El primer metal que los hombres utilizaron fue el
COBRE. Lo trabajaban de manera muy sencilla
golpeándolo con piedras.
Como no era un metal muy resistente su utilización
era para joyas y objetos de adorno.
EL BRONCE es una aleación de COBRE y ESTAÑO. Para ello fundían estos minerales en
hornos cerrados y después el metal , así obtenido, se vertía en moldes que tenían la forma del
objeto que se quería realizar.
Punta de
flecha
Coraza
Casco
Los broncistas eran restados y temidos como si fueran “magos”. Cuando terminaban sus
obras las pulían para darles color y brillo.
Unos 1.200 años antes de Cristo, el hombre aprendió a obtener el HIERRO fundiendo este
mineral.
Por sus características pronto se convirtió en un elemento indispensable para todas las
civilizaciones.
Descargar

Diapositiva 1