¡Amaos
como yo os he amado!...
La liturgia nos convida
a contemplar el amor de Dios,
manifestado en la persona,
en los gestos y en las palabras
de Jesús, que día a día se va
haciéndo presente en la vida de
los hombres por la acción de
sus discípulos.
En la 1ª Lectura Pedro
en la casa de Cornelio anuncia a
Jesús y su acción salvadora.
Cornelio y su familia acogen
el anuncio y son bautizados.
(Hch 10,25-26.34-35.44-48)
La salvación ofrecida por Dios a
través de Jesús es llevada
al mundo por los discípulos,
se destina a todos los hombres,
que tienen un corazón abierto
a las propuestas de Dios..
Las palabras de Jesús: Amaos los unos a los otros
Como Yo os he amado, no deben ser solo una luz
para nosotros, sino una llama que arda dentro de
nosotros.
(Madre Teresa de Calcuta)
En la 2ª lectura, Juan afirma que "Dios es amor". (1 Jn 4,7-10)
* Es una de las definiciones más profundas y completas de Dios.
Abre nuestros ojos a la presencia de Dios, desde dos aspectos:
- El amor que se revela en la entrega de Cristo por nosotros y
- el amor que debemos practicar para con los “hijos de Dios",
siendo el primero el modelo y fundamento del segundo.
Si Dios es amor, el amor debe estar presente en los “hijos de Dios".
En el Evangelio, Jesús muestra a los discípulos el camino a recorrer:
Testimoniar el amor de Dios en medio de los hombres. (Jn 15,9-17)
El texto pertenece al Discurso de Despedida en la última cena.
Es el último discurso de Jesús a los discípulos, antes de ser preso.
Son las últimas recomendaciones a sus "amigos", antes de partir.
Es una catequesis sobre el "camino" que los discípulos deben
recorrer, después de la partida de Jesús de este mundo.
Se refiere a la relación de Jesús con los discípulos y la misión
que los discípulos están llamados a desempeñar en el mundo.
La relación del Padre con Jesús es el modelo
de la relación de Jesús con los discípulos.
El Padre amó a Jesús y le demostró siempre su amor;
y Jesús correspondió al amor del Padre,
cumpliendo sus mandamientos…
De la misma forma, Jesús demostró siempre
su amor a los discípulos;
y ellos deben corresponder al amor de Jesús,
cumpliendo sus mandamientos
El Evangelio de hoy es un discurso que el Resucitado
dirige hoy del cielo a todos los discípulos.
Es un resumen... una síntesis de muchas cosas en pocas palabras...
El mandamiento del amor es la raíz de toda vida cristiana.
La "Estructura del amor" tiene 3 planos:
- El Amor del Padre por su Hijo Jesucristo;
- El amor de Jesucristo por los hombres;
- El amor de los hombres entre sí,
"Como el Padre me ha amado, así os he amado yo.
Amaos los unos a los otros..."
Los discípulos son
"amigos" de Jesús.
“Yo no os llamo
siervos, sino amigos..."
El amigo es mucho más
que un siervo,
un colaborador,
es un confidente,
con el cual existe
una comunión de vida,
de planes e ideales...
Un Dios con
sentimientos humanos
nobles y profundos.
La iniciativa es de Jesús:
“No sois vosotros los que
me habéis elegido, soy yo
quien os he elegido".
* El Amor ha partido de Él,
no de nosotros.
De ese amor, nace
la vitalidad y la amplitud de
su Misión.
Fundada en eso,
la respuesta de los
discípulos se hace fecunda
en frutos duraderos.
Consecuentemente,
la oración de ellos al Padre
también será oída,
porque está hecha
en nombre de Cristo.
+ La Iglesia es la "comunidad de amigos",
que acogen la invitación de Jesús y colaboran en la misión
de testimoniar al mundo el Amor del Padre, con alegría y
entusiasmo.
El mejor testimonio de Dios en quien creemos
y de la Buena Nueva que anunciamos es nuestra comunión.
+ Los "amigos de Jesús" deben amar COMO Él amó.
La prueba concreta de que amamos es la observancia de los
Mandamientos: "Quien me ama, guarda mis mandamientos...
“Este es mi mandamiento: que os améis unos a los
otros como Yo os ha amado".
- Amar como Él,
es hacer visible
en nosotros el
amor de Dios...
- Amar como Él,
es amar también
a los "amigos" de
Jesús...
Seremos "amigos de Jesús", cuando somos testigos de ese
mundo nuevo que Dios quiere ofrecer a los hombres y que Jesús
anunció con su persona, con sus palabras y con sus gestos.
Aquí reside la "identidad" de los discípulos de Jesús...
El Amor es la base, el fundamento del cristiano;
sin amor no hay cristiano, ni cristianismo.
- El amor fundado en Cristo supera divergencias, anula distancias,
elimina el egoísmo, las rivalidades, las discordias.
- Ese amor da aquella fecundidad apostólica,
que Jesús espera de los sus discípulos. Solo quien vive en el amor
puede llevar al mundo el fruto precioso del Amor.
* Nuestras comunidades ¿son anuncios vivos que manifiestan el amor?
¿O espacios de conflicto, de división, de lucha por intereses propios?
Dios es AMOR... SOMOS AMADOS por Él...
Y Él nos invita a PERMANECER EN SU AMOR.
A las MADRES, cuyo día hoy celebramos, ¿saben vivir el Amor de
Dios? “¡Donde hay caridad y amor, allí está el Señor!"
Madres
Actuando
con amor,
el resultado
es siempre mejor
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS - 10.05.2015
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: Jesús Cristo é quem falou
P. Zezinho
Paulinas COMEP
Busca la dirección: http://www.buscandonovasaguas.com
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
https://www.youtube.com/user/MeuDomingo/videos
Descargar

Diapositiva 1 - Buscando Novas Aguas