LA ECONOMÍA ESPAÑOLA EN
LA EDAD MODERNA
Comercio
EL COMERCIO INTERIOR EN EL
SIGLO XVI



Espacio no integrado: “economías regionales
autosuficientes”.
Comunicaciones lentas y difíciles.
Las rutas fundamentales, sobre las trazadas en época
romana:






De Barcelona a la corte
Del Mediterráneo a Andalucía
De León a Sevilla
Elevados costes de transporte terrestre (mayor incidencia
en productos voluminosos y bajo coste, como el cereal)
Mantenimiento de aduanas interiores o puertos secos, entre
Castilla, Aragón y País Vasco.
Transporte fluvial limitado. Excepciones: Sevilla, y
transporte por el Ebro entre Zaragoza y Barcelona.
EL COMERCIO INTERIOR EN EL
SIGLO XVI

Dos circuitos económicos que
en la práctica funcionaban
por separado: uno periférico,
más volcado hacia el
comercio exterior; y otro
interior, replegado sobre sí
mismo.

Mientras que en la periferia
existían plazas mercantiles
permanentes, en el interior
esta función la desempeñaron
por ciertas ferias periódicas
(las más famosas, Medina del
Campo, Medina de Rioseco y
Villalón), de carácter y
alcances diferentes.
EL COMERCIO INTERIOR EN EL
SIGLO XVII
 Afectado por los problemas del siglo; en
particular por la crisis de las manufacturas:
disminución de la producción textil de
Segovia.
 Impacto negativo del crecimiento de
Madrid, en especial en ciudades como
Toledo. Su crecimiento estableció una red
centralizada que perjudicó a centros
mercantiles e industriales secundarios.
 Desequilibrio y hundimiento de la red
urbana del siglo XVI.
EL COMERCIO INTERIOR EN EL
SIGLO XVIII

Esfuerzo por mejorar las
vías de comunicación, en
especial a partir de 1750:

Por carretera: enlazar el
centro con la periferia, seis
carreteras para unir Madrid
con los puertos (Carlos III)

Fomentar la navegación
fluvial: canal de Castilla
hacia Santander; canal
imperial de Aragón a
finales del XVIII.
EL COMERCIO INTERIOR EN EL
SIGLO XVIII
 Auge de corporaciones mercantiles, como
los Cinco Gremios Mayores de Madrid
(mercaderes de paños, sedas, especias y
joyas), que se transforman en una
“compañía general de comercio”.
 En conjunto, mejora de los intercambios,
pero sin que se modificasen
sustancialmente las condiciones.
EL COMERCIO EXTERIOR EN LA
EDAD MODERNA
 Mayores facilidades de comunicación
de la periferia peninsular. Tres
ámbitos de comercio exterior:
 El mediterráneo
 El cantábrico
 El atlántico
EL COMERCIO MEDITERRÁNEO

Mantenimiento del tráfico mediterráneo durante buena
parte del siglo XVI, a pesar del desarrollo del comercio con
América.

Un cierto retroceso, no obstante, por la competencia de
franceses y genoveses; y por las tensiones y guerras con
los países musulmanes.

Barcelona: estancamiento entre 1530-1580; a partir de
aquí, cierto auge por el tránsito de plata americana con
destino a Génova. Valencia, tendencia similar.

En general, el comercio exterior de la Corona de Aragón se
basaba en la exportación de materias primas (aceite,
hierro, lana, seda, sal…)
EL COMERCIO MEDITERRÁNEO
 En el siglo XVII, contracción del mercado
mediterráneo: caída del 30% de exportaciones de
lana castellana a Italia entre 1600 y 1620. Fuertes
descensos en Cataluña y Valencia. También en
Alicante, Murcia, Málaga.
 Fuerte competencia de los mercaderes franceses
establecidos en Cataluña y Aragón.
 Reactivación a finales del siglo, que se acentuó en el
XVIII, con la gran novedad de la vinculación de
Cataluña al mercado americano.
EL COMERCIO CANTÁBRICO
 Eje fundamental en el siglo XVI, el que unía Burgos
con Amberes. Burgos, núcleo mercantil que dirigía
actividades mercantiles en Bilbao, Laredo y
Santander.
 En menor medida, participaban en este comercio
Galicia y Asturias.
 Relaciones comerciales también con Inglaterra
(Southampton) y Francia (La Rochele, Nantes, Ruan).
 Los intercambios eran, por lo general, materias
primas por productos manufacturados.
 Disminución de los intercambios con los Países Bajos
a partir de 1570.
EL COMERCIO CANTÁBRICO
 En el XVII, Burgos fue sustituida por los comerciantes
bilbaínos; a la exportación de lana, unirán la de su
mineral de hierro. Competencia entre San Sebastián,
Bilbao y Bayona.
 Los puertos asturianos mantuvieron cierta
prosperidad en las dos primeras décadas; luego el
capital mercantil se contrajo y refugió en inversiones
más seguras.
 En Galicia, importante comercio de cabotaje y
relaciones con Portugal.
EL COMERCIO CANTÁBRICO
 En el siglo XVIII, notable reactivación del
comercio cantábrico, con desarrollo de
grandes puertos desde Galicia hasta el País
Vasco.
 Bilbao mejoró su posición con centro de
intercambios con el norte de Europa.
Galicia mantuvo su línea de intercambios
con Portugal, y se intensificaron las
relaciones con el norte europeo.
EL COMERCIO ATLÁNTICO
 El comercio con América, centrado en
Sevilla y Bajo Guadalquivir. 1561-1564,
establecimiento de la Carrera de Indias, y
del monopolio sevillano.
 Evolución siglos XVI y XVII/1:





1504-1550,
1550-1562,
1562-1620,
1621-1630,
1640-1650,
fase de expansión
caída de los fletes
fuerte crecimiento
tendencia depresiva
hundimiento
EL COMERCIO ATLÁNTICO
 Para la segunda mitad del XVII, no hay
datos tan fiables, por lo que hay
interpretaciones diferentes.
 Una de las causas, desajustes
administrativos por el traslado de la Casa
de Contratación de Sevilla a Cádiz. Desde
1680, Cádiz centro efectivo de la Carrera
de Indias, aunque hasta 1717 no se
trasladó definitivamente.
EL COMERCIO ATLÁNTICO
 Siglo XVIII: alteraciones por la Guerra de Sucesión,
tanto en el ritmo de las flotas como por los acuerdos
de paz.
 A partir de 1739, inicio de la disolución del sistema de
flotas; comienzo de los “registros”.
 A partir de 1748, aumento de la actividad comercial
desde Cádiz, aunque se empieza a agrietar su
monopolio:
 Creación de compañías privilegiadas;la primera en
1728, la Guipuzcoana o de Caracas
 “Libre comercio”: 1765-1778, apertura de puertos,
tanto en la Península como en América.
Galicia y
Ultramar a
finales del
siglo XVIII
Descargar

Document