Dirección de Salud Mental
Políticas en Salud Mental
“Tácticas y Estrategias”
XII Congreso Metropolitano de Psicología
APBA 2010 – Buenos Aires, 1, 2 y 3 de Julio.
Dirección de Salud Mental
Tres consideraciones iniciales:
…Si la política es la instauración de un orden de prioridades en función de
objetivos que se orientan a conformar un perfil de país, de provincia, o de
sistema institucional;
…Si partimos de aceptar que (seamos conscientes o no, lo hagamos manifiesto
o no) es en esos términos que todos participamos de la política y tenemos una
posición tomada de la que hablan, sino nosotros, nuestros actos;
…Si, apres coup, intentamos formalizar esos actos a fin de poder entender y
decir cuál ha sido nuestra política, más allá de los discursos enunciados;
Dirección de Salud Mental
Entonces:
Veremos que hemos arribado a ella a través de tácticas y estrategias y
que el inter - juego de las mismas produce un plus al objetivo primero
de la política que les dio lugar.
Dirección de Salud Mental
Ahora, vayamos por partes, de lo singular a lo plural:
Definamos (tomando algo prestado de Karl Von Clausewitz) a la táctica como
la forma en que se desarrollan los encuentros aislados, y a la estrategia como
el modo en que esos encuentros aislados se articulan a los fines de lograr el
objetivo último propuesto.
Dirección de Salud Mental
Lo singular:
Al hablar de Políticas en Salud Mental, podemos referirnos a las políticas
públicas e institucionales donde el Para Todos está en el origen y en el
horizonte, y también (¿por qué no?) a los tratamientos individuales que (uno
por uno), se llevan a cabo en esas instituciones y comportan también su propia
política. Política que, no por propia, se independiza del modelo institucional en
el que se enmarca. Es decir, existe una íntima imbricación entre la práctica de
los profesionales de la Salud Mental y las instituciones en las que ejercen su
función, y los resultados dependerán del entrecruzamiento y articulación de
ambas políticas.
En ambos casos, cada encuentro aislado tendrá valor propio, pero adquirirá un
valor mayor al articularse con los otros según la estrategia. Y en función de la
orientación propuesta por la política.
Dirección de Salud Mental
En la dirección de una cura para poner en juego tácticas y estrategias,
privilegiando un término por vez para dejar caer otros, orientados por el síntoma,
es necesario un encuentro entre quien habla de su padecimiento y quien
escucha, y lo que se produce como efecto de ese encuentro y de las operaciones
que posibilita, nos sorprende y excede nuestro cálculo aún cuando hacia allí nos
dirigíamos.
Hay un avant coup comandado por el saber-hacer de quien recibe al paciente y
un encuentro fundado en la confianza (condición sine qua non para avanzar), y
un apres coup, consecuencia de lo que en ese marco acontece, que será leído
posteriormente, por sus efectos.
Dirección de Salud Mental
Lo plural:
En lo que hace a las políticas públicas (¿por qué no detenernos a pensarlas?),
una por una (más allá de los grandes lineamientos bajo los cuales se ordenan)
toman la forma de quienes la ejercen y de los encuentros que propician, y de
los efectos que esos encuentros producen muchas veces más allá del cálculo
primero.
Dirección de Salud Mental
Ergo:
Hay una Política en Salud Mental para la Provincia de Buenos Aires que la actual
Dirección propone y que se orienta a:
• Lograr el real y necesario posicionamiento de la Salud Mental dentro del ámbito de la
Salud. Es decir, hacia un esfuerzo por dar a la Salud Mental el lugar que le
corresponde si consideramos los datos proporcionados por los Organismos
Internacionales (OMS, OPS, etc.) en cuanto al incremento de las patologías mentales
en el mundo.
• Realizar el relevamiento de los recursos físicos y humanos disponibles
• Llevar adelante un Plan de Salud Mental para la Provincia de Buenos Aires
• Poner en marcha diferentes Programas en función de dicho Plan.
Dirección de Salud Mental
¿Qué es lo que esta política privilegia según el texto de su Plan?
• Las condiciones de producción de un sujeto, por sobre cualquier definición en
términos deficitarios.
• Las internaciones breves en hospitales generales por sobre el aislamiento y la
cronicidad.
• La continuidad de los tratamientos por sobre las reinternaciones.
• La continuidad de la inserción social por sobre la reinserción.
• El tratamiento ambulatorio por sobre el asilar.
• La integración de la Salud Mental en la atención primaria de salud (APS) por
sobre la secundaria y terciaria.
Dirección de Salud Mental
• La atención de la particularidad del caso por sobre la aplicación de métodos de
tratamiento normalizadores.
• El trabajo en equipo por sobre la intervención simultánea o sucesiva, pero
descoordinada, de los profesionales y no profesionales encargados de la
atención del paciente.
• El fortalecimiento de lo público frente al siempre creciente avance de las
privatizaciones de los saberes y las acciones; de lo público como espacio posible
de formación, trabajo y producción.
Dirección de Salud Mental
A modo de conclusión y realizando una lectura intertextual de estas
acciones, podemos ver que las mismas se dirigieron/facilitaron
fundamentalmente hacia/el:
Dirección de Salud Mental
1. El fortalecimiento de las redes humanas e institucionales existentes,
lugar donde se entrecruzan táctica y estrategia.
2. La interconexión de profesionales e instituciones (no sólo de Salud
Mental sino también con el Poder Judicial, el Servicio Penitenciario,
etc.), facilitando el trabajo, ampliando y optimizando la capacidad de
respuesta y mejorando las condiciones de atención.
3. La revalorización y promoción del trabajo en equipo como célula
básica del concepto de red.
Dirección de Salud Mental
4. Favorecer la capacitación profesional entendiendo que de ello
depende la posibilidad de responder adecuadamente a las
demandas de la población.
5. Transformar las quejas y reclamos que naturalmente sobrevienen
de las distintas áreas de un sistema público (insuficiente y
disfuncional) en propuestas de construcción de caminos
alternativos.
Dirección de Salud Mental
Estos cinco últimos puntos han constituido la táctica de una estrategia que
resulta de la combinación de cada acción con las otras, configurando una
política que, en dirección contraria a la tendencia a la inercia y el
estancamiento (como formas de degradación de lo público), propicia la
responsabilidad por sobre el asistencialismo y la confianza en las posibilidades
de acción de agentes y usuarios por sobre funcionamientos y modos de
trabajar esclerosados.
Un modo de pensar la política como nunca acabada, en constante movimiento,
en tensión con otros discursos, dispuesta a reinventarse en función de las
exigencias de una realidad dispar y cambiante.
Dirección de Salud Mental
En eso estamos …
Descargar

Diapositiva 1