IGLESIA CRISTIANA LUZ DE
CRISTO
Predicando La Palabra de Dios
www.iglesialuzdecristo.org
2
Las tormentas
En lo espiritual las tormentas
son aquellas cosas que se
nos
vienen
encima,
problemas, dificultades pero
todo al mismo tiempo.
Dios nos enseña en la Biblia
que hay dos tipos de
tormentas: La de Dios y la de
Satanás.
La tormenta de Dios
(Jon 1:3) Y Jonás se levantó para huir de la presencia de
Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave
que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en
ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de
Jehová.
(Jon 1:4) Pero Jehová hizo levantar un gran viento en
el mar, y hubo en el mar una tempestad tan grande
que se pensó que se partiría la nave.
(Jon 1:5) Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno
clamaba a su dios; y echaron al mar los enseres que
había en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jonás
había bajado al interior de la nave, y se había echado a
dormir.
La ciudad de Nínive era la
capital del gran imperio de
Asiria.
El profeta Nahum
describe los pecados de este
Imperio:
a. Falta de temor de Dios
(Nahum 1:9-11)
b. Explotacion de los pobres
(Nahum 2:9-12)
c. Guerra y crueldad (Nahum
3:1)
d. Idolatría (Nahum 3:4)
A esta ciudad del imperio de Asiria fue que Dios
envio a Jonas, para que esta ciudad se
arrepintiera y se volviera de sus malos caminos.
Y ahora, La Palabra de Dios, Jesus,
vino a Jonas (Paloma), para que
“volara” a Ninive.
Jonas que conocia al Dios
misericordioso, trató de huir de la
presencia de Dios, para no cumplir
el mandato que El Senor le habia
ordenado.
Dios envia entonces una tormenta,
para que Jonas recapacite y haga lo
que Dios quiere que haga.
“Las tormentas de Dios son enviadas
a nuestras vidas para que volvamos
a hacer su voluntad”
La tormenta del enemigo
(Mr 6:45) En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e
ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él
despedía a la multitud.
(Mr 6:46) Y después que los hubo despedido, se fue al monte
a orar;
(Mr 6:47) y al venir la noche, la barca estaba en medio del
mar, y él solo en tierra.
(Mr 6:48) Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento
les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a
ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles.
Esta tormenta era muy
diferente, era contraria, se
estaba
oponiendo
al
mandato que Jesus habia
dicho a sus discipulos, y el
Senor bajo del monte de la
intercesion y calmó el
viento.
La tormenta de Dios
La tormenta del enemigo
Dios la levanta a personas que
quieren huir de la presencia de Dios
El enemigo las levanta a personas
que están haciendo la voluntad de
Dios
Esta tormenta divina es con el
proposito de darnos oportunidad
de arrepentimiento y para que
volvamos hacia la obediencia.
Esta el enemigo la levanta con el
proposito de querer detener el
empuje de los hijos de Dios y que el
evangelio de Cristo no sea
predicado.
Esta se detiene
obediencia a Dios
Esta, Dios la reprende cuando hay
dependencia de Dios y seguimos
caminando en Fe
cuando
hay
(Sal 46:1) Dios es nuestro amparo y fortaleza,
Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
(Sal 46:2) Por tanto, no temeremos, aunque la
tierra sea removida, Y se traspasen los montes al
corazón del mar;
(Sal 46:3) Aunque bramen y se turben sus aguas, Y
tiemblen los montes a causa de su braveza. Selah
BENDICIONES…
Descargar

Iglesia Cristiana Luz de Cristo