El flamenco es un estilo español de música y
danza que se originó en Andalucía en el siglo
XVIII, que tiene como base la música y la danza
andaluza
Una tapa en España es esencialmente un aperitivo
que se sirve en algunos bares o restaurantes
acompañando a la bebida (alcohólica o no),[1] A
este consumo itinerante (local, consumición y nuevo
local) se le llama tapeo, o ir de tapas. En muchas
regiones de España es bastante habitual salir a
cenar o a comer los fines de semana a base de
tapeo, forma de comer referida habitualmente
como picar o picoteo.
Se trata de un plato humilde con enorme tradición e historia en la
Comunidad Valenciana.[2] [3] La popularidad de este plato ha hecho
que, en la actualidad, se haya expandido con gran cantidad de
variantes adaptadas en los ingredientes a las diversas regiones de la
cocina española.[4] [5] La paella es básicamente un arroz servido en
Valencia que ha devenido en emblema culinario español.[6] Pero la
riqueza de la Huerta de Valencia ha permitido que su gastronomía sea
mucho más variada y, además de la paella, haya más platos que
reconocerle.
Su nombre
proviene del
antiguo xota,
este del
mozárabe
*šáwta, salto,
y este deriva
del latín
saltāre, bailar.
La jota castellana se suele acompañar con guitarras, bandurrias, laúdes,
dulzaina y tamboril. Todo mientras la pareja de bailarines danza
manteniendo las manos encima de la cabeza, ocasionalmente
acompañandos de castañuelas. La jota castellana, se baila con los
característicos pasos saltados, un poco picada, y es más sobria y menos
movida y airosa que la de Aragón. La música va frecuentemente
acompañada por canciones que reciben el nombre de coplas. Éstas a
veces tratan del amor, de las bodas (en las que se daban consejos y
alabanzas a los novios), de la vida o de su religiosidad, pero casi siempre se
caracterizan por su picaresca y gran sentido del humor.
Descargar

Slide 1