LA
MEZQUITA
La mezquita es el lugar donde se reúnen los
musulmanes para orar.
A diferencia de otras religiones, en las mezquitas no
reside la divinidad; en ellas sólo se invoca su
nombre y se reza.
El origen de la distribución de las
mezquitas está en la propia casa de
Mahoma, en Medina, y suelen
presentar un patio interior (sahn)
rodeado de pórticos (riwaqs) y un
espacio cubierto (haram), articulado
mediante naves de columnas y
delimitado por la quibla, el muro
que señala la dirección de La Meca.
Funciones
La mezquita es un lugar para la reunión de la comunidad, la oración y la
educación. En árabe se dice masjid, que significa "lugar de postración".
Aunque su diseño varía en las diferentes partes del mundo, tiene dos
partes principales, una zona cubierta para la oración y un especio
exterior, normalmente un patio.
El interior de la mayoría de las mezquitas
es sencillo y sin adornos, pues se piensa
que la ornamentación distrae a los fieles.
Sin embargo, algunas mezquitas están
decoradas con azulejos y preciosos
fragmentos del Corán. La prohibición
absoluta de todo tipo de representaciones
hace que la decoración sea de carácter
caligráfico y vegetal, con pinturas
geométricas y azulejos. Nunca hay
pinturas ni estatuas.
Estilos
Hay dos estilos principales,
en los que la sala de
oración está cubierta por
una gran cúpula, imitando a
la antigua basílica de Santa
Sofía de Constantinopla…
…o bien soportada por una
serie de columnas como la de
Córdoba
Partes de la mezquita
Partes
• 1.- Mihrab: nicho en dirección a la
Meca.
• 2.- Qibla: muro del fondo.
• 3.- Maqsura: espacio acotado para el
príncipe.
• 4.- Mimbar: púlpito de oración y
sermón.
• 5.- Haram: sala de oración.
• 6.- Iwan: sala de recepción.
• 7.- Sahn: patio.
• 8.- Sabil: fuente de abluciones.
• 9.- Alminar: torre para llamar a la
oración.
Templo o sala de oración
Es la habitación principal de la
mezquita.
Al frente de la sala de oración se
encuentra la quibla, el muro que
indica la dirección hacia la que los
musulmanes deben dirigir su
oración, la ciudad santa de La
Meca. Para diferenciarla del resto
de las paredes del templo se abre
en ella un pequeño ábside o nicho
llamado mihrab, similar al altar
cristiano pero sin su contenido
simbólico. Actúa como punto focal
durante las oraciones, indicando al
fiel hacia dónde rezar.
A la derecha del mihrab
hay una plataforma
elevada o mimbar. Es
una especie de púlpito
en la que se sitúa el
imán para dirigir la
oración.
La sala de oración es
un espacio techado
indiferenciado,
dividido en
ocasiones por series
de arquerías sobre
columnas. Esta
disposición, permite
que la mezquita
pueda crecer
indefinidamente,
como en el caso de
la mezquita de
Córdoba (España,
siglos VIII-X),
ampliada en
numerosas
ocasiones debido al
aumento de la
población.
No hay asientos, pues el culto
implica que el fiel esté de pie, de
rodillas y postrado. El suelo
suele estar adornado con ricas
alfombras. En las mezquitas
grandes puede haber un balcón
para las mujeres; si no existe, las
mujeres rezan separadas de los
hombres.
El patio
Las mezquitas mantuvieron la
concepción primitiva del rezo
al aire libre, en un patio
rodeado de soportales que
proporcionaban sombra a los
fieles. Por ello la sala de
oración permaneció como un
espacio abierto al patio, que
siguió siendo un elemento
importante del conjunto, a
menudo con igual o mayor
superficie que la zona
cubierta.
El patio alberga una zona especial
con fuentes para lavarse, con el fin
de que los musulmanes pueden
hacer las abluciones obligatorias
antes de rezar. Todo musulmán
debe lavarse ritualmente la cara, la
boca, la nariz, las manos, los
antebrazos y los pies antes de pasar
a la oración. Estos gestos
simbolizan la purificación antes de
la oración y el respeto a Alá.
Minarete o
alminar
Mahoma tuvo un sueño en el que oía
una llamada a la oración. Por ello
ordenó a uno de sus seguidores que
convocara a os fieles a la oración
cinco veces al día. La persona que
llamaba a la oración empezó a
conocerse como muecín.
En los primeros tiempos no existía el
minarete o alminar. Sin embargo,
debido al aumento de la
congregación, se acabó instituyendo
la llamada de un muecín, a viva voz,
desde la cubierta más alta del edificio.
El siguiente paso fue construir
mezquitas con unas torres, llamadas
minaretes, desde donde el muecín
podía permanecer en pie y convocar a
los fieles.
MEZQUITAS DEL MUNDO
Mezquita de la Roca (Al-Aqsa),
Jerusalén
Mezquita de Santa Sofía,
Estambul
Mezquita de Damasco
Mezquita de La Meca
Mezquita de Córdoba
Mezquita de Medina
Mezquita de Baiturrahman,
Indonesia
Mezquita de Alabastro,
El Cairo
Mezquita de Casablanca
Mezquita de
Djenné, Malí
Mezquita Faisal en Islamabad,
Pakistán
Mezquita Sheikh Zayed,
Abu Dhabi
Descargar

LA MEZQUITA