Actos morales
y actitud moral
• ¿Moral de virtudes o moral de actitudes?
• Fuentes de la moralidad
• El valor de los actos morales
• La actitud moral como estilo de vida
Norma y Valor en la
ética cristiana
Pecado y conversión
• El fenómeno de la culpabilidad
• La realidad del pecado
• La necesidad de la conversión
¿Es posible actualizar,
de forma inteligente e innovadora,
la “ética de la virtud”?
• Necesidad de recuperar la categoría de virtud.
• Alcance y límites de esta categoría para establecer
un diálogo fecundo entre la cultura y la teología hoy.
• Importancia para expresar el aliento moral del evangelio
• No es una categoría imprescindible
y tiene sus inconvenientes:
* Dificultad antropológica por su visión dicotómica
del hombre (cuerpo – alma)
* Dificultad propiamente teológica por no articular
suficientemente lo humano y lo cristiano
Suple con ventajas la función que desempeña
en la moral tradicional el concepto de hábito
Según M. Vidal, Moralia 27 (2004) 381-412
Recuperación de la Categoría de
“VIRTUD” en el discurso actual
• Dos grandes construcciones éticas basadas sobre la
virtud: Aristóteles y Sto. Tomás.
• Reorientación kantiana: predominio de una ética
formal de la obligación.
• Otra categoría nuclear, la del “valor”, comienza a
circular con M. Scheller y la filosofía axiológica
(francesa y alemana)
• Otros planteamientos filosóficos y teológicos:
categorías éticas de “felicidad” – “racionalidad” –
“libertad” – “compromiso”.
• Último tercio del S. XX: redescubrimiento de la
categoría clásica de “virtud”
Interrogantes abiertos a la
Categoría de Virtud
• Al perder su radicación en las estructuras de la “novedad
cristiana” (acción del Espíritu – justificación – gracia), la
virtud quedó reducida a un cauce meramente formal
tanto en la dogmática (antropol. Teol.) como en la moral.
• Se evidencia: corrección de deficiencias en la
presentación de las virtudes, esfuerzos por mejor
articulación de la virtud con el conjunto de la vida
cristiana e intentos para adaptar la teoría de la virtud a la
situación actual.
• Sin embargo: ¿estos intentos abordaron cuestiones
nucleares o se ocuparon de adaptaciones no esenciales?
¿No serán una estrategia inteligente para apoyarse en la
virtud y desde allí reproponer al hombre de hoy la forma
cristiana de vida?
Cuestiones vinculadas al uso
teológico de la “virtud”
• ¿Es imprescindible el uso de la “virtud” para la
propuesta moral cristiana?
• Necesaria articulación entre “naturaleza” (compromiso
intramundano) y “gracia” (dimensión teologal)
• Enfoque de la virtud en la totalidad subjetiva del creyente
• Ordenación y jerarquización de las virtudes cristianas
Dos criterios básicos que orienten la revisión
del cuadro de virtudes cristianas:
1. Recoger el espíritu evangélico desde la sensibilidad hacia la
práctica y las enseñanzas de Jesús
2. Buscar una nueva y diversificada inculturación, teniendo en
cuenta los horizontes antropológicos y sociales de hoy.
De esta manera surgirán los “hábitos del corazón” que propiciarán un
estilo de vida alternativo propio del seguidor de Jesús:
VERACIDAD – HONRADEZ – SERVICIO
NECESIDAD DE NUEVAS EXIGENCIAS:
1.
Responder a la sensibilidad evangélica
2.
Asumir hallazgos positivos de la tradición moral
3.
Constancia con la comprensión antropológica de hoy
4.
Responder a los retos de la cultura pluralista actual
CARIDAD como CORAZÓN de la VIDA MORAL CRISTIANA
¿Actitud en lugar de Virtud?
Frente a la categoría clásica de “hábito” y de “virtud”
la categoría de “actitud” resalta mejor:
• los aspectos emotivos y de ejecución
• la dimensión de auténtico entrenamiento y de subjetivización
“La actitud moral, al ser la concreción de la opción fundamental,
conlleva toda la riqueza de la dimensión ética de la persona. … (La
persona) está integrada por los sentimientos, por los principios o
criterios, por las decisiones o tomas de postura y por toda la gama
de niveles ejecutivos de la persona. La estructura de la actitud
moral repite la rica estructura de la persona”
Descargar

Actos morales y actitud moral