata,
preparada para mantener la vida en cada momento y realizada
por el Sistema Nervioso.
•
• FUNCIÓN
• ÓRGANOS
• Obtener la información Receptores
sensoriales Interpretar la información y
elaborar respuestas Sistema Nervioso
Ejecutar las respuestas Sistema Nervioso
y Sistema Hormonal
Sistema nervioso
• El Sistema Nervioso es un conjunto de
células muy especializadas, encargadas
de mantener la vida de cada individuo
mediante el desempeño de una serie de
funciones específicas.
• Las funciones que desempeña nuestro Sistema Nervioso nos
permiten vivir.
Esas funciones son las siguientes:
• * Transmitir IMPULSOS NERVIOSOS por nuestro organismo.
¿Para qué sirven los impulsos nerviosos?; sirven para:
• - Transportar la información y los estímulos captados por los
órganos sensoriales.
- Trasladar las respuestas a esos estímulos hasta los órganos
que las van a realizar.
- Llevar las "órdenes" que permiten que los distintos órganos
de un animal funcionen
perfectamente.
• * Interpretar estímulos y elaborar respuestas, tanto más
complejas cuanto más evolucionado es el ser vivo. * Controlar
el funcionamiento de los órganos y sistemas vitales (latido
cardíaco, ritmo respiratorio, digestión, etc.)
• * Llevar a cabo lo que llamamos las "funciones superiores" en
los animales más complejos y, fundamentalmente, en la
especie humana. Estas funciones son la inteligencia, la
capacidad de razonar y de aprender, la memoria, los
sentimientos, etc.
Células del sistema nervioso
• Las células especializadas del Sistema
Nervioso son las NEURONAS, que tienen
una forma muy peculiar, que seguro que
has visto alguna vez, y que, junto con las
células acompañantes, forman el TEJIDO
NERVIOSO.
Neurona
•
•
•
•
Las neuronas se clasifican de muchas maneras:
-------------------------------------------------------------------* Por el número de prolongaciones:
- Monopolares: tienen una sola prolongación de doble sentido, que actúa a
la vez como dendrita y como axón (entrada y salida).
•
• - Bipolares: Tienen dos prolongaciones, una de entrada que actúa como
dendrita y una de salida que actúa como axón.
•
• - Multipolares: Son las más típicas y abundantes. Poseen un gran número
de prolongaciones pequeñas de entrada, dendritas, y una sola de salida, el
axón.
• ---------------------------------------------------------------------• * Por la función:
• - Sensitivas: las que transmiten impulsos producidos por los receptores de
los sentidos.
• - Motoras o efectoras: las que transmiten los impulsos que llevan las
respuestas hacia los órganos encargados de realizarlas.
• - De asociación: unen entre sí neuronas de diferentes tipos.
Tipos de neuronas
Axones
• Las fibras nerviosas o axones, puede ser de dos tipos:
• * MIELÍNICAS, llamadas así por estar recubiertas con la membrana
de unas células llamadas células de Schwann. Esta membrana es
muy rica en un fosfolípido llamado MIELINA y se enrolla varias
veces alrededor de la fibra nerviosa. De este modo, varias células
de Schwann llegan a cubrir toda la fibra constituyendo una especie
de cubierta llamada VAINA DE MIELINA. Como la vaina está
formada por varias células, en los puntos de contacto entre células
contiguas esa cubierta queda interrumpida, recibiendo
esos lugares el nombre de NODOS DE RANVIER. El impulso
nervioso avanza a saltos, de nodo en nodo, por lo que avanza más
deprisa.
•
• * AMIELÍNICAS o desnudas, son las fibras que no están recubiertas
por vaina de mielina. El impulso nervioso avanza recorriendo todo el
axón, por lo que no va tan deprisa.
Impulso nervioso
• El impulsonervioso es una onda de naturaleza
eléctrica que se crea en las neuronas y en
algunas células sensoriales, al incidir sobre ellas
algún tipo de estímulo, externo o interno. Ese
estímulo puede ser cualquier cosa, una
sustancia química, una presión, los niveles de
algún compuesto químico, una onda mecánica,
la luz, el frío o el calor, etc. Esta onda se
transmite por la membrana de la neurona en
sentido
• DENDRITAS - CUERPO NEURONAL - AXÓN
• La transmisión, que no es más que un
desplazamiento de cargas eléctricas por la
membrana neuronal, constituye el IMPULSO
NERVIOSO. Este impulso es la base de todas
las funciones nerviosas, incluidas las
superiores. Debido a esto, y empleando
instrumentos especiales de medición, se puede
detectar la actividad nerviosa en forma de
pequeñas corrientes eléctricas, tal es el caso
de la ELECTROENCEFALOGRAFÍA.
