¿Sin rumbo?
Profetas,
Videntes y
Reveladores
DOCTRINA Y CONVENIOS 21
4 Por tanto, vosotros, es decir, la iglesia, daréis
oído a todas sus apalabras y mandamientos que os
dará según los reciba, andando delante de mí con
toda bsantidad;
5 porque recibiréis su apalabra con toda fe y
paciencia como si viniera de mi propia boca.
6 Porque si hacéis estas cosas, las apuertas del
infierno no prevalecerán contra vosotros; sí, y Dios
el Señor dispersará los poderes de las btinieblas de
ante vosotros, y hará csacudir los cielos para
vuestro bien y para la dgloria de su nombre.
¿Tienes
Metas?
“Estoy plenamente convencido de que si no
nos fijamos metas en nuestra vida ni
aprendemos a dominar las técnicas del vivir
para lograr nuestras metas, llegaremos a la
vejez y miraremos hacia atrás en la vida y
nos daremos cuenta de que habremos
logrado tan sólo una pequeña porción de
nuestro pleno potencial. Si llegamos a
dominar los principios que tienen que ver
con el establecimiento de metas, entonces
podremos surtir una gran diferencia en los
resultados que logremos en esta vida”.
ÉLDER M. RUSSELL BALLARD
“Los maratonistas se fijan metas claras, de manera
que ustedes deben mirar hacia delante y decidir lo que
quieren hacer con sus vidas. Fijen claramente en su
mente lo que quieran ser de aquí a uno, a cinco o a
diez años y más allá. Obtengan su bendición patriarcal
y esfuércense por vivir dignos de las promesas que
encierra, ya que una bendición patriarcal es una de las
guías más importantes que los miembros de la Iglesia
tienen en esta vida. Escriban sus metas y repásenlas
regularmente; ténganlas a la mano constantemente,
anoten su progreso y hagan cambios cuando sea
necesario. Su meta final debe ser la vida eterna, la
vida que Dios vive, el más grande de todos los dones
de Dios”
Élder Joseph B. Wirthlin
“Empiecen ahora mismo a establecerse esas
metas que les brindarán felicidad: educación
en una vocación o en algún campo del saber
de su elección, sea cual fuere; una misión en
la que se entregarán totalmente al Señor
para llevar a cabo Su obra; un futuro
casamiento en la Casa del Señor a una
maravillosa y encantadora compañera de la
cual serán dignos por la manera que ustedes
hayan vivido”
Presidente Gordon B. Hinckley
Primero la
Misión
“Quiero hacer un desafió a todo joven
que me escuche esta noche: Prepárate
ahora para ser digno de servir al Señor
como misionero regular. El ha dicho: `Si
estáis preparado, no temeréis´ (DyC
38:30). Prepárense para consagrar dos
años de su vida a este servicio sagrado;
ese tiempo es, en efecto, un diezmo de
los primeros veinte años de su vida”
Pdte. Gordon B. Hinckley
“No importa que interrumpa los
estudios, que postergue la carrera o los
planes de casamiento, o que deje de
practicar un deporte. A menos que
tenga un serio problema de salud, todo
varón joven Santo de los Últimos Días
debe responder al llamado de servir en
una misión”
Elder Boyd K. Packer
"Mis amigos, es mejor salir con una
variedad de compañeros hasta que se
esté listo para casarse. Pasen ratos
agradables con las jóvenes. Realicen
actividades juntos, pero no piensen en
algo demasiado serio demasiado pronto,
Tienen por delante el campo misional y
no pueden permitirse el correr el riesgo
de perder esa oportunidad y
responsabilidad".
Pdte. Gordon B. Hinckley
........................
La
educación
“Esfuércense por conseguir una instrucción
académica. Obtengan toda la capacitación que
puedan. El mundo les pagara mayormente según lo
que piensen que valen …”
“El tener estudios es la clave de la oportunidad
económica. El Señor impuso a Su pueblo el mandato
de buscar conocimiento `tanto por el estudio como
por la fe (DyC 109:14). No hay duda de que podrán
mantener mejor a su familia si tienen la mente y las
manos capacitadas para hacer algo que sea
remunerado en la sociedad ..”
Pdte. Gordon B. Hinckley
“Existen razones poderosas para que las
hermanas también se preparen para conseguir
empleo. Deseamos que adquieran toda la
preparación académica y vocacional que les
sea posible antes de casarse. Si después
enviudaran o se divorciaran y tuviesen que
trabajar, quisiéramos que tuviesen un empleo
bueno y bien remunerado. Y las hermanas que
no se casen tienen todo el derecho de
dedicarse a una profesión que les permita
magnificar sus talentos y dones”
Elder Howard W. Hunter
El trabajo
“El trabajo es la ley de la vida; es el
principio cardinal en la vida de los santos.
