La súplica de los discípulos
Ya sabes… no toques el ratón
Sería absurda la súplica
dirigida a quien fuera incapaz
de escuchar y responder.
Pero no olvidemos,
la respuesta, puede asumir la
forma del silencio.
La oración es entrega confiada
y ofrenda de si mismo al otro.
La oración es entrega confiada
y ofrenda de si mismo al otro.
En ella se desarrolla el amor, la fe y la humildad.
En ella se desarrolla el amor, la fe y la humildad.
La fe, marca la diferencia entre la auténtica
oración y la petición pretenciosa.
Entre servirse de Dios,
o entregarse en sus brazos sin reservas.
Mt 14, 22-33
Mt 14, 22-33
Aquellos pescadores gritaban
desde el miedo y la angustia,
reflejando una profunda falta de
conocimiento del Maestro.
Y Jesús les dice:
¡Animo!
Soy yo; no temáis
Pero no entendieron el alcance
de estas sencillas palabras.
Pedro se lanza al agua y cuando
atrapado en las dificultades
comienza a hundirse, grita:
Pedro se lanza al agua y cuando
atrapado en las dificultades
comienza a hundirse, grita:
“¡ SEÑOR!
¡SÁLVAME !”
“¡ Y el SEÑOR, no se hace esperar,
le agarra de la mano y le dice:
“¡ Y el SEÑOR, no se hace esperar,
le agarra de la mano y le dice:
Música. Concierto para piano nº 9 de MOZAR
Textos: D. Antonio Bravo Tisner
http://www.granosdemaiz.com
Descargar

Diapositiva 1