•
• Cuando el impulso nervioso llega al final del
axón de una neurona tiene que "saltar" hasta las
dendritas de la siguiente neurona porque las
neuronas no están pegadas unas a otras, sino
que hay un pequeño espacio entre una y otra,
llamado ESPACIO SINÁPTICO. El "salto" del
impulso nervioso se hace por medio de unas
moléculas químicas llamadas
NEUROTRANSMISORES que salen de la
primera neurona, cuando llega el impulso
nervioso, y llegan a la siguiente neurona
provocando un nuevo impulso eléctrico.
• Los neurotransmisores son unas de las sustancias químicas
más importantes que hay en nuestro cuerpo. Existen algunas
sustancias químicas que pueden sustituir a las verdaderas
neuronas, produciendo falsos impulsos nerviosos, tal como
hacen algunas drogas alucinógenas, como el LSD o el
peyote; otras drogas lo que hacen es retardar el Sistema
Nervioso, bloquearlo, ejemplo de ello son los opiáceos como
la heroína, y otras sustancias que excitan el Sistema
Nervioso y lo activan, como sucede con la cocaína o las
drogas sintéticas, o con sustancias de uso más habitual,
como la cafeína del café.
• Estos conceptos te pueden ayudar a entender por qué todas
las drogas producen daños en el Sistema Nervioso, ya que
actúan generalmente sobre las neuronas. No olvides que las
neuronas no se pueden reproducir, que CADA NEURONA
QUE SE PIERDE, SE PIERDE PARA SIEMPRE, es decir,
nunca se recupera.
LOS NERVIOS
• Los nervios son las vías de comunicación entre todas
las partes de un organismo y los centros de control
donde se interpreta la información obtenida, y donde se
elaboran las respuestas.
• Están compuestos por conjuntos de fibras nerviosas
(axones y dendritas) y pueden alcanzar longitudes
realmente notables. En los vertebrados existen nervios
que arrancan del encéfalo y recorren toda la médula
espinal, por lo que, según la especie, pueden alcanzar
varios metros de longitud. Un ejemplo de ello lo
encuentras en las jirafas o, más espectacular aún, en la
ballena azul, en la que un nervio puede superar los 25
metros de longitud.
Nervio
Tipos de nervios
• Estos conjuntos de fibras nerviosas se disponen
en haces y están recubiertos por tejido
conjuntivo. Según el tipo de impulso que
transmiten se pueden clasificar en:
• * Nervios SENSITIVOS, transportan información
captada por los receptores.
• * Nervios MOTORES, trasladan las respuestas
elaboradas por los centros de control.
• * Nervios MIXTOS, llevan indistintamente uno u
otro tipo de impulsos, y son la mayoría.
• Muchas veces se conectan entre sí varios
nervios a través de centros de control. El caso
más sencillo de asociación de nervios que
existe se da cuando sólo se conectan dos, uno
sensitivo que capta y transmite un estímulo, y
otro motor, que elabora y produce una
respuesta. Esto es un ARCO REFLEJO, y
constituye la base de los llamados ACTOS
REFLEJOS. Estos actos son involuntarios,
puesto que la respuesta se elabora lejos de
nuestro encéfalo, por lo que no somos
conscientes de ello y la respuesta es
involuntaria.
El sistema nervioso
• Está constituido por los CENTROS DE
CONTROL. Estos centros están formados
por los cuerpos de las neuronas y por los
NERVIOS quienes, a su vez, constan de
fibras nerviosas y dendritas. Los centros
de control se encuentran en:
• * El ENCÉFALO
* La MÉDULA ESPINAL
* Los GANGLIOS NERVIOSOS
• En nuestro Sistema Nervioso se pueden
diferenciar tres partes:
• 1. Sistema Nervioso Central (SNC)
•
• Está constituido por el Encéfalo y la Médula
Espinal, es decir, los centros de control más
importantes. Son los encargados de recibir e
interpretar los estímulos que captan nuestros
sentidos, así como de elaborar las respuestas
que necesitamos en cada momento y de
mantener nuestro funcionamiento orgánico.
El encéfalo
• Es la parte principal del SNC. En los vertebrados y especialmente en
nuestra especie (el Homo sapiens, el "Hombre que sabe, pensante")
alcanza un desarrollo y una importancia fundamental para la vida. El
encéfalo controla a los demás órganos, nos permite tener memoria,
aprender y, en nuestra especie, tener sentimientos. Todo ello nos ha
posibilitado ser la especie dominante en nuestro mundo.
• Dada su importancia, está recubierto por el CRÁNEO, que, como
seguramente habrás comprobado más de una vez, es la parte más
resistente de nuestro cuerpo (¡aunque duela!).
• En el encéfalo humano se diferencian varias partes. Entre ellas
encontramos:
• * El CEREBRO: Es la parte fundamental. En él se encuentra la
CORTEZA CEREBRAL, lugar en el que interpretamos los estímulos
externos y elaboramos las respuestas. Allí radica la consciencia y la
voluntad. Aquí puedes encontrar más información sobre las funciones
de las distintas partes del cerebro.