Mientras seamos física y mentalmente
capaces, no debemos voluntariamente
depender de otros para nuestro sostén. No
está bien pensar que tenemos el derecho
de recibir sin trabajar. La industria, la
frugalidad, y el amor propio son esenciales
para la salvación.
Élder Bruce R. McConkie
“Nos referiremos específicamente a la
ocupación o el empleo. El trabajo que
escojamos hacer debe ser honorable y debe
ofrecernos la oportunidad de progresar. El
ideal seria que buscáramos un trabajo que se
ajustara a nuestros intereses, a nuestra aptitud
y a la capacitación que podamos adquirir. El
trabajo debe ir mas allá de la necesidad de
proveer una entrada de dinero adecuada; debe
darle un sentido de valor personal y ser de su
agrado; debe ser algo que le despierte el
deseo de ir a hacerlo todos los días …”
Elder Howard W. Hunter
¿Y la
diversión?
“Jesús... nos enseñó cuán importante
es saber utilizar bien el tiempo. Esto no
significa que no debe haber nunca
tiempo para la recreación, ya que debe
haber también un periodo para
contemplar y para renovarse, pero
jamás se debe perder el tiempo... Una
administración sabia del tiempo es en
realidad una administración sabia de
nosotros mismos”
Presidente Spencer W. Kimball
“Ustedes pueden divertirse; ¡naturalmente
que deseamos que puedan hacerlo!
Deseamos que se diviertan; deseamos que
disfruten de la vida. No queremos que sean
mojigatos; queremos que sean saludables y
estén contentos; que canten, bailen, se rían y
sean felices.
“Pero al hacerlo, sean humildes y dedicados
a la oración, y las sonrisas del cielo
destilaran sobre ustedes”
Presidente Gordon B. Hinckley
El cortejo
¿Con quien
debemos
salir?
"Nosotros nos casamos con nuestros
amigos , no con extraños. Entonces si
esperamos ser exaltados, y por lo tanto
planeamos un matrimonio en el templo,
que es la puerta que nos conduce a la
exaltación , ¿con quien debemos salir?
Obviamente, con aquellos que son
dignos de acompañarnos a través del
templo"
Elder Mark E. Petersen
¿Y mi alma
gemela?
"Aunque estoy seguro de que algunas
parejas jóvenes reciben una guía
especial que los lleva a unirse , no creo
en el amor predestinado . Si vosotros
deseáis tener la inspiración del Señor en
esta decisión tan crucial, debéis observar
las normas de la iglesia y orar
constantemente para obtener la
sabiduría con la cual reconocer esas
cualidades sobre las que se podrá basar
una fuerte unión matrimonial.
Vosotros debéis hacer la elección, en ves
de buscar esa alma gemela, elegida para
vosotros por alguien, y que os está
separando. Vosotros debéis hacer la
elección usando mas sabiduría que la que
os pueda dar la propia experiencia, y
orando humildemente para no hacer una
mala elección".
Pdte. Boyd K. Packer
"El concepto el "alma gemela" es una
ficción y una ilusión; siempre que se
busque con toda diligencia y oración
encontrar al compañero con el cual la vida
puede ser más compatible y hermosa , es
casi seguro que cada buen joven y
señorita podrán alcanzar la felicidad y
tener un matrimonio feliz si ambos están
dispuestos a sacrificarse..."
Pdte. Spencer W. Kimball
la lujuria no
es amor
"Os presento esas palabras como una guía
confiable. En la presencia de la chica a
quien verdaderamente amáis no sentís la
necesidad de rebajaros; en su presencia no
intentáis aprovecharos de ella, en su
presencia sentís que os gustaría ser todo lo
que puede llegar a ser un hombre ejemplar,
ya que ella os inspirará para que alcancéis
ese ideal. Y os pido a vosotras, jovencitas,
que sigáis esa misma guía.
¿Qué inspira en vosotras cierto joven?....
Si un joven os acompaña después de una
reunión o una baile, y muestra cierta
inclinación por usaros como conveniencia
o como medio de gratificación personal,
entonces sabed que no lo motiva el amor.
"Bajo tales circunstancias, no importa cuán
fascinadas estéis con él, señoritas, no
importa cuán confiadas estéis en que lo
amáis, dejad que el buen juicio impere y
domine vuestros sentimientos. Quizás os
cause tristeza el no seguir la inclinación de
vuestro corazón, pero es mejor sufrir un
poco en la juventud que sufrir la tortura
más tarde".
Pdte. David O. Mckay
¿Y los
besos?
"El beso es una muestra de afecto, una
demostración de amor y no de lujuria,
aunque a veces puede serlo. Nunca
permitan que un beso se convierta en
expresión de lujuria. El besuqueo y las
caricias indecorosas son lujuria y no
muestras de amor....Está bien que se
besen.... pero no deben ser besos
pasionales, sino de afecto".
Pdte. Spencer W. Kimball
Un
Matrimonio
Celestial
Empieza
con un
noviazgo
celestial
"Recordad, jovencitas la importancia del
noviazgo apropiado. Nuestro padre
celestial desea que salgáis con jóvenes
que sean fieles miembros de la Iglesia,
que sean dignos de llevarles al templo y
casarse a la manera del Señor. Habrá un
nuevo espíritu Sión cuando las jovencitas
digan a sus novios. Si no puedes obtener
una recomendación para el templo, no voy
a atar mi vida a la tuya, ni siquiera por esta
vida".
Pdte. Ezra Taf Benson
"Cuando se elige un compañero para esta vida y
para la eternidad, se debe efectuar la más
cuidadosa preparación, meditación, oración y
ayuno para asegurarse de que, entre todas las que
se tomen, ésta no sea una decisión equivocada.
En un verdadero matrimonio debe existir una
unión de la mente así como del corazón. Las
emociones no deben determinar las decisiones
por completo, sino que la mente y el corazón,
fortalecidos mediante el ayuno, la oración y una
consideración seria, nos proporcionarán la mejor
oportunidad para la felicidad marital"
Pdte Spencer W. Kimball
¿Tienes un
testimonio
de el o ella?
"Cuando encontréis al muchacho o a la joven indicados,
según sea el caso, deberéis tener un testimonio de esto.
Vosotros debéis tener un testimonio acerca de la
persona con quien os casaréis como tenéis un
testimonio de que el evangelio es verdadero, y si estáis
en condiciones podréis obtener esa clase de testimonio.
Saber que el evangelio es verdadero porque lo habéis
estudiado y orado y asistido a la Iglesia, y sabéis que la
persona con que os caséis es la indicada estudiando,
orando y asistiendo juntos la Iglesia. Pasad algún tiempo
juntos; orad acerca de esto juntos (y solos), pero poneos
en condiciones de recibir esa respuesta del Señor.
Necesitáis conoceros el uno al otro bajo distintas
circunstancias.
Elder Hartman Rector, hijo
¿Debo
posponer mi
matrimonio?
"Le he aconsejado a muchos grupos de
jóvenes que no deben posponer sus
matrimonios hasta que hayan finalizado sus
estudios, también les he pedido que cuando
se casen no deben esperar a terminar la
escuela y satisfacer sus deseos económicos
para tener hijos. El matrimonio
fundamentalmente es para desarrollar la
familia y cuando la gente ha encontrado al
compañero adecuado, no debe haber una
larga espera".
Pdte. Spencer W. Kimball
¿Y despues
del
matrimonio?
La verdadera clave de la felicidad en la vida
es esforzarnos por hacer felices a los demás.
Compadezco al hombre egoísta que nunca
ha experimentado el regocijo que sienten los
que reciben el agradecimiento y las
expresiones de gratitud de las personas a las
que han dado una mano de ayuda en la
lucha de la vida.
El verdadero secreto de la felicidad en la vida
y la forma de prepararnos para la vida
venidera es prestar servicio al prójimo.
Creo firmemente que el camino que conduce
a la paz y a la felicidad en la vida es prestar
servicio. Creo que el servicio es la verdadera
clave de la felicidad, por motivo de que
cuando llevamos a cabo labores como la
obra misional, durante el resto de nuestra
vida miramos hacia esa época y recordamos
lo que realizamos en el campo misional.
Cuando efectuamos actos bondadosos,
sentimos satisfacción y placer en el alma, en
tanto que los entretenimientos y las
diversiones pasan y desaparecen.
Es una ley dada por Dios que, en proporción con el
servicio que prestemos, en proporción con lo que
hagamos en esta Iglesia y fuera de ella — con lo que
estemos dispuestos a sacrificar por la Iglesia y por las
personas a las que debemos nuestra lealtad fuera de la
Iglesia — creceremos en la gracia de Dios y en el amor
de Dios, y progresaremos al realizar los objetivos por
los que se nos ha puesto aquí, sobre la tierra.
Ruego que el Señor esté con todos ustedes, nuestros
hermanos y nuestras hermanas, dondequiera que
vivan. Ruego que la paz del Señor esté en sus
corazones y que Su Espíritu los inspire para alcanzar
nuevos logros en el servicio fraternal y amable.
Presidentes Heber J. Grant
Descargar

Document