¿Cómo acceder a la autogestión exitosa de tus
ahorros?
Nicolás Litvinoff, autor del libro “Es tu Dinero!”.
www.nicolaslitvinoff.net
Persona con Ingresos $
No ahorra-vive al
día o deudas.
Quebranto
Cambio de
hábitos
Sigue a la
manada,
gana cuando
todo sube y
lo devuelve
en las crisis
Ahorra excedente
por sobre sus gastos
Delega en un
tercero
Hace un
research
responsable
y elige los
mejores
asesores
Inversor
Autodirigido
No se
capacita y
actúa
según
emociones
(orgullo,
codicia,
miedo,
etc…)
Se hace
responsa
ble de
sus
finanzas
personal
es, se
capacita
y
2
triunfa.




El sistema financiero armado dentro del régimen capitalista se
encuentra estructurado de manera tal de que exista un conflicto de
intereses entre el cliente (el inversor, ustedes mismos) y el ejecutivo
de cuenta.
Los instrumentos de inversión que se analizan cuando se sale del
rango de las inversiones conservadoras como ladrillos o plazos fijos,
se encuentran correlacionados en mayor o menor medida con el
mercado de capitales.
La bolsa tiene movimientos bruscos de subas y bajas, muchas veces
impredecibles en cuanto a su magnitud y prolongación en el tiempo.
Las empresas que eligen este nicho de mercado para realizar sus
actividades no quieren saber nada de estar “atadas a resultados”,
esto es, que sus ganancias o pérdidas dependan de los movimientos
del mercado y tratan de que sus ganancias fluctúen lo menos posible
bajando poco en épocas de crisis y aumentando en rachas alcistas

Imaginemos que la bolsa es un pájaro que
se mueve dentro de un cuarto oscuro. Hay
mucho dinero para aquél que entre en el
cuarto y, sin ver nada, dispare y acierte.
Tiene solo un par de disparos.


Los inversores amateurs piensan: “esto es muy
fácil, entro, espero que los ojos se me
acostumbren un poco a la oscuridad, y espero
en silencio y muy atento que el pájaro hago un
ruido para saber donde está”.
El tema está en que el pájaro es muy engañoso:
usa los ecos para hacer un ruido en un lado
cuando en realidad está en otro, y la mayoría
termina desperdiciando sus tiros disparando en
cualquier dirección.
Acá entran en el juego los asesores
financieros, que los podemos separar en
dos grupos:

1) Los dueños del cuarto: Estos son la mayoría
de los asesores financieros. Le cobran la
entrada al inversor cuando entra al cuarto y
también cuando sale. Aunque no les importa
mucho que este acierte o no y no tienen la más
mínima idea de donde se encuentra el pájaro,
cuando son requeridos acerca del tema tienen
preparados algunos argumentos
“intelectualmente válidos” al respecto. El
verdadero interés de este tipo de asesor cae de
maduro: que el inversor entre y salga del cuarto
la mayor cantidad de veces posible.

2) Los que acompañan al inversor dentro del cuarto:
Son la minoría, pero a mi juicio, los que valen la pena.
Por supuesto, no saben a ciencia cierta donde está el
pájaro, pero luego de años y años entrando y saliendo
del cuarto oscuro, saben que mas o menos se mueve
por aquel lado, que hace ruidos a la derecha cuando en
realidad está a la izquierda, que en determinados meses
es más probable encontrarlo en una zona que en
otra…y aciertan más de lo que se equivocan. Estos
asesores entran con el inversor al cuarto y lo ayudan a
disparar. Cuando este acierta, se quedan con un
porcentaje de las ganancias por derribar al ave.
Consejos finales para comenzar la
autogestión financiera con el pie
derecho
Déle la importancia que se
merece al tema de los costos
transaccionales



Un error muy común en los inversores que hacen sus primeras
armas es creer que los costos financieros “son igual en todos
lados”, y por ende no vale la pena molestarse en buscar precios.
A veces incluso les llega información de brokers que cobran más
barato pero los descartan por pensar que “lo barato sale caro”,
pensando (erróneamente) que mientras más les cobren más
seguros están.
Luego de estar operando un tiempo, irremediablemente el
inversor inteligente se da cuenta de la importancia de los costos
transaccionales (costo de comisión por operación, fee de
mantenimiento de cuenta, porcentaje sobre cupones cobrados) y
logra bajar dramáticamente los mismos, muchas veces
manteniendo incluso la calidad del servicio.
Es mejor no perder tiempo y darle a este tema la importancia que
se merece antes de comenzar a operar.
Búsquese un Coach para los
primeros pasos.



Muchos de los inversores que llegan invertir su dinero en el
mercado de acciones lo hace luego de haber recorrido
exitosamente su carrera profesional, y tras haber
acumulado un excedente de capital. Este éxito anterior los
lleva a pensar que pueden replicar fácilmente lo hecho en
su trabajo en el mercado de acciones.
La realidad marca que el mercado de capitales es un
universo totalmente distinto al resto, y que un inversor debe
ser prudente y buscar gente que tenga experiencia y que
haya “sobrevivido varias batallas” para que lo asesore en
sus primeros pasos.
Creer que ya se entendió como viene la mano solo porque
las primeras operaciones salieron bien es la causa mas
común por lo cuál los inversores inexpertos incurren en
pérdidas astronómicas y son “limpiados” rápidamente por el
mercado.
Sea lo más curioso posible


“La curiosidad mató al gato” es un dicho popular
que francamente no aplica en lo referente a la
bolsa. Durante toda la carrera inversora pero
principalmente en los comienzos, un inversor debe
ser extremadamente curioso de los movimientos,
acontecimientos, y circunstancias que suceden a
su alrededor.
Así es como preguntando se aprende, es muy útil
participar de chats, foros de discusión y cursos de
capacitación en donde consiga evacuar sus dudas
y cuente con un grupo de contención para
compartir sus experiencias.
Desconfíe, desconfíe, desconfíe.



“En la bolsa, solo los paranoicos sobreviven” dice un
refrán de alta aceptación en el ámbito bursátil. En un
mercado repleto de gente experimentada, inteligente,
conocedora del paño y sumamente rápida, es hasta sano
para un inversor novato desconfiar de las
recomendaciones de los analistas, de los ejecutivos de
cuenta, de los periodistas financieros y hasta de las
agencias calificadoras de riesgos: nadie es inocente aquí
y todos tienen sus propios intereses, que muchas veces
son linealmente opuestos a los del inversor minoritario.
La confianza es un bien muy preciado que se gana con
el tiempo: aprenda a confiar solamente en aquellos que
muestran una línea de coherencia en el tiempo, no se
deje llevar por ostentaciones de riqueza, títulos
profesionales o cargos.
Pero si confíe plenamente en su propia capacidad de
aprendizaje y dedicación para poder vivir de esto como
lo hace muchísima gente en la actualidad.

Gracias por haber venido!!!

Consultas a:
[email protected]
Visitá mi blog: www.nicolaslitvinoff.net
Descargar

Diapositiva 1 - Nicolás Litvinoff