• ¡No debes confundir ENCÉFALO (todo lo que se encuentra dentro del
cráneo), con CEREBRO (parte del encéfalo)!
•
•
•
•
* El TÁLAMO: Es una parte de tu encéfalo
que seguramente no conocerás. Su
importancia está en que en ella se controla
el sistema Hormonal y nuestros instintos
más básicos, como el hambre o la sed, los
instintos sexuales, el sueño, y algo tan
humano como los sentimientos. ¿Has
observado cómo influye en tu apetito que
estés contento o triste?. ¿Te has dado
cuenta cómo duermes mejor o peor, según
te acuestes alegre o enfadado?.
* El CEREBELO: Controla todo lo que son
movimientos aprendidos, tales como andar
o montar en bicicleta; en ellos el movimiento
lo iniciamos voluntariamente desde la
corteza cerebral, pero luego el control pasa
al cerebelo. ¿Has notado cómo cuando
andas o montas en bicicleta puedes ir
pensando en otras cosas y no es necesario
que estés pensando en qué músculos
debes mover?. Es así porque no es tu
corteza cerebral quien controla el
movimiento, sino tu cerebelo.
* El BULBO RAQUÍDEO: Es el encargado
de controlar el funcionamiento de nuestros
órganos: el latido cardíaco, el ritmo
respiratorio, la presión arterial, el estado de
la digestión, etc.
Médula espinal
• Está formada por un
conjunto de cuerpos
neuronales que actúan
como centros de control
involuntarios. Estos
cuerpos están rodeados
por fibras nerviosas que
llevan o traen impulsos
desde el encéfalo o los
receptores, a los órganos
efectores.
•
Sistema nervioso periférico
• Consta de nervios y ganglios.
Conecta los centros de control
con los órganos receptores de
estímulos y con los órganos
motores.
• Según desde dónde
arranquen, existen
• * NERVIOS CRANEALES. Los
que salen del encéfalo. Entre
ellos hay uno muy gracioso
que es el nervio VAGO, el
cual, a pesar de su nombre,
controla el funcionamiento de
nuestros órganos y no para de
trabajar.
•
Sistema nervioso
• NERVIOS RAQUÍDEOS. Los que salen desde la
médula espinal y recorren todo el cuerpo.
•
• Los GANGLIOS NERVIOSOS (que no debes
confundir con los ganglios linfáticos; son otra
cosa) son un conjunto de cuerpos neuronales
que se encuentran intercalados en los nervios y
actúan como centros menores de control de
estímulos y respuestas.
Sistema nervioso autónomo o
vegetativo
•
•
•
•
•
•
•
También está constituido por nervios y ganglios. Su principal característica es ser
completamente involuntario e inconsciente, ya que su función es controlar el
funcionamiento de nuestros órganos, junto con el bulbo raquídeo. Es un sistema
doble:
* Sistema Simpático: Se encarga de activar al organismo, por lo que incrementa el
gasto de energía y suele funcionar durante el día.
* Sistema Parasimpático: Produce los efectos contrarios al simpático, es decir, relaja
el organismo, disminuye el consumo de energía y suele funcionar por la noche.
Seguro que alguna vez te ha sucedido que te has llevado un susto fuerte. ¿Has
notado que en el momento del susto le suceden algunas cosas peculiares a tu
cuerpo?; por ejemplo, se acelera tu corazón y respiras más deprisa, la boca se te
queda seca e, incluso, te puedes "mear de miedo" (seguro que conoces esta
expresión). Todas estas cosas que te suceden se deben a que está actuando el
Sistema Simpático, que está preparando tu cuerpo por si tienes que hacer algo (¡salir
corriendo!).
Tras el susto, tu cuerpo se va relajando poco a poco, tu corazón va latiendo más
despacio, respiras más tranquilamente y vuelves a tener saliva en la boca; ahora el
que actúa es el Sistema Parasimpático que, como ves, hace justo lo contrario que el
Simpático.
Las neuronas
• Las neuronas son las células especializadas del Sistema Nervioso
que cumplen las funciones que hemos visto en el apartado anterior.
Son, también, las células más especializadas que existen, hasta tal
punto que han perdido la capacidad de realizar otras funciones y
son incapaces de dividirse, de nutrirse por sí mismas o de
defenderse. Por este motivo hay una serie de CÉLULAS
ACOMPAÑANTES que nutren, protegen y dan soporte a las
neuronas (astrocitos, oligodendrocitos, células de Schwann, etc.).
• La forma de las neuronas es muy compleja. Presentan unas
prolongaciones más o menos delgadas, denominadas DENDRITAS
y, normalmente, otra de mayor tamaño, llamada AXÓN o FIBRA
NERVIOSA. Un conjunto de axones o dendritas forman un NERVIO,
que suele estar recubierto de tejido conjuntivo. Las dendritas son
vías de entrada de los impulsos nerviosos a las neuronas y los
axones son vías de salida.
Descargar

Receptores sensitivos