El Descubrimiento Inesperado
Jordy, Toyo, Angel, y Anthony
Había una vez en una tierra lejana, una academia de
artes marciales, en la cual animales de todas partes
competían para algun dia ser gran maestros de los
artes marciales.
Era el primer día
de clases y todos
los animalitos
estaban tan
entusiasmados
de ver tantos
animales
compitiendo.
Había un Gatito,
que era muy
mono y
amable, y a la
misma vez era
muy tímido.
Su meta era
tener muchos
amigos.
Había un Zorro, que era fresco y engañoso
que tenia un mal genio. Su meta era llegar
a ser el más fuerte.
Había una Comadreja, que era cómica y
simpática. Su meta era adquirir mas
inteligencia sobre el mundo exterior e ir a
lugares diferentes y aprender cosas nuevas.
Había un Mapache, que era valiente y demasiado
fuerte. Su meta era tener una aventura grande
en la cual el surjiría como el héroe.
Los animales fueron a
la escuela y
encontraron a su
maestro nuevo, el
Panda, que era muy
grande y viejo, y a
menudo se caía a
causa de su enorme
panza.
El Panda: “Bien clase, este día
nosotros escogeremos los grupos en
los que van a estar empezando desde
ahora hasta el fin del año.
Y así fue que el zorro, el gato,
la comadreja, y el mapache
se agruparon como un grupo.
Luchar el crocodrilo
Ellos fueron dados la tarea de luchar el
Cocodrilo que vivía en la parte más profunda
del pantano, ya que todos los animales de la
academia decían que era un ser maligno y
que era temido por su forma de pelear con
los artes marciales.
Los animales se fueron a sus casas para reunir
lo que necesitarían para el viaje, como agua,
alimento y sus armas,para defenderse de los
obstáculos que iban a enfrentar durante el viaje.
La siguiente
mañana los
animales se
levantaron
preparados
para empezar
su aventura
hacía el
pantano.
El Gato estaba
felíz porque él
pensó que era la
mejor oportunidad
para hacer nuevos
amigos junto con
sus compañeros
de su equipo.
El Mapache estaba felíz porque él fue escojido
come el lider del equipo y tambien porque iba a
pasar una aventura como ninguna otra.
La Comadreja estaba felíz porque sería
capaz de aprender cosas nuevas y ver
diferentes paisajes.
El Zorro estaba felíz porque él iba a poder
entrenar durante la busqueda del
cocodrilo,ya que el pantano estaba cerca
de una montaña a la cual él siempre ha
querido ir, porque todos los gran maestros
de los artes han entrenado en esa
montaña.
Ellos exploraron hasta llegar a la montaña
de los santos en la cual todos entrenaron
por casi un mes, y después ellos se
dirijieron al pantano. “Tengo tanto miedo!”
dijo el Gato con temor.
El Cocodrilo maligno salió y empezó a
gritarles a los animales.
Ellos pronto empezaron a luchar. Los
animales: “Te vamos a vencer”.
Después de un buen rato el Cocodrilo
huyó hacia su casa. Los animales ganaron
la pelea. Los animales: “Jeje ganamos”.
Ellos lo siguieron y se pararon
asombrados de lo que ellos vieron cuando
llegaron al escondite del Cocodrilo.
Él tenia carteles de la película del Titánic,
y chocolates junto con una colección de
instrumentos clásicos.
Los animales, “Lo sentimos. Te juzgamos
mal”.
El Cocodrilo, “No es nada”.
Así que los
animales se dieron
cuenta de que el
cocodrilo no era
todo lo que decían
de él. Él resulto ser
simpático y buena
gente.
Él Cocodrilo, “Yo
solamente peleé
contra ustedes
porque ustedes me
atacaron primero.
Lo siento”.
El Cocodrilo los admiró por ser tan fuertes y
valientes,y decidió ser amigo de ellos. El
Cocodrilo les pidió que lo llevaran a la academia
porque ser maestro de artes era su sueño.
Los animales decidieron llevar al cocodrilo
a la academia. Después de un año el
cocodrilo fue el profesor mas querido de
toda la academia.
Al fin todos lograron sus metas. El Gatohizo
amigos, la Comadreja aprendió y logro explorar
otras tierras, el Zorro obtuvo la pelea de su vida
y el Mapache logró ser lider como el siempre
quizo.
La moraleja:
“Las apariencias
engañan”.
Descargar

El Descubrimiento Inesperado