PARA LOS MOMENTOS DIFÍCILES
En estos momentos me encuentro
mal, Señor.
Parece que las cosas no me salen
bien,
parece que todas las puertas se me
cierran.
Parece incluso que los míos no me
miran bien.
Pero yo confío en ti, mi única ventana
siempre abierta, mi salvación.
Contigo no temeré
la depresión ni la
soledad.
Descargar

Diapositiva